Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Copa Argentina, River campeón: Lucas Alario, el de los goles fundamentales

16 de diciembre de 2016 10:38
26 0
Copa Argentina, River campeón: Lucas Alario, el de los goles fundamentales

El delantero renovó en la final de la Copa Argentina su costumbre de anotar en los partidos decisivos.

Lucas Alario fue otra vez decisivo, el delantero gravitante, atento dentro del área para aprovechar oportunidades, frío y certero para ejecutarlas. Tuvo una actuación inolvidable, de esas que marcan para siempre la carrera de un futbolista.

Como en la semifinal de la Libertadores 2015, en Asunción, para marcar el tranquilizador 1-1 ante el Guaraní paraguayo y asegurar el acceso a la instancia decisiva.

Como en la final de esa misma Copa, en Núñez, para clavar el cabezazo que puso a River en ventaja sobre el Tigres mexicano.

Como en el Mundial de Clubes de ese mismo año, en la fría Osaka, para convertirle al Sanfrecce Hiroshima y llevar al Millonario a la soñada final con Barcelona.

Anoche, como todas esas veces y algunas más, el punta santafesino fue la esperanza goleadora del equipo de Marcelo Gallardo aun en los peores momentos, cuando parecía que Central se adueñaba de la situación, del trofeo, de todo...

Asumió la misión de patear los dos penales, ante un arquero con antecedentes de atajador como Sebastián Sosa. En el primero resolvió al medio y en el segundo la cruzó, en ambos casos con tiros bajos. Las dos veces el uruguayo optó por ir a su poste izquierdo.

El atacante volvió a anotar con el parcial 2-3, con Central dominante y apenas 20 minutos para revertir el panorama. Tocó cruzado después de que Iván Alonso alcanzara a desviar un balón que provino de un lateral. Y Lucas tuvo otra intervención clave en el cuarto gol, bajándole la pelota a Alonso -el héroe inesperado- para el 4-3.

Más tarde, ya con los rosarinos desesperados y en inferioridad numérica, Alario metió un cabezazo que se estrelló en el travesaño. Hubiera sido su cuarta conquista. No hizo falta, pero uno imagina que lo podría haber convertido si hubiese sido necesario...

Alario había ayudado bastante para que River llegara al partido decisivo de esta Copa Argentina. Metió un gol en el 3-0 inicial a Sportivo Rivadavia (Venado Tuerto), uno en el 1-0 ante Arsenal, otro en el 3-0 contra Unión y uno más en el 2-0 a Gimnasia, en la antesala de esta jornada memorable en la capital cordobesa.

Comparadas las actuaciones de anoche, qué negocio redondo hizo River con la salida del colombiano Teófilo Gutiérrez y la llegada de Lucas desde Colón ¡Y cuánto dinero puede ingresarle por una eventual transferencia al exterior!

Quizás hoy no sea el momento de pensar en eso, sino de disfrutar. River salió campeón, volverá a jugar la Libertadores y Alario es uno de los mayores responsables de esa gran alegría.

Fuente: clarin.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0