Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Cansado de las frustraciones, Marcelo Tinelli se aleja del fútbol

18 de abril de 2017 01:01
19 0

Las jugadas internas de la AFA y el poder que buscaba y que nunca logró terminaron siendo claves en su alejamiento

No resultará tan fácil explicarlo. Hay párrafos en el texto de su renuncia que insinúan un estado de decepción. Marcelo Tinelli, uno de los hombres más poderosos del país, nunca logró entender las cuestiones políticas del fútbol y terminó esta etapa siendo víctima de su propio impulso.

Es absolutamente cierto que alguna de sus actitudes causaron disgustos en el Gobierno. Invitar a Daniel Scioli para que cerrara su campaña electoral en el "Bailando" no fue un hecho menor. Sobre todo por que el compromiso era que los tres candidatos irían al debut del programa y también allí cerrarían sus campañas . Macri y Massa, vivieron esto con asombro y decepción.

Para Tinelli la AFA fue un objetivo supremo. Desde la muerte de Julio Grondona, impulsado por Alejandro Burzaco y Rodolfo D'Onofrio, el sillón presidencial del fútbol era solo una cuestión de tiempo. Debía lograr que la Justicia le diera lugar a un amparo presentado en su nombre por tres de los mas prestigiosos juristas del país: Rodolfo Barra (ex ministro del la Corte Suprema), Jorge Vanossi y Ricardo Gil Lavedra (ex ministros de Justicia de la Nación).

Para Tinelli nada resultaba imposible. Logró el amparo y también que los miembros del Comité Ejecutivo, presionados por la Justicia, por sus adeptos y por parte de la prensa, le permitieran ser candidato a presidente de la AFA sin los cuatro años de antigüedad obligatorios. Fue una decisión política que modificaba el Reglamento General y vulneraba la doctrina.

No pudo ganar en las urnas en aquella recordada y vergonzosa elección que arrojó el 38-38. Insistió unos meses antes de la frustrada Asamblea del 30 de Junio de 2016. Y cuando advirtió que el Gobierno pediría a la FIFA la intervención de la AFA, desistió.

La AFA fue la mayor frustración en la vida pública de Marcelo Tinelli. Creyó mas en sus iniciativas, poder y energía, que en una realidad objetiva. Desoyó lo institucional y le dio la espalda a las recomendaciones políticas. Y hasta toleró, en procura de objetivos más ambiciosos, que en el tema de los derechos audiovisuales, en el que pocos saben como él, opinara e interviniera cada vez más gente hasta nivelar su distinguida experiencia sobre televisión con el de cualquiera de los demás miembros.

Fuente: infobae.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0