Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Contrabandeaban motos y las vendían como si fuesen viejas

8 de diciembre de 2016 05:07
24 0

La banda traía modelos Harley-Davidson; se valían de un decreto de 2010 para inscribirlas como rodados de más de 25 años

Las Harley-Davidson llegaban desde los Estados Unidos ocultas en contenedores que trasladaban muebles usados e indumentaria. Ese contrabando era el principio del plan criminal. Luego, la banda, integrada por personas de gran poder adquisitivo, aprovechó la letra de un decreto presidencial de 2010 y, con testigos y documentación falsos, inscribía las motos en registros automotores bonaerenses para, después, venderlas entre 30.000 y 50.000 dólares cada una.

En las últimas horas, y después de más de 50 allanamientos en Puerto Madero, Las Cañitas, San Isidro, Córdoba, Misiones y countries del norte y el sur del conurbano, detectives de la Policía Federal secuestraron 25 de esas míticas y poderosas motos norteamericanas, además de una Suzuki.

En los procedimientos, ordenados por la jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado, fueron apresados 30 sospechosos. Calificadas fuentes judiciales dijeron a LA NACION que entre ellos, además de los máximos jefes de la banda, hay dos peritos verificadores de la policía bonaerense, gestores, despachantes de aduana y contadores.

Diez de los aprehendidos fueron indagados y continuarán detenidos. El resto ya recuperó la libertad. Arroyo Salgado ordenó el secuestro de otras 29 Harley-Davidson de eventual ingreso irregular.

"A veces pareciera que el delito sólo ronda en los barrios más humildes, pero acá hablamos de «niños bien». Con el tiempo vamos a tener nombres de famosos involucrados con esta organización que utilizaba el aparato del Estado para realizar maniobras fraudulentas", afirmó ayer la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

Sostuvo que para la banda fue clave el decreto 73/10, firmado por la ex presidente Cristina Kirchner, que permitía un procedimiento especial para el registro de motos: "Resultó ser un modus operandi que facilitó la maniobra criminal, cuyo objetivo era el ingreso de motos de contrabando al mercado".

Aquel decreto permitía registrar y patentar por primera vez motos fabricadas antes de 1989 con simples declaraciones juradas. Con documentación y testigos falsos la banda hacía pasar las motos importadas "por izquierda" como modelos fabricados antes de 1989. Una vez con los papeles "al día", las vendían. Por ejemplo, la Suzuki GSXR 1000 secuestrada figuraba como fabricada en 1985, pero en realidad era de 2006.

"Hablamos de una organización que consiguió el andamiaje del Estado para mentirles a los argentinos", dijo el secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco, en la conferencia de prensa. Agregó: "Aquel que cometa delitos graves y estafe al pueblo pagará las consecuencias".

Ante una pregunta de un periodista de Crónica TV, la ministra dijo, irónicamente: "Yo que el ex vicepresidente de la Nación, Amado Boudou me presentaría para demostrar que su Harley-Davidson tiene todos los papeles en regla".

No obstante, fuentes de la causa explicaron que hasta el momento no surge entre los investigados ningún "personaje famoso".

El expediente comenzó en 2013 después de una denuncia hecha por funcionarios del registro automotor de San Fernando. Los investigadores explicaron que hubo gente que compró las motos de buena fe, sin saber que habían ingresado de contrabando. "Uno de los domicilios allanados era de un empresario que tenía 50 autos de todo tipo a su nombre. La mayoría de los vehículos tenía los papeles en regla, pero se comprobó que la Harley que tenía ingresó al país de forma ilegal", dijo uno de los investigadores de Sustracción de Automotores de la Policía Federal.

La pesquisa tuvo un avance importante cuando los detectives descubrieron que ciertos modelos de Harley-Davidson eran vendidos a menor precio que el de su valor en el mercado. Cuando el decreto 73/10 fue dado de baja, la banda siguió con su tarea criminal. Pero cambió las motos por mercadería de electrónica de punta. En los allanamientos, la policía secuestró modernos aparatos de TV, teléfonos celulares de alta gama y consolas de juegos de última generación.

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0