Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Argentina conquista América

5 de febrero de 2015 20:03
8 0
Argentina conquista América

El fútbol argentino se disfraza de Cristobal Colón, emprende sus propias Cruzadas y evangeliza a las federaciones que, confundidas, no encuentran el camino hacia la iluminación y la verdad futbolera: ganar.

Y para eso, Chile; Ecuador; Colombia y Paraguay aceptan la palabra divina y los preceptos que llevan los entrenadores argentinos para que sus selecciones se encaminen hacia la luz que en el fútbol moderno da el triunfo.

Chile adoptó como propio al profeta Jorge Sampaoli, primero en la Universidad de Chile y luego en la selección para retomar el sendero que primero indicó Marcelo Bielsa, pero que luego desvió Claudio Borghi.

A través de la estridencia y personalidad del calvo profeta, los desorientados jugadores chilenos se reencontraron con su mejor juego y con resultados que los llevaron a hacer un buen Mundial y tener contra las cuerdas nada menos que a Brasil en su propia Copa del Mundo.

Colombia pareció volver a sus años de oscurantismo lejos de la máxima cita futbolera cuando Leonel Álvarez se hizo cargo del equipo nacional y fue reemplazado por José Néstor Pekerman, quien ya había mostrado, a cargo de la celeste y blanca, que sus prédicas de trabajo, seriedad y conducta llevaban hacia la luz.

La federación colombiana se rindió ante él y tras un inolvidable Brasil 2014, donde los “cafeteros” alcanzaron los cuartos de final en lo que fue su mejor campaña en la historia, decidió seguir alabándolo y renovarle el contrato por otros cuatro años.

Lo de Paraguay es volver a lo que sabe que le hace bien. Gerardo Martino, hoy entrenador del seleccionado argentino, llevó a los guaraníes a los cuartos de final de Sudáfrica 2010 y estuvo a un penal mal ejecutado de poner knock out a los que posteriormente fueran campeones, los reyes de España.

El “Tata” algo vio que no lo conformó en las nuevas almas que aparecían para la renovación de un equipo nacional con alto promedio de edad y abandonó a sus peregrinos. La federación paraguaya recurrió a locales y extranjeros de otra bandera, pero no hubo otra cosa que decepciones y frustraciones quedando afuera del último campeonato mundial.

La salida de Ramón Díaz de River fue la señal que necesitaban para ir a buscar otro profeta a la tierra prometida. Entonces Paraguay contrató al “Pelado” como nuevo guía de sus destinos. Sus enseñanzas aún no han dado resultado alguno pues las prédicas han sido todas hacia adentro y no ha habido debut ni competencia.

Ecuador es el último evangelizado. Contrató a Gustavo Quinteros, ex DT del combinado boliviano, con la esperanza y la fe que sus mandamientos le devuelvan el protagonismo que conquistó durante los primeros años de los dos mil.

Perú sondeó a Daniel Passarella y Costa Rica a Ricardo Gareca, en otra muestra de que la palabra del Dios -que es argentino y atiende en Buenos Aires- también es capaz de abrir oficinas en todo el continente y más allá.

Nadie es profeta en su tierra y cada nuevo entrenador que contrata la AFA para que se haga cargo de la celeste y blanca es cuestionado hasta el cansancio, incluso los que han llevado a la Argentina a la gloria máxima.

Algún pagano intentó instalar hace algún tiempo que había que probar con un entrenador extranjero, con un semidios de la jerarquía de Pep Guardiola. La hoguera ardió al máximo por aquellos días en el país futbolero con más dioses, demonios, religiones, credos y libros sagrados que el mundo del fútbol haya conocido en su historia.

Fuente: deportes.telam.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0