Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Córdoba: con la policía acuartelada, se extienden los saqueos y robos a comercios

4 de diciembre de 2013 07:51
61 0
Córdoba: con la policía acuartelada, se extienden los saqueos y robos a comercios

CÓRDOBA. -La crisis provocada por el conflicto policial convirtió la ciudad de Córdoba en un bastión de la delincuencia . Grupos de personas a pie o en motocicletas robaron negocios y al menos 15 supermercados. Incluso, hubo enfrentamientos entre los delincuentes y las fuerzas de seguridad. Ante la situación, declararon asueto administrativo. En tanto, el gobernador José Manuel de la Sota, que estaba de viaje en Panamá, regresó de urgencia a la capital.

Pasadas las 3 continuaban los asaltos a comercios en distintos sectores de la capital. Los pocos policías que patrullan las calles se enfrentan con grupos de delincuentes.

Uno de los focos de violencia es el hipermercado Carrefour ubicado en avenida Colón al 4000. Un grupo de jóvenes intentan entrar a robar y son repelidos con balas de goma por efectivos del grupo de elite Eter.

En barrio Nueva Córdoba, contiguo al centro de la ciudad, se mantienen en las calles grupos de vecinos, especialmente jóvenes, con palos y armas de fuego para evitar que se repitan los asaltos a locales comerciales de la zona. Para ello detienen a cualquier motociclista que pase por el lugar, ante la posibilidad de que se trate de delincuentes. Hubo algunos agredidos y una moto incendiada.

A través de las redes sociales se dan cuenta de otros episodios violentos en diferentes barrios, donde se escuchan disparos de armas de fuego. Además de los robos a comercios, se registran asaltos a casas de Ante esta situación, hay comerciantes que permanecen en sus locales, y portan armas de fuego, para proteger sus propiedades.

En grandes centros comerciales, entre ellos el hipermercado Makro, se registraron intensos enfrentamientos entre grupos especiales de policías y bandas de delincuentes que participaban en los robos.

Los ladrones se apoderaban de mercaderías diversas como electrodomésticos, motos bicicletas, colchones, celulares y todo producto al alcance.

En el Hospital de Urgencias se informó esta madrugada que la guardia médica se encontraba desbordada por la gran cantidad de personas que ingresaron con heridas de armas blanca y de fuego, además de accidentados en la vía pública. Todo ello, producto de los enfrentamientos durante los robos.

Uno de los focos de la serie de robos a mansalva se produjo a lo largo de la avenida Fuerza Aérea (ruta 20), donde fueron asaltados al menos, tres supermercados e innumerable cantidad de comercios de alimentos, ropas deportivas, vinerías, entre otros rubros.

La cámara de expendedores de combustibles anunció que permanecerán cerradas las estaciones de servicio, que también fueron atacadas, hasta que la situación se normalice. Los servicios de transporte público también fueron suspendidos. Los bancos anunciaron que no abrirán sus puertas.

En los episodios de la ruta 20 y en la avenida Santa Ana, actuaron grupos de elite de la policía y comisarios que reprimieron a los delincuentes con balas de goma, pero la cantidad de efectivos era insuficiente para contener a las personas.

Desde la madrugada de ayer, los policías se encuentran acuartelados en demanda de aumentos salariales, por lo que la seguridad en la ciudad quedó descontrolada. Ello llevó a que a los primeros saqueos a supermercados registrados durante la tarde, se multiplicaran los robos durante la noche en diferentes barrios de la ciudad e incluso en la misma zona céntrica.

El acuartelamiento policial se mantiene y el gobierno, a través de la ministra de Seguridad, Alejandra Monteoliva, dijo que no está en condiciones de dar respuesta al reclamo salarial.

También se registran robos en la vía pública y a automovilistas que detienen la marcha en los semáforos.

Ante la tensión producida por la rebelión policial, el gobernador José Manuel de la Sota resolvió interrumpir en Panamá un viaje que realizaba a Colombia y emprendió el regreso a esta capital. Arribó alrededor de la 1, sin hacer ningún tipo de declaraciones.

La protesta policial fue iniciada días atrás por las esposas y familiares de los policías, quienes protestaron en la jefatura de la fuerza y frente a la sede del gobierno.

Unos 3000 autocuartelados -la policía tiene 22000 efectivos-- amenazaron con no retomar los servicios, ante lo cual el jefe de la policía, comisario César Almada, envió un emisario para negociar y convocar a un encuentro para debatir un petitorio de 14 puntos sobre salarios, aumento en los adicionales y mejoras en las condiciones laborales.

Al cabo de las negociaciones de Almada con un grupo de mujeres de policías y el abogado Miguel Ortiz Pellegrini, se informó que no hubo un acuerdo por el tema salarial, pero se lograron avances en que no sancionarán a los efectivos en huelga.

Los voceros aclararon que no están en contra de la cúpula policial y ratificaron la huelga hasta que el gobierno les de una respuesta salarial. Señalaron que un agente cobra alrededor de 5800 pesos de bolsillo que consideran insuficiente para el sostén familiar.

En la Casa de Gobierno se sucedieron reuniones de altos funcionarios, pero no hubo definiciones al aguardo del regreso del gobernador.

Ante la grave situación que se vive en Córdoba por la huelga policial y la ola de asaltos que azotan a toda la ciudad, el jefe de Gabinete, Oscar Gonzalez anunció que se ha dispuesto para hoy un asueto administrativo que comprende al sector público y a las actividades educativas.

Por otra parte, González afirmó que no obtuvo respuesta del gobierno nacional para pedir el desplazamiento de la Gendarmería para que contribuya a brindar seguridad a los habitantes de la ciudad.

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0