Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

El acuerdo nuclear con Irán desató reacciones encontradas en el mundo

4 de abril de 2015 04:15
32 0
El acuerdo nuclear con Irán desató reacciones encontradas en el mundo

Netanyahu denunció que el pacto alcanzado el jueves amenaza la supervivencia de Israel. Arabia Saudita celebró con cautela.

Celebración en Teherán, loas en Washington, indignación en Israel y contención en Riad: el primer acuerdo marco entre Irán y la comunidad internacional para poner fin a 12 años de contencioso nuclear desató aprobación y críticas en la misma medida. El acuerdo tentativo, alcanzado el jueves tras ocho días de negociaciones en Lausana, Suiza, allana el camino para disipar los temores de Occidente de que Irán pueda construir una bomba atómica. El presidente iraní, Hassan Rohani, aseguró ayer en un discurso en la televisión estatal que el acuerdo abre un nuevo capítulo en la cooperación internacional. "Ahora comienza la era del respeto y la cooperación con el mundo". Su objetivo fue desde el principio tanto garantizar el derecho de Irán a su programa nuclear civil como a impulsar la economía logrando el fin de las sanciones contra el país. En Teherán, la gente salió a celebrar espontáneamente en las calles.

El acuerdo marco logrado en Suiza entre el grupo 5 1 (integrado por Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania) con Irán contempla restricciones significativas al programa nuclear civil de Teherán durante una década, a cambio del levantamiento de las sanciones económicas que durante los últimos años lastraron a la república islámica. Sin embargo, no es definitivo: en los próximos meses se trabajará sobre este acuerdo marco, para lograr uno definitivo antes de que finalice junio.

Enérgico rechazo. Las críticas más fuertes llegaron, como se esperaba, de Israel, que sigue viendo amenazada su existencia por Irán. El gabinete de seguridad israelí manifestó ayer oficialmente su rechazo al considerar que el acuerdo "constituye un gran peligro para la región y para el mundo y pone en peligro la supervivencia del Estado de Israel", dijo el premier, Benjamin Netanyahu. Entre otras cosas, Netanyahu criticó que las sanciones internacionales vayan a levantarse rápidamente: "El acuerdo reforzará considerablemente la economía iraní. Por lo tanto, dará a Irán los medios para impulsar su agresión y su terror en Medio Oriente". Desde su punto de vista, sólo hay una alternativa: "Mantenerse firme, aumentar la presión sobre Irán hasta que se alcance un buen acuerdo".

El premier agregó que "Israel no aceptará un acuerdo que permita que un país que quiere aniquilarnos desarrolle armas nucleares. Además, Israel pide que cualquier acuerdo definitivo con Irán incluya un reconocimiento claro y sin ambigüedades de parte de Teherán del derecho de Israel a existir", declaró.

Loas de Obama. El presidente estadounidense, Barack Obama, alabó sin embargo el acuerdo como un paso histórico. Obama describió el acuerdo como un "entendimiento histórico" y lo comparó con los pactos para el control de armas nucleares alcanzados por sus predecesores, incluidos republicanos, con la Unión Soviética que "hicieron a nuestro mundo más seguro" durante la llamada Guerra Fría. Sin embargo, advirtió que "el éxito no está garantizado". Rusia y China firmaron el acuerdo junto a Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y Alemania, e incluso los enemigos árabes sunitas de Irán celebraron con cautela el trato, por lo que el único país que se opuso fue Israel.

Otra de las reacciones más esperadas era la de Arabia Saudita, principal competidor de Irán por la influencia regional. Sin embargo, Riad reaccionó de forma contenida. En una conversación telefónica mantenida ayer con Obama, el rey Salman manifestó su esperanza en que se alcance "un acuerdo final vinculante", tras el provisional logrado el jueves, "que lleve a una mayor seguridad y estabilidad en la región y en el mundo". Obama, por su parte, aseguró al monarca que Estados Unidos seguirá "cumpliendo sus obligaciones respecto a la seguridad de Arabia Saudita".

El canciller turco, Mevlüt Cavusoglu, saludó el acuerdo y manifestó su esperanza en que Irán dé pasos adicionales para alcanzar un consenso definitivo hasta junio. Sin embargo, el jefe de la diplomacia alemana, Frank-Walter Steinmeier, advirtió de un optimismo apresurado: "Es demasiado pronto para celebrar. Lo que acordamos son puntos clave pero debe seguir un acuerdo completo en junio", añadió.

Oposición republicana. La pelota está también en el Congreso estadounidense, dominado por los republicanos y que podría torpedear el acuerdo. Los legisladores deliberarán sobre endurecer las sanciones contra Irán o si vincular el eventual acuerdo a una necesaria aprobación del Congreso. Obama intentará con todos sus medios convencer a los legisladores de que no den esos pasos: tampoco está claro si los votos de demócratas y republicanos bastarían para evitar que el mandatario vete esas medidas, como ya anunció.

Centrífugas. Irán acordó que operará sólo alrededor de 5.000 de las 6.100 máquinas centrifugadoras instaladas, que es menos de la mitad de su capacidad actual. Según el último reporte de la Organización Internacional de Energía Atómica (Oiea) del 19 de febrero, Irán tenía unas 19.000 centrífugas instaladas, de las cuales operaba 10.200. Aunque su número ha estado en el centro de atención, el enriquecimiento de uranio también es un tema sobre qué tipo de centrífugas son usadas para girar a una velocidad supersónica para purificar uranio.

Reservas y enriquecimiento. Desde un acuerdo de 2013 con las seis potencias, Irán dejó de enriquecer uranio por encima de una pureza del 5 por ciento. Ningún material de un grado superior a eso suele ser usado en plantas de energía nuclear. Los países occidentales ven el paso desde el 20 al 90 por ciento de pureza EM_DASHel nivel necesario para una bombaEM_DASH como relativamente pequeño. La reserva de uranio poco enriquecido de Irán será recortada a 300 kilos de un 3,67 por ciento de purificación desde lo que EEUU dijo que eran 10.000 kilos. Según la Oiea, Irán tenía alrededor de 8.000 kilos en febrero.

Plazo. Bajo el acuerdo, el tiempo que Irán necesitaría para adquirir suficiente material fisible para un arma se extendería hasta al menos un año, por una duración de al menos 10 años. La ficha técnica estadounidense indicó que se cree que ahora es de dos a tres meses. Expertos dicen que una bomba necesita al menos 25 kilos de uranio enriquecido al 90 por ciento, o 250 kilos de uranio enriquecido al 20 por ciento.

Oiea. Todo esto deberá ser monitorizado y verificado por la Oiea, con sede en Viena, específicamente por su departamento de salvaguardas. El grado al que Irán mejore la cooperación con la agencia de la ONU será vital para medir el éxito de un acuerdo. La agencia ahora tiene entre cuatro y ocho personas en Irán al mismo tiempo. Los funcionarios inspeccionan instalaciones declaradas, monitorizan imágenes de videos de vigilancia y pueden sellar recipientes de uranio. Bajo el acuerdo, Irán permitirá la agencia un acceso más indiscreto a sus sitios, tanto a los declarados como los no declarados, e informarle sobre sus planes de construcción de instalaciones nucleares.

Fordow y Arak. El rediseño del sitio de enriquecimiento de Fordow, enterrado en una montaña, y el reactor de agua pesada de Arak, un tipo de planta que podría producir plutonio fisible utilizable en una bomba nuclear, tendrá que ser detallado en cualquier acuerdo final.

Fuente: lacapital.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0