Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

El chavismo y la oposición logran un pacto base para pacificar Venezuela

13 de noviembre de 2016 04:37
12 0
El chavismo y la oposición logran un pacto base para pacificar Venezuela

CARACAS.- El chavismo y la oposición firmaron ayer la declaración conjunta "Vivir en paz", tras dos jornadas de intensas negociaciones que contaron con los buenos oficios del enviado papal, monseñor Claudio María Celli. Ni éxito ni milagro, como se había aventurado el viernes, pero sí un acuerdo de mínimos, que para Venezuela no es poca cosa.

Pese a los avances conseguidos, la lectura pública de los acuerdos desató un huracán de críticas procedente de los sectores opositores escépticos o contrarios al diálogo con el gobierno, cuyo alcance se desconoce.

Una hoja de ruta marcada por un puñado de buenas palabras, que son el punto de partida de cualquier institucionalidad política, menos en Venezuela, y que también sirven para avanzar a duras penas hasta la tercera reunión plenaria, programada para el 6 de diciembre.

La diplomacia de los eufemismos no recogió en su documento final los "acuerdos construidos", que sí fueron leídos posteriormente por el alcalde Carlos Ocariz, uno de los representantes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), cuando tanto los mediadores como los representantes del gobierno habían abandonado la sala. Como si no quisieran escuchar en directo la traducción de lo que ellos mismos habían firmado.

Los cinco avances conseguidos por los delegados opositores no colman, ni mucho menos, la principal prioridad de la MUD (la reactivación del revocatorio contra Nicolás Maduro o la convocatoria adelantada de elecciones nacionales), ni las esperanzas de sus seguidores. Pero sirven para mantenerse en la mesa de diálogo y abren la posibilidad a nuevos avances.

La dirigencia opositora se enfrenta ahora al reto de calmar y convencer a dirigentes y partidarios que reaccionaron con furia una vez leída la hoja de ruta. "Es un fraude porque no habla de la salida de Maduro", clamó Lester Toledo, dirigente de Voluntad Popular en la clandestinidad.

El avance de más calado es la "liberación de personas detenidas", como señaló Ocariz evitando el término de presos políticos. Una parte de los 109 prisioneros del chavismo serán liberados "en las próximas horas", según prometió ayer el gobierno a mediadores y opositores. Eso sí, sin especificar ni quiénes ni cuántos, ni siquiera la fecha de excarcelación, cuando sólo faltan unas horas para que Leopoldo López, el prisionero más emblemático del chavismo, cumpla 1000 días entre las rejas de la cárcel militar de Ramo Verde.

La oposición también añadió que se van a realizar elecciones parlamentarias en el estado de Amazonas, suspendidas desde hace 11 meses por el Tribunal Supremo para que la MUD no pudiera alcanzar la mayoría absoluta calificada de dos tercios en el Parlamento. Los tres diputados opositores suspendidos entonces fueron la excusa utilizada por el oficialismo para sentenciar el desacato de la Asamblea Nacional.

Según la oposición, en esta doble jornada también han conseguido "el respeto a la autonomía, constitucionalidad y atribuciones de la Asamblea", golpeada desde su toma de posesión con 37 sentencias en su contra del Tribunal Supremo. El Parlamento sería el encargado de sustituir a dos de los cinco rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE) y tener así "un poder electoral neutral", sostuvo Ocariz, militante de Primero Justicia, el partido del gobernador de Miranda, Henrique Capriles.

En la actualidad, el CNE revolucionario está conformado por cuatro rectoras chavistas y uno opositor. Dos de las oficialistas serán cambiadas en las próximas semanas por otro opositor y una personalidad independiente del mundo docente, según quedó acordado.

La quinta conquista, también sin fecha, sería la apertura de un canal humanitario para medicinas y alimentos llegados desde el exterior. "Decidieron priorizar la adopción de medidas orientadas al abastecimiento de medicamentos y alimentos sobre la base de contribuir a promover su producción e importación", dice el documento firmado por ambas partes, preñado de la habitual retórica revolucionaria. El lenguaje utilizado hizo mella entre los seguidores de la oposición, que reaccionaron estupefactos ante unos conceptos que forman parte de la artillería mediática chavista. "El gobierno con sonrisitas y su neolengua intenta tapar que va a cambiar la correlación de fuerzas en el CNE y que habrá supervisión humanitaria", subrayó la psicóloga social Colette Capriles.

El capítulo económico se ha convertido, tal y como quería el gobierno, en un hueso de muy difícil digestión para la oposición. "Acordaron trabajar de manera conjunta para combatir toda forma de sabotaje, boicot o agresión a la economía venezolana", destaca el primer punto, con lo que la MUD "asume que la guerra económica es cierta y está dispuesta a cerrar filas con el régimen para superarlo", criticó el analista José Rafael López Padrino.

En el acuerdo se establece que se concretarán políticas entre sectores públicos y privados para buscar mecanismos de importación y distribución de mercancías e insumos. Venezuela sufre una devastadora crisis, casi una tormenta perfecta que ha llevado a su economía a convertirse en una de las peores del planeta: la mayor inflación del mundo (entre 450% y 750% según distintas previsiones) y la caída de entre 10% y 11% del PBI que se teme para este año. Y con la pobreza extrema aumentando día a día, según las últimas investigaciones de universidades locales.

Las felicitaciones de Maduro aumentaron aún más, si cabe, los decibeles de los críticos internos de la oposición. "Va triunfando la paz, felicitaciones a la Mesa del Diálogo por la Paz y la Soberanía, que logró buenos acuerdos para consolidar la patria", describió el jefe del Estado.

Monseñor Celli partió a la carrera hacia el Vaticano, donde seguro que se encuentra más feliz que en Caracas. Pero antes hizo público un mensaje del papa Francisco "para mantener y perseverar en el camino del diálogo, que es el único posible para resolver las legítimas diferencias entre los venezolanos".

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0