Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Boca busca superar su 11ª crisis del año

6 de noviembre de 2016 12:25
26 0
Boca busca superar su 11ª crisis del año

Va a La Plata por un resultado ante Gimnasia que le haga olvidar la eliminación de la Copa Argentina y lo acerque a la punta. Comienza a las 20 y televisa Telefé.

La última vez que Boca fue al Bosque se trajo una victoria de esas que se gritan fuerte. Perdía 1-0 y lo dio vuelta con tantos de Marcelo Nicolás Lodeiro (57 minutos) y Andrés Eliseo Chávez (90). Sus goleadores de aquella noche del 29/08/15 ya no están, como tantos otros miembros del equipo que dos meses después se consagraría campeón.

Las alegrías de fines del 2015 no hacían presagiar un año tan conflictivo para Boca, pero así ha sido. Por culpa de sus futbolistas, impericia de sus dirigentes, impaciencia de los hinchas y, por qué negarlo, exageración de los medios, el club ya soportó 11 crisis durante 2016: en promedio, una mensual.

La número uno fue por el pase de Jonathan Calleri, figura del anterior ciclo. Una transacción de rentabilidad inédita (se multiplicó por 11 veces su valor de compra) generó una impensada bronca entre el joven delantero, el reelecto presidente y muchos simpatizantes que atacaron a unos y otros desde las redes sociales, devenidas un anfiteatro de la tragedia xeneize.

La segunda ocurrió luego de que Daniel Angelici fuera grabado a escondidas mientras, habano entre los dedos, hablaba contra Daniel Díaz, hincha de Boca, el más veterano del plantel, capitán en ejercicio y ocho veces campeón. El Tano se enojó con el Cata por un gesto hacia la tribuna de River, luego de que Patricio Loustau lo echara en un amistoso junto con Silva y Peruzzi.

La tercera se produjo horas después de que Rodolfo Arruabarrena dirgiera por primera vez en la Bombonera tras la doble consagración de 2015. Lejos de una ovación, el técnico recibió silbidos por el 0-1 ante Atlético Tucumán. Los diarios titularon a todo el ancho con la cesantía del Vasco, pero 24 horas más tarde fue confirmado en el cargo.

La cuarta ocurrió a posteriori de un 0-1 en Avellaneda contra Racing. Pese a que el equipo había conseguido algunos buenos resultados, incluido un empate en Colombia en el debut copero, Angelici resolvió despedir a Arruabarrena, a cuatro meses de que el DT lo respaldara políticamente y a tres de haberle renovado el contrato.

La quinta fue extrafutbolística. Rafael Di Zeo y otros compañeros de viaje quedaron detenidos en Asunción, antes del cruce de ida por octavos de final con Cerro Porteño. Según la versión de los turistas, se trató de una emboscada de la Policía paraguaya. El hecho renovó las sospechas del vínculo entre la Comisión Directiva y los barras.

La sexta se sucedió a pocos minutos de haber igualado con Nacional en Montevideo, por la ida de cuartos. Daniel Osvaldo prendió un cigarrillo en pleno vestuario para relajarse del esfuerzo de cinco intentos minutos. Guillermo Barros Schelotto pidió su exclusión.

La séptima fue en la semi de la Libertadores. Como surge de la enumeración, una crisis por cada instancia del torneo. Boca perdió con Independiente del Valle. La prensa calificó el episodio con una dureza que no merecieron anteriores eliminaciones de representantes argentinos. El antes cuestionado Díaz y Agustín Orion -cuatro veces campeón- dejaron la institución. Twitter, con la urgencia y la imprecisión que lo caracterizan, anunció el retiro de Carlos Tevez.

La octava se dio después de que el propio Tevez fuese expulsado por Germán Delfino en el triunfo 3-0 ante Belgrano. Se reclamó para el Apache una sanción de hasta 15 fechas y se especuló, por tercera vez en el año, con su alejamiento del fútbol. Ligó cuatro partidos de suspensión.

La novena también tuvo lugar fuera de una cancha. Ricardo Centurión protagonizó un accidente automovilístico y, de acuerdo con informaciones publicadas, el club evaluó rescindirle. Ni multa pagó.

La décima, otra vez lejos del escenario deportivo, se suscitó por una visita de la barra al plantel, con el objetivo declarado de persuadir sobre la necesidad de clasificarse a la próxima Libertadores y el oculto de llevarse unas bebidas isotónicas.

La undécima es la actual: vencido por Central en cuartos de la Copa Argentina, Boca juega hoy con Gimnasia. Busca un éxito como visitante que le permita cortar una racha de diez fechas sin ganar en tal condición. Y que le ayude, al menos por un rato, a salir de su nueva crisis.

Fuente: clarin.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0