Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Un aeroplano rompió el récord mundial de altura en El Calafate

3 de septiembre de 2017 20:04
31 0

El Perlan II, un aeronave sin motor, alcanzó los 16,27 kilómetros de altura, 53.400 pies. Los detalles del proyecto que enamoró a Steve Fossett y que busca llegar aún más alto

Un sueño, una utopía, una realidad. Los cielos de El Calafate, Santa Cruz, fueron escenario de una de esas jornadas que quedan en los libros de historia, no solo de la aeronáutica, sino de la humanidad al llevar aquella "locura" de los hermanos Wright más alto que nadie. El Perlan II alcanzó los 16,27 kilómetros de altura, 53,400 pies, consiguiendo así el récord mundial de altura de vuelo sin motor que poseía el Perlan I, desde hace ya 11 años.

El Perlan II es un proyecto que nació de la mano de Einar Enevoldson, un piloto de investigación civil para el Centro de Investigación de Vuelo de la NASA entre 1968 y 1986, quien recopiló a lo largo de los años evidencia científica sobre la existencia de un fenómeno meteorológico desconocido hasta entonces: las ondas de montaña estratosféricas.

Estas ondas, que serían similares a las que se producen en el mar para generar olas, recrean las condiciones excepcionales y necesarias para que un aeroplano pueda alcanzar alturas, hasta hace unos años impensadas e imposibles. El Calafate, en la Patagonia, es uno de los pocos lugares del planeta donde se combinan vientos de montaña y vórtices polares, que crean así las corrientes estratosféricas de montaña más altas del mundo.

En 1999, el aventurero, navegante y aviador Steve Fossett, el primer hombre en volar en solitario alrededor del mundo sin escalas en un globo, decidió financiar el proyecto Perlan Mission I y participar como piloto. El récord, hasta hoy, se había producido el 30 de agosto de 2006, cuando Enevoldson junto al millonario Fossett, a bordo de un planeador DG-505m reacondicionado, alcanzaron los 50.722 pies (15,5 km), 1.662 pies.

Luego de la muerte de Fosset en un accidente, el proyecto parecía quedar en el olvido, hasta que en julio de 2014, el gigante aeronáutico Airbus decidió patrocinar el proyecto Airbus Perlan Mission II y continuar así con el proyecto anterior, que además de buscar quedarse con el récord mundial también posee diferentes objetivos científicos.

El Perlan II, entre otras cosas, comenzó sus vuelos presurizados, algo inédito para un aeroplano, validando el sistema que permite a los pilotos sobrevivir en unas condiciones atmosféricas similares a las de Marte; busca ayudar a cerrar brechas de información relacionadas con el cambio climático; aprender más sobre aeronaves volando en climas extremos a grandes altitudes, efectos de la radiación en pilotos y también sobre las posibilidades de los aviones en la estratósfera, entre otros.

Fuente: infobae.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0