Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Asediado, Maduro admitió su crisis y pidió ayuda a la región

28 de enero de 2016 03:02
27 0
Asediado, Maduro admitió su crisis y pidió ayuda a la región

En Quito, el presidente admitió que su país atraviesa “una situación muy difícil” y apeló a la “solidaridad” del continente.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, reconoció ayer que su país atraviesa “una situación muy difícil” y apeló a “la complementariedad y la solidaridad” de América latina para enfrentarla, luego de que el Parlamento le rechazara un decreto de emergencia económica y pusiera en marcha un mecanismo para revisar la designación de jueces.

A esa situación, se sumaron tres informes de ONG internacionales que cuestionaran severamente la situación de los derechos humanos y la corrupción en la nación caribeña. “Venezuela está en una situación muy difícil; vengo a sostener un conjunto de reuniones con países hermanos, presidentes hermanos”, dijo Maduro ayer a la mañana en Quito, antes de que comenzara la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

“Vengo a plantear un conjunto de posibilidades para, desde América latina, atender la emergencia económica de Venezuela, para incrementar el comercio justo, para incrementar la complementariedad y la solidaridad”, agregó.

Maduro enfrenta una prolongada y creciente crisis económica, a la que se sumó un conflicto de poderes desde comienzos de este mes, cuando la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) opositora pasó a controlar la Asamblea Nacional (parlamento unicameral).

De hecho, la Asamblea anuló la semana pasada el decreto de emergencia económica que Maduro había emitido pocos días antes y con el que pretendía disponer de poderes especiales para adoptar diversas medidas, entre ellas un eventual corralito bancario.

“Lo que hizo la Asamblea Nacional el jueves pasado fue inconstitucional, así lo digo y me reservo acciones que voy a tomar en el campo de la Constitución y de la legalidad, y le pido al pueblo todo el apoyo”, dijo Maduro anoche.

El Parlamento sancionó anoche -pese al voto en contra de los diputados oficialistas- una resolución que declara al país en estado de “crisis humanitaria de salud”, a raíz del desabastecimiento de medicamentos, equipos e insumos médicos, y al deterioro de la infraestructura pública. El desabastecimiento fue estimado entre 65 y 80 por ciento, respectivamente por el diputado opositor José Olivares -que es, además, médico oncólogo y radioterapeuta- y el presidente de la Federación Farmacéutica de Venezuela, Freddy Ceballos.

Asimismo, la Asamblea designó a 7 diputados para integrar la comisión especial que revisará la designación de 34 jueces (13 titulares y 21 suplentes) del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en diciembre pasado por parte de la anterior mayoría legislativa chavista, en un proceso cuya legalidad es cuestionada por la oposición.

Por otra parte, la MUD anunció que promoverá una “ley anticadenas”, con el objeto de limitar el uso que el gobierno chavista hace de las transmisiones obligatorias de radio y televisión. Desde su asunción como presidente en abril de 2013 y hasta el viernes pasado, Maduro acumulaba 499 horas y 24 minutos de uso de la cadena nacional de radio y televisión, según la ONG Monitoreo Ciudadano.

Al margen del conflicto con el Parlamento, el gobierno chavista se vio jaqueado en las últimas horas por diversas organizaciones internacionales.

En su informe anual, presentado ayer en San Pablo y Estambul, la ONG Human Rights Watch afirmó que en Venezuela el Poder Judicial “prácticamente dejó de funcionar de forma independiente al gobierno”, que aprovechó esa situación “para detener y procesar criminalmente a prominentes opositores políticos”.

La economía venezolana está afectada por la caída de los ingresos externos a causa del desplome del precio del petróleo, que en dos años pasó de casi 100 a 22 dólares el barril.

“Han sido trágicos los efectos financieros y sociales que ha tenido la caída de los niveles del precio del petróleo y ello nos tiene que llevar a lograr un acuerdo para poner los precios donde deben estar”, expresó Maduro.

Venezuela y otros miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) impulsan una reunión extraordinaria del grupo para reflotar los precios.

Maduro recibió el “primer paquete” de propuestas del Consejo Nacional de Economía productiva, instancia que busca dejar atrás el modelo económico rentista y avanzar hacia uno productivo que permita atender y solucionar las necesidades de los venezolanos.

“Estamos ante una verdadera emergencia económica pero de pie, con un país autónomo, con un sistema social de misiones y grandes misiones para proteger y acompañar a nuestro pueblo”, remarcó el mandatario.

Maduro, junto al gabinete económico, analizó el primer informe elaborado en base a los nueve “motores económicos” que priorizó el gobierno: hidrocarburos; petroquímica, que incluye plásticos y fertilizantes; agroalimentario; minería; telecomunicaciones; construcción; industria; industria militar y turismo.

“Bienvenida la unión por Venezuela de todos los sectores, enfrentando este fin de ciclo del modelo rentista petrolero y todos los efectos que ha generado en los ingresos del país”, comentó.

Precisó que su gobierno trabaja en la construcción de “un sistema económico productivo socialista, integrado, y un sistema de paz basado en la sociedad socialista, en el sueño integrado del Libertador Simón Bolívar, un socialismo a la venezolana, a la nuestra, a la bolivariana y a la chavista”.

Fuente: losandes.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0