Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Barros Schelotto impuso su sello ganador desde la conducción

12 de diciembre de 2013 05:37
38 0
Barros Schelotto impuso su sello ganador desde la conducción

"El sacrificio fue fundamental para este logro. Son los jugadores los que logran los objetivos", fue la escueta explicación de Guillermo Barros Schelotto, el entrenador que estrenó su condición de campeón desde su nuevo rol, como tantas veces lo consiguió como futbolista.

En realidad, la conducción es de los Mellizos Barros Schelotto. Gustavo también tiene su responsabilidad: "Esto corona un trabajo de hace un año y medio. Se concretó con un título. Apostamos a un fútbol con riesgo, los jugadores lo asumieron y llevaron a Lanús al éxito". Los Barros Schelotto ganaron el primer título internacional que dirigieron, con la estela que trajo, sobre todo, Guillermo de Boca. En los campeonatos locales fueron terceros y cuartos y, en el Inicial 2013, están con posibilidades en la última fecha. Fue una contratación arriesgada del ex presidente Nicolás Russo, que tuvo éxito.

El Mellizo, que en su carrera como futbolista ganó más torneos internacionales que locales (11 a 7 entre Boca, la selección argentina y el Columbus Crew de Estados Unidos), se consagró en su primera competición grande como entrenador.

Si bien la figura de Guillermo es gravitante, su hermano Gustavo es fundamental en el trabajo cotidiano. "El trabajo de los Mellizos no se limita a la primera, en absoluto. Gustavo, prácticamente todos los sábados se aparece en los partidos de las inferiores a charlar, a tomar mate. Son dos fenómenos. Y así como antes los mirábamos con algo de desconfianza, ahora no queremos que se vayan nunca más", comentó un dirigente de Lanús a La Nacion.

Claro que Lanús también le sirvió a los Barros Schelotto. Ellos consiguieron en esa institución un lugar tranquilo donde ejecutar su trabajo, además de contar con confianza y tiempo necesario para plasmar sus ideas futbolísticas.

Asimismo, tal como en su época de futbolista, Guillermo, en el debe, tiene que aplacar los ánimos. Justamente por sus reacciones, sufrió la suspensión de cuatro partidos, que lo dejó del otro lado del alambrado en los choques frente a River (cuartos de final) y Libertad (semifinales).

El capitán, Paolo Goltz, comentó: "Es increíble vivir esta alegría. En estos momentos uno piensa cuando comienzan los procesos y los torneos, y llegar a esta coronación es soñado". En tanto, Santiago Silva agregó: "Acá hubo mucho sacrificio. Todos dejamos todo en cada partido y con convicción llegamos a este título, que es merecido".

Ya con el título internacional en el bolsillo, Barros Schelotto también sueña con adueñarse del torneo Inicial, pero esa misión será muy difícil porque debe vencer a Newell's y esperar que San Lorenzo no gane en Liniers para sólo ahí acceder a un desempate. El Mellizo sueña. Y se emociona, como anoche, cuando volvió a escuchar aquel "Guilleeeeeeermo, Guilleeeeermo...".

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0