Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Las bolillas deciden la suerte de la Argentina

6 de diciembre de 2013 04:43
61 0
Las bolillas deciden la suerte de la Argentina

01:00 Hoy se conocerá la conformación de los grupos y si el azar “jugará” a favor de la Albiceleste. Expectativa mundial.

Las 32 selecciones que disputarán el Mundial de Brasil 2014 conocerán su suerte hoy en Costa do Sauipe (Bahía, noreste) en el esperado sorteo de los grupos, que podría dejar el camino muy escabroso para unos y fácil para otros: el azar decidirá.

El secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, dirigirá el sorteo, que se iniciará a las 13 (hora argentina) y contará con la participación de ocho figuras del fútbol, una de cada uno de los países campeones del mundo, entre ellas el argentino Mario Alberto Kempes, el francés Zinedine Zidane y el italiano Fabio Cannavaro.

En el marco del sorteo, la Argentina estará en el Copón 1 de los cabezas de serie (junto a Brasil, Alemania, España, Suiza, Bélgica, Colombia y Uruguay), mientras que el resto de los 32 elencos estarán divididos entre el bolillero 2 con los cinco africanos y dos sudamericanos, el 3 con tres asiáticos, Australia y cuatro de Concacaf, y el 4 con los nueve europeos.

Sin embargo, el sorteo tendrá la particularidad que se sacará uno de los nueve equipos europeos del copón 4 que pasará automáticamente al bolillero 2 y será seleccionado para integrar el grupo de uno de los cuatro sudamericanos del copón 1: Argentina, Brasil, Colombia y Uruguay. El objetivo de esta decisión es evitar que haya tres países del Viejo Continente en un mismo grupo, porque son cuatro los cabezas de serie europeos (Alemania, España, Suiza y Bélgica) que seguro ya se cruzarán con uno de los ocho que queden del copón 4. Con ese escenario, a uno de los cuatro sudamericanos cabezas de serie le tocará en el grupo dos equipos europeos, por lo tanto, Argentina tiene un 25 por ciento de posibilidades. Y eso se sabrá inmediatamente iniciado el sorteo, porque tras la elección del europeo que pasa al copón 2 se elegirá su rival sudamericano. Por eso, la selección albiceleste apostará su suerte para evitar cruzarse, por ejemplo, en primera ronda con Inglaterra e Italia, u Holanda y Portugal, o Francia y alguno de los cuatro mencionados, que son posibilidades factibles. En cambio, de evitar en el arranque al noveno europeo, Argentina tendrá por rival a un africano del grupo 2 (Costa de Marfil, Camerún, Ghana, Argelia y Nigeria), más uno de Concacaf o Asia del 3, y un europeo del 4, entre los que además de los citados figuran, Grecia y Bosnia. Alejandro Sabella “cruzará los dedos” para que le toque el Grupo F que implicaría jugar en Río de Janeiro, Belo Horizonte y Porto Alegre, tres ciudades cómodas para transportarse y con un clima no tan agobiante. Distinta sería la situación si le tocase el Grupo D que significaría jugar en Fortaleza, Natal y San Pablo.

Si bien cada Selección irá a un grupo y tendrá un número, el sorteo es trascendente no sólo para conocer los rivales de la Argentina, sino también para determinar su recorrido en la primera fase y a quiénes podría enfrentar a partir de octavos de final (siempre y cuando clasifique).

Los cabezas de serie llevarán el número 1 y sabiendo que Brasil, por ser el país anfitrión, tendrá la ubicación 1A, jugará en San Pablo, Fortaleza y Brasilia. Los demás están destinados al azar y las manos de los distintos

excracks del fútbol que tomarán las minipelotas que contengan los nombres de las selecciones. Igualmente, el sistema utilizado por la FIFA, hace que los cabezas de serie, favoritos por mérito deportivo, recién se crucen en cuartos de final, si es que se da la lógica de la competencia y ganan sus zonas. Así, ya se sabe que los que integren los grupos A, B, C y D estarán en la parte alta del cuadro y los que vayan a las zonas E, F, G y H en la zona baja. Por ejemplo, Brasil-Argentina sólo se cruzarán en la final si los locales ganan su grupo y Argentina gana los grupos B, D, F o H; pero si uno de ellos entra segundo en su grupo, ya se abren múltiples posibilidades de un cruce previo.

Tal vez el azar haga que los ocho cabezas de serie se repartan “equitativamente”, con dos europeos en la parte alta del cuadro y dos en la baja, mientras que un sudamericano vaya a la alta y los otros a la baja. Si Argentina está entre los otros dos, lo más conveniente es estar en los grupo H o F, no sólo porque evitará a Brasil hasta la final sino por el recorrido hasta el último partido en el estadio Maracaná.

Fuente: eltribuno.info

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0