Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Cameron y el líder de la oposición, juntos tras el asesinato de una diputada británica

17 de junio de 2016 15:42
11 0

El primer ministro hizo un llamamiento a la tolerancia durante un acto de homenaje a Jo Cox. Mientras, se mantiene suspendida la campaña para el referendo de la próxima semana sobre el “Brexit”.

Unidos en el dolor, en el espanto y frente a una peligrosa intolerancia en el reino, el primer ministro conservador británico, David Cameron, su contrincante laborista Jeremy Corbyn y el presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, honraron juntos en la plaza de Birstall a la diputada laborista asesinada, Jo Cox, y prometieron luchar “unidos contra el odio” que la mató.

Con la campaña por el referendo totalmente suspendida, Corbyn anunció que se ha convocado al Parlamento el lunes para “una sesión de emergencia para debatir la tragedia”, honrar su memoria y decidir las medidas a tomar. El Parlamento se encuentra en receso a causa del referendo por Europa y su convocatoria es una medida que solo se adopta en excepcionales circunstancias en Gran Bretaña.

Solemnes, en una rara imagen de recogimiento y dolor transversal, vestidos de oscuro, los tres líderes honraron a una política como ellos, a una humanitaria sin par. “Donde nosotros vemos odio, donde encontramos divisiones, donde vemos intolerancia, las tenemos que sacar de la política, sacarlas de la vida pública y de nuestras comunidades”, dijo el primer ministro David Cameron. “Y si nosotros queremos honrar a Jo, entonces nosotros debemos reconocer que sus valores, servicio, comunidad, tolerancia,los valores por los que ella vivía y trabajaba, esos son los valores que nosotros necesitamos redoblar en nuestra vida nacional en los meses y años que vienen”, sostuvo.

A su lado, de negro por primera vez, para el líder laborista Jeremy Corbyn el asesinato de Jo es “un ataque a la democracia, un acto de odio. Nosotros necesitamos que nuestra sociedad esté segura. Jo fue brutalmente asesinada 24 horas atrás en esta ciudad, una ciudad que ella amaba, una ciudad a donde creció, sirviendo a una comunidad que ella amaba. Es una tragedia más allá de la tragedia lo que pasó ayer. Es un acto vil”, dijo Corbyn. Cameron le anunció que los conservadores no presentarán candidato en la elección necesaria para reemplazar a Jo Cox en su banca.

Gran Bretaña está paralizada y de luto. Detrás de las velas que se encenderán en todo el país a las siete de la tarde en la vigilia, el reino está aterrado ante esta tragedia. Un acto que muestra hasta donde el lenguaje de odio, anti inmigración ,anti refugiados, anti europeo que se usó en la campaña por el referendo británico, ha generado una sociedad dividida. Una intolerancia y xenofobia, que ha producido un asesinato político por odio a las ideas. Jo Cox quería que los refugiados sirios llegaran a Gran Bretaña.

Desde Alemania, Angela Merkel los alertó un día después del drama. “Las exageraciones y la radicalización de parte del lenguaje no ayuda a crear una atmósfera de respeto”, dijo, cuando le preguntaron sobre el asesinato de Jo Cox. “Por eso es que nosotros valoramos los valores del juego democrático. Y nosotros sabemos cuan importante es marcar límites, en la elección de un discurso, en la elección de un argumento, pero también en la forma de un despectivo argumento”.

En medio de esta tragedia británica, con una fervorosa pro europea como Jo Cox asesinada por sus convicciones y su pasión moral humanitaria, los que defienden las ideas de quedarse en Europa o “Remain” y los que apoyan el “Brexit” o irse, deberán hacerse cargo de la retórica inflamada y falsa que han utilizado para diabolizar las posiciones de cada uno, en esta campaña por el referendo.

Los líderes europeos y del mundo temen una radicalización peligrosa en el referendo británico por el Si o No al “Brexit”. Christine Lagarde, la directora del FMI, dijo ante el asesinato que era “tiempo de reflexión sobre la naturaleza del debate sobre el referendo británico”. No quiso referirse a él “por respeto a Jo Cox”, dijo. “Por lo que está pasando en este momento. Es una reflexión que nosotros podemos tener de cómo un debate democrático debe tener lugar en este momento”.

A ella se sumó Jeroen Dijsselbloem, ministro de Finanzas holandés. “Gran Bretaña es un faro de políticas pacíficas. Yo espero que la gente de Gran Bretaña pueda hacer sus opciones serenamente y en seguridad la semana próxima”, dijo.

Con ellos coincidió Ivette Cooper, diputada laborista y amiga íntima de Jo Cox. “Nosotros no sabemos aún las circunstancias de este caso. Pero ha habido un aumento en la acidez en el debate público. Algunos están dirigidos a los diputados. Pero otros se los dirige la gente entre ellos y no es saludable. La pasión es buena, los desacuerdos esenciales y hay probablemente inevitable furia. Pero ahora hay mas suciedad en el debate público y ninguno de nosotros quiere ver esto ahora”, dijo. “El debate en el referendo ha sido muy destructivo y Jo Cox siempre se plantó en contra de esta actitud”, contó.

Sin distinciones de colores políticos, los legisladores británicos lloran a una amiga. “Mantente eterna Jo. Eras lo mejor de la humanidad”, dijo Hillary Bent, el canciller en las sombras laborista.

El ex primer ministro Gordon Brown y Sara, su mujer, eran dos de sus mejores amigos. “Ella fue a los lugares más peligrosos del mundo. El último lugar donde debía estar en peligro era el lugar donde nació” dijo Gordon en su tributo. “La más triste de las noticias imaginable. RIP Jo”, escribió Alaistair Campbell, el “spin doctor” de Tony Blair. Jees Philip, otro legislador, fue aún mas claro: ”Mi corazón está roto. Ella era increíble, un bravo gigante que enfrentaba a los bullies”.

En el reino hay un clima de shock y un lenguaje a moderar en tan difíciles horas, en medio de una ola terrorista que conmueve a la Unión Europea y tiene a Gran Bretaña bajo “alerta severa”. Los políticos británicos se sienten vulnerables y deberán encontrar un mecanismo para poder recibir a sus electores en seguridad en sus distritos. Hasta ahora, muchos de ellos recibían sin cita, sin filtro, cumpliendo con una larga tradición de la democracia británica. Sin custodia. No va a poder volver a suceder.

En el allanamiento a la casa del atacante Thomas Mair se encontró un manual llamado “Improvised Munition Handbook”, un libro de un grupo neonazi norteamericano, con detalladas instrucciones para construir una pistola casera y explosivos, con materiales que se pueden comprar en un almacén. También había recibido que mostraban que Mair había gastado 620 dólares en literatura del grupo neonazi, que abogaba por la erradicación de los judíos y la creación de un territorio solo de blancos. Entre loos recibos había uno por la compra de Ich Kampfe, que el nazismo entregaba a sus fieles en 1942.

Fuente: clarin.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0