Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Arancedo: la relación con el Gobierno “es madura y positiva”

18 de octubre de 2016 00:44
19 0
Arancedo: la relación con el Gobierno “es madura y positiva”

El titular del episcopado, que ayer visitó al Papa, celebró que el vínculo sea de “cercanía y cooperación”.

Tras la reunión que mantuvieron el Papa Francisco y el presidente Mauricio Macri, que fue evaluada positivamente tanto por el gobierno como por observadores independientes, la Iglesia en la Argentina salió ayer a certificar el mejoramiento del vínculo. “Es una relación responsable, seria, madura y positiva que espero sea útil para la patria”, dijo el presidente del Episcopado, monseñor José María Arancedo.

Arancedo formuló declaraciones en Roma tras reunirse por la mañana, junto al resto de la cúpula eclesiástica católica argentina con el pontífice. Del encuentro, que se realizó en el Palacio Apostólico y duró 40 minutos, también participaron los vicepresidentes primero y segundo del Episcopado, cardenal Mario Poli y monseñor Mario Cargnello, y el secretario general, monseñor Carlos Malfa.

El sábado, en vísperas de la canonización de El Cura Brochero, el Papa había recibido a Macri, en un encuentro privado de unos 40 minutos, que llegó casi a la hora con los saludos de la familia del mandatario. El encuentro estuvo precedido de una gran expectativa, luego de que en la anterior cita, en febrero, el gesto adusto con el que posó para la foto Francisco disparó especulaciones sobre una relación fría y distante.

Desde entonces, ambas partes se esforzaron por mejorar el vínculo y sobre todo el gobierno esperaba que en una segunda reunión, con motivo del viaje del presidente para asistir a la proclamación del primer santo que nació, vivió y murió en la Argentina, se cristalizara el mejor clima. Tras la reunión, Macri destacó lo positiva que fue. “Espero que se terminen las especulaciones”, completó el domingo.

En el inicio del gobierno de Macri el Vaticano percibió que había un sector del macrismo que quería verlo al Papa lejos de los avatares del país. El asesor presidencial Jaime Durán Barba llegó a decir que Francisco “no junta acá ni diez votos”. En el Gobierno, a su vez, cayeron mal las críticas a su gestión de personas cercanas al pontífice como el legislador porteño Gustavo Vera. “Más que meter ruido (en la relación), aturdieron”, dijo también el domingo Macri.

Arancedo fue ayer más explícito sobre el vínculo actual. “Creo que la relación está donde debe estar”, dijo. Y precisó en ese sentido: “Con autonomía (de las partes), cercanía y cooperación, sin mezclar tampoco una cosa con otra porque hay que saber distinguir para unir”. La fórmula de autonomía y cooperación esta estampada en el concordato de 1966 que rige las relaciones entre la Argentina y el Vaticano.

También se refirió a su encuentro, junto a los demás obispos, con el Papa. “Fue una reunión muy productiva, lo vi (al pontífice) muy bien y entusiasmado”, dijo. Detalló que trataron temas eclesiásticos como las actividades en el país por el Año de la Misericordia. Y respeto a un viaje del Papa al país, señaló que Francisco les manifestó que “siempre espera ir”.

Luego, el cardenal Poli ofició una misa de acción de gracias por la canonización del Cura Brochero en la basílica de San Pedro, a la que asistieron el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti; el secretario de Culto, Santiago de Estrada; el subsecretario, Alfredo Abriani; el embajador ante la Santa sede, Rogelio Pfirter, y numerosos fieles argentinos, muchos cordobeses, de donde era Brochero.

Fuente: clarin.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0