Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

El BCRA completó el alza de tasas y reiteró que va a cumplir su meta de inflación

19 de abril de 2017 03:58
67 0
El BCRA completó el alza de tasas y reiteró que va a cumplir su meta de inflación

Sturzenegger confió en que este año será del 17%; ayer aceptó pagar 24,25% por la Lebac más corta, pero ni así pudo renovar todo lo que vencía e inyectó $ 60.000 millones

El Banco Central (BCRA) completó ayer el proceso de ajuste al alza en las tasas con el que apunta a retirar pesos de circulación y restarle combustible al encarecimiento en el costo de vida y se mostró confiado en que la receta monetaria (ya aplicada en 2016) le permitirá cumplir con su meta de inflación, que tiene al 17% anual como tope máximo.

La entidad aceptó pagar 24,25% anual para vender entre inversores sus Letras de corto plazo (a 28 días) con lo que convalidó los precios que se pactaban en el mercado secundario y se ubican dos puntos arriba del rendimiento de la anterior licitación primaria, hace un mes.

Lo hizo para tratar de mantener buena parte de los $ 382.748 millones en títulos de deuda que le vencían fuera de circulación, tarea que logró sólo parcialmente ya que recolectó ofertas de compra por $ 342.666 millones y terminó adjudicando nuevos títulos por $ 329.089 millones.

Así, pese a la suba convalidada en la tasa, debió resignarse a inyectar por esta vía más de $ 53.600 millones, sin contar siquiera el extra por los intereses, con lo que volvió al mercado una cifra similar a los casi $ 60.000 millones en que había achicado la base monetaria en marzo.

"Se nota que al convalidar la tasa de mercado intentó limitar la expansión monetaria a la que se arriesgaba por el fuerte vencimiento. Seguramente intentará corregir vía pases en los próximos días porque tiene todas las fichas puestas en alinear las expectativas con sus metas " evaluó Federico Furiase, del Estudio Bein.

Con la suba de tasas y el apretón monetario que ensaya el BCRA intenta reeditar la experiencia que le redituó tasas de inflación promedio del 1,5% en la parte final de 2016.

No casualmente el presidente de la entidad, Federico Sturzenegger , trajo a colocación esa experiencia ayer al presentar un nuevo Informe de Política Monetaria (IPOM) no sólo para reafirmar sus metas inflacionarias de entre 12 y 17% para el año, sino para proclamarse convencido de que cuenta "con buen margen" para lograrlo, aun cuando el mercado y los organismos internacionales más descreen que lo consiga.

"No nos creían el año pasado cuando dijimos que íbamos a reducir la inflación. Pero yo estoy convencido de que lograremos la meta. Será la Sociedad la que nos podrá evaluar, a la que vamos a rendir cuentas", dijo confiado Sturzenegger.

El funcionario adjudicó parte del rebrote inflacionario actual a un error en sus políticas a comienzos de año cuando la entidad bajó tasas y dejó que la base monetaria recupere un ritmo de expansión como los que mostraba cuando la administración de Cristina Kirchner recurría a la "maquinita" para financiar al Tesoro. "Ahora veo que nos confiamos con los índices de inflación de diciembre y enero", concedió.

Y explicó que, aunque tenían previsto un trimestre duro (como había advertido a fines de febrero) por los efectos que sobre los precios iba a desatar la nueva ronda de aumentos tarifarios, lo que lo convenció a actuar fue la estabilización en el 1,7% promedio que mostró en el último trimestre de 2016 y el primero de 2017 la inflación núcleo. "Eso nos mostró que el proceso de desinflación se había frenado", sostuvo. Las metas de inflación están fijadas teniendo en cuenta esta medición núcleo, que excluye la variación de los precios regulados, pero aún así subió 5,1% durante el primer trimestre.

De allí que el BCRA volviera a endurecer su política monetaria marcadamente desde la segunda mitad de marzo, cuando comenzó a colocar Letras activamente entre inversores para retirar circulante y convalidó progresivamente un aumento en las tasas ahora cabalmente reflejado en el 26,25% dispuesto para la tasa de referencia (la del centro del corredor del pases) desde la semana pasada y la del 24,25% aceptada ayer para las nuevas Lebac emitidas a un mes.

Parte del optimismo que exhibió ayer Sturzenegger sobre un próximo descenso en la inflación deviene de la conducta de los distintos índices de precios mayoristas (ver infografía).

En marzo, mientras el índice de precios al consumidor aumentó 2,4% el de precios mayoristas apenas subió 0,9%, ayudado por la estabilidad de costos que enfrentan las empresas al importar insumos ante la baja del tipo de cambio. Esto hace que la variación anual de los precios a este nivel se ubique en el 19,7% (incluso disminuya al 17,7% en el caso del índice de Precios Básicos del Productor -IPP-), vale decir, ya cerca del tope de la meta que se fijó el BCRA.

En la visión de Sturzenegger a partir de mayo se irá verificando un descenso en el ritmo de indexación de los precios que se irá profundizando de allí en mas para posibilitar tener en la segunda mitad del año "tasas de inflación que hace muchos años la Argentina no tiene".

"No nos creían el año pasado cuando dijimos que íbamos a reducir la inflación y vieron lo que pasó en el segundo semestre. Estoy convencido que lograremos la meta de entre el 12% y el 17%"

"Hubo algún relajamiento de nuestra parte por los buenos índices que dejaron diciembre y enero. Cabe una autocrítica"

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0