Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Cómo se definieron el lugar y el momento del rastrillaje en el río Chubut

20 de octubre de 2017 03:27
40 0
Cómo se definieron el lugar y el momento del rastrillaje en el río Chubut

El juez se reunió tres veces con los mapuches antes del operativo

El rastrillaje en el Pu Lof que permitió el hallazgo de un cuerpo se pergeñó en tres reuniones entre el juez Gustavo Lleral y miembros de la comunidad mapuche de Resistencia en Cushamen.

El juez activó el operativo tras testimonios que lo convencieron de que había que volver a buscar a Santiago Maldonado en el epicentro del conflicto, a pesar de que el juez anterior había hecho tres rastrillajes. Dos fueron los mapuches que declararon en la primera visita del juez al territorio, el 4 del actual. Dijeron que habían estado con Santiago en el operativo de la Gendarmería el 1º de agosto. El otro testigo fue el prefecto principal Leandro Antonio Ruata, que comandó los rastrillajes anteriores y le dijo a Lleral que convenía hacer "al menos un rastrillaje más".

El "testigo E" fue un mapuche que declaró solo ante un abogado de la APDH. Relató un choque entre Gendarmería y Maldonado.

La fiscal Silvina Ávila pidió un rastrillaje con perros especializados en ubicar restos humanos en el agua, desde seis kilómetros antes del Pu Lof, lo que permitiría llegar al territorio mapuche por el río. La fiscal y el juez acordaron una medida conjunta, con participación de los perros y consenso con la comunidad. A partir de allí se iniciaron las negociaciones.

Según dijeron a la nacion altas fuentes judiciales, el miércoles 11 de este mes, cuando Lleral viajaba de Rawson a Esquel, frenó en el Pu Lof para decir que quería hacer el rastrillaje. Le contestaron que no querían hablar en el territorio y que irían al juzgado. El jueves 12 al mediodía fueron dos miembros de la comunidad. Exigieron que los expertos de la Prefectura fueran desarmados, que no estuviera la Policía Federal y pidieron debatir entre ellos.

El viernes fue la tercera reunión, también en el juzgado. El juez les pidió a los mapuches sus números de celular para sostener el diálogo y redactó la medida que ordenó el procedimiento.

Las fuentes negaron que haya habido una llamada de la comunidad al juzgado para advertir que algo podría hallarse en el río, como trascendió ayer. Dijeron que desde el juzgado llamaron a la comunidad para confirmar que estaba todo en orden. Tras el hallazgo del cuerpo, el clima se tensó. Un dirigente mapuche amenazó a funcionarios judiciales, tiró piedras y golpeó a un secretario del juzgado. La paz se quebró otra vez.

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0