Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Aporte del Estado para incentivar la actividad

8 de agosto de 2014 04:09
12 0

La Presidenta presentó el plan Proemplear para preservar puestos de trabajo y promover la inserción laboral de jóvenes y adultos, un proyecto de renovación de colectivos y modificaciones en el Cedin para apuntalar el mercado inmobiliario.

Cristina Fernández de Kirchner anunció ayer en la Casa Rosada el plan Proemplear para preservar puestos de trabajo registrados y promover la inserción laboral de jóvenes y adultos, un proyecto de renovación de colectivos de corta distancia y modificaciones en el Cedin para apuntalar el mercado inmobiliario. La Presidenta aseguró que el objetivo de las medidas es tratar de reactivar la economía en un contexto internacional adverso que se evidencia en la caída de las exportaciones, aunque también les apuntó a los empresarios nacionales por la caída en la inversión. “El gasto total creció 48 por ciento. Esto es lo que nos critican siempre los liberales, pero, querido, si no la ponen los empresarios, ¿quién querés que la ponga si no es el Estado? ¿Cómo sostenemos esto?”, aseguró.

Al comienzo del acto, la mandataria se contactó por videoconferencia con San Antonio de Areco, donde se presentaron los primeros egresados de un centro universitario y se inauguró un distribuidor de tránsito. Luego tomó contacto con la asociación de metalúrgicos Adimra, que presentó un centro para el desarrollo de soluciones tecnológicas, y con la localidad de San Vicente, donde Buquebus invirtió 300 millones de pesos en una planta modular de licuación de gas. La intención de esos contactos fue mostrar algunas de las inversiones que continúan realizándose en un contexto de recesión económica, aunque el plato fuerte para intentar superar esta coyuntura adversa llegó cuando comenzó la cadena nacional.

En ese momento, la Presidenta anunció el plan Proemplear, que agrupa una serie de medidas, algunas que se relanzan y otras nuevas. Para preservar los puestos de trabajo de empresas en crisis, el Estado ofrecerá 2000 pesos mensuales por trabajador durante un año, reeditando los Repro. Además, se fomentará la inserción laboral de jóvenes en situación de vulnerabilidad. Esta iniciativa se combina con el plan Progresar, ya que una porción de los jóvenes que viene cobrando 600 pesos para completar sus estudios podrá elevar esa cifra a 2000 durante seis meses si se incorporan a una fábrica para formarse en el ámbito laboral. Luego, si la empresa decide efectivizarlos, el Estado continúa haciendo un aporte de 2700 pesos por un plazo que se puede extender de seis a doce meses (ver aparte). “Esto no es para las grandes empresas. No significa contratar a jóvenes para negrear”, afirmó Cristina, quien aseguró que también habrá incentivos para favorecer la inserción laboral de adultos. En su conjunto, el plan Proemplear prevé un desembolso estatal de 3034 millones de pesos.

Otra de las iniciativas anunciadas fue un plan de renovación de colectivos de corta distancia en el Area Metropolitana Buenos Aires (AMBA) y en las provincias para reactivar la fabricación de colectivos y modernizar la flota que en el AMBA tiene una antigüedad promedio de 5,6 años, pero en el interior se eleva a 7,6, llegando en algunos municipios a cerca de 20 años. La intención es que la producción de unidades se acerque al record de 2011, cuando llegó a 3462 unidades, para lo cual se ofrecerá financiamiento a tasas subsidiadas.

El otro anuncio que realizó Cristina Fernández de Kirchner fue la modificación del régimen de los Cedin, título creado el año pasado para incentivar la exteriorización voluntaria de dólares e impulsar con esos recursos la construcción y el mercado inmobiliario. Uno de los inconvenientes que tuvo el plan fue la poca predisposición de los bancos para alentar el uso de ese instrumento, ya que no reciben ninguna comisión. Por eso a partir de ahora las entidades podrán cobrar hasta el 1,5 por ciento del Cedin por cada operación (ver aparte).

Cristina Fernández de Kirchner aseguró que esta serie de medidas busca reactivar la economía en un escenario difícil por motivos externos e internos. En lo que se refiere al contexto internacional, la mandataria aseguró que la caída de las exportaciones se explica por el menor crecimiento que vienen registrando Brasil, Estados Unidos, Chile y China.

“Las exportaciones no las manejamos nosotros, y en las cosas que tendríamos demanda no tenemos excedente. A los peronistas siempre nos criticaron esto: no matar de hambre a la gente para que sobren cosas para venderlas afuera. No es nuestro modelo ni lo va a ser nunca”, enfatizó, lo que provocó el aplauso de los presentes.

La mandataria aseguró, además, que la inversión creció apenas 1,9 por ciento. Por lo tanto, remarcó que el nivel de consumo es el principal sostén de la economía y reiteró la necesidad de preservarlo. “El que crea que va a salvar su trabajo comprando dólares o guardando la plata lo más probable es que termine perdiendo el trabajo porque lo que nos salvó en 2009 fue el consumo interno”, aseguró al hacer referencia a la última crisis que atravesó la economía. Con respecto a la variable del consumo, Cristina señaló además que desde diciembre a julio las compras en supermercados y centros de compra (shopping) crecieron en términos reales y que el salario real se incrementó 3 por ciento: “Todos saben, empresarios y trabajadores, que los convenios salariales que se cerraron en Argentina en términos de paridad con poder adquisitivo no existen en otra parte del mundo”, añadió.

Al finalizar, la Presidenta se refirió al hallazgo del nieto apropiado de la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, y reflexionó que “el mensaje más importante que dejan Guido (el nieto recuperado) y Estela es que vale la pena luchar”. “Todos los argentinos sintieron el cimbronazo de 36 años de lucha. Vale la pena luchar, y el amor vence al odio”, concluyó la mandataria.

Fuente: pagina12.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0