Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

El candidato de la derecha pide perdón y sigue en carrera en Francia

6 de febrero de 2017 22:44
22 0

François Fillón dijo que competirá en abril pese al caso de corrupción que lo afecta por dar un empleo ficticio a su esposa en el Parlamento.

A pesar del escándalo de empleos ficticios del “Penélope Gate” y de tomarse dos semanas para reaccionar de este intento de “asesinato político”, el conservador francés François Fillon pidió disculpas a los franceses por contratar a su familia pero decidió anunciar que sigue en la carrera presidencial para las elecciones francesas de abril.

En una dramática conferencia de prensa en su sede de campaña en Paris, con periodistas nacionales e internacionales apiñados y acompañado por dirigentes de Los Republicanos, Fillon presentó sus excusas a los franceses por haber contratado a su mujer y a sus hijos como colaboradores pero consideró que los contratos “son legales y transparentes”. Aunque no reembolsará el dinero público que recibieron sus familiares porque trabajaron “genuinamente”.

Voz grave, vestido de azul, controlado, Fillon anunció que “el primer coraje de un hombre político es reconocer sus errores”. En ese reconocimiento su primera admisión fue que los tiempos han cambiado. “Yo comprendo la evolución de la opinión sobre estas cuestiones”, reconoció. “Lo que era aceptable ayer no lo es más hoy.Yo privilegié una colaboradora de confianza, eso que produce hoy el desafío.Yo lo lamento profundamente y presento mis excusas a los franceses”, pero no “al tribunal mediático”.

Con su partido pidiendo en voz baja que se bajara para no dañar aún más las posibilidades de los conservadores en los comicios de abril próximo tras haber ganado mayoritariamente la primaria, este ex primer ministro de Sarthe se manejó con sus propios tiempos. Un retraso que fue carbonizando su imagen, ante la falta de explicaciones concretas sobre un contrato de casi 900.000 euros a su esposa abogada y galesa como asistente parlamentaria y a sus hijos. Penélope, madre de sus cuatro hijos, nacionalizada francesa, discreta y que nadie vio en la Asamblea Nacional, escribía las fichas de su marido para preparar sus proyectos políticos, según explicó.

“Yo soy honesto. Esta acusación me cayó como un golpe en el estómago. Sí, la semana pasada yo estaba desestabilizado por este ataque. Yo me tomé mi tiempo para reaccionar. No tengo nada que ocultar”, admitió el ex premier en su conferencia de prensa. En Francia es legal contratar a sus familiares a un empleo real si se es parlamentario. La investigación ahora es sobre el uso genuino de fondos públicos.

De renunciar, ni hablar. El está dispuesto a ser “el candidato de ruptura” frente al Frente Nacional y a Emmanuel Macron, a quien llamó “el heredero” de François Hollande. “Ninguna instancia de legimidad puede cuestionar el candidato designado por la primaria. Desde esta noche, con energía, es una nueva campaña que comienza”, dijo, al describirse como “el único candidato que puede poner en marcha la reorganización del país”.

Molesto pero al mismo tiempo conmovido, explicó las actividades por las que Penélope, su esposa, recibió un salario neto de 3.677 euros, “un salario justificado para una diplomada en derecho y literatura”. “Durante estos años, mi esposa ha tomado a cargo misiones simples pero indispensables”, dijo. Luego volvió a la entrevista con The Sunday Telegraph, emitida por la televisión francesa, donde Penélope le dice a una periodista británica que ella nunca sería Cherie Blair y que no ha trabajado jamás como asistente parlamentaria de su marido. Fillon dijo que la entrevista había sido hecha en un contexto británico y que la periodista le había escrito a su mujer para disculparse por el daño recibido al haber sacado a su entrevista “fuera de contexto”. Los salarios de Penélope, sus remuneraciones, sus posesiones compartidas con Fillon y sus cuentas de banco serán publicadas en la página web del candidato presidencial. En su mea culpa, mencionó el trabajo de sus hijos, cuando era senador entre septiembre del 2005 y junio del 2007.”Todo fue legal” insistió.”Las sumas declaradas y sometidas a los impuestos” aseguró. Su hija fue contratada por seis meses para colaborar en su libro y su hijo durante seis meses. Cada uno recibió 3000 euros.

Su consultora “F Conseil, puesta en marcha cuando abandonó su cargo de premier, fue otro de los temas que discutió con la prensa. “Yo ejercí entre el 2012 a 2016 esta actividad en toda legalidad. Dí conferencias gratuitas en Rusia”, reconoció y luego fue un “senior adviser” para el gabinete de René Ricol.

El periodismo fue el gran acusado. “La prensa debe relatar los hechos. Pero linchar, asesinar políticamente, como lo han hecho durante 10 días, a un candidato de la elección presidencial, pienso que significa un problema. Un problema democrático”, dijo Fillon.

Dos tercios de los franceses quieren que Fillon se baje de su candidatura. Sus pares Republicanos también, ante el temor de perder no solo las presidenciales sino las elecciones legislativas. Existe el riesgo de una implosión entre Los Republicanos ahora. Una encuesta del diario conservador Le Figaro, inmediatamente después de su conferencia de prensa con 72.910 consultados, muestra muy dividido al electorado: el 50,44% no fue convencido por Fillon y el 49,51% sí. En un tabloide más popular como Le Parisien, el 77,5% no fue convencido por las argumentación de Fillon contra el 22,5%.

La fiscalía financiera, que investiga a Fillon, dijo que sus procedimientos se efectúan “con la celeridad y la serenidad apropiadas”. Fillon había deplorado en la conferencia de prensa las fugas de la investigación, aparecidas en el diario Le Monde. El diario publicó que los investigadores tratan de probar si Fillon le dio la condecoración de Gran Cruz de la Legión de Honor al dueño de una revista literaria, a cambio de un empleo bien pagado a Penélope, su esposa. Son al menos 1.800.000 euros los que están siendo investigados por la justicia en el caso Fillon.

Fuente: clarin.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0