Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Crean un comando unificado en Santa Fe y refuerzan la búsqueda de los prófugos

11 de enero de 2016 04:01
34 0
Crean un comando unificado en Santa Fe y refuerzan la búsqueda de los prófugos

Coordinará las operaciones de las fuerzas federales y provinciales para evitar nuevos errores tácticos y de información; Lanatta y Schillaci habrían sido vistos en Helvecia, al norte de la capital; los buscan en esa zona y en afluentes del Paraná

HELVECIA.- Ante las "desprolijidades" que quedaron a flor de piel tras la detención de Martín Lanatta y la nueva huida de su hermano Cristian y de Víctor Schillaci, el Gobierno decidió crear un "comando unificado", que se montará en Helvecia.

Con la puesta en marcha de esa nueva estructura de conducción entre las fuerzas federales y provinciales se apuesta a aceitar la coordinación y a que las decisiones queden bajo la lupa del Ministerio de Seguridad.

Ayer se intensificaron los operativos en esa localidad y dejaron traslucir un déficit de planificación para atrapar a los convictos un día después de que cayera el jefe de la banda, Martín Lanatta, en el paraje Campo del Medio.

Fuentes del gobierno de Santa Fe contaron a LA NACION que tras una reunión en el aeropuerto de Sauce Viejo, entre los ministros de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, y de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, se acordó que se constituyera un mando unificado de las fuerzas de seguridad que intervienen en el operativo: Gendarmería, Policía Federal, Policía de Seguridad Aeroportuaria y Policía de Santa Fe.

Bullrich estuvo hasta el mediodía en la capital provincial y luego de reunirse con Pullaro viajó a Buenos Aires para reunirse con el presidente Mauricio Macri. La titular de la cartera de Seguridad les avisó a los funcionarios santafecinos que volvería a Santa Fe, con la idea de supervisar personalmente los operativos.

Los últimos episodios sembraron desconfianza en el Gobierno con las fuerzas de seguridad federales. El yerro de informar oficialmente que había tres detenidos cuando sólo había uno fue la gota que rebasó el vaso. Porque no era la primera vez que sucedía. Como publicó ayer LA NACION, hace diez días, cuando el Ministerio de Seguridad de Buenos Aires informaba que los convictos estaban cercados en la localidad de Ranchos, en realidad se encontraban a 600 kilómetros, en una tapera en las afueras de San Carlos, en Santa Fe.

Uno de los policías de la comisaría 5° de Cayastá contó ayer que el propio Martín Lanatta dijo en ese pequeño calabozo donde estaba detenido que junto con sus cómplices "miraban por televisión desde el centro de la ciudad de Santa Fe cuando Gendarmería patrullaba los campos de soja en San Carlos".

El yerro informativo fue alimentado con datos provenientes de Gendarmería, que hasta pasado el mediodía sostenía que Cristian Lanatta y Víctor Schillaci estaban presos en el paraje Cuatro Bocas. En ese lugar no hay ni siquiera una comisaría.

Los cruces y pases de factura que se desataron ayer entre la gestión de Mauricio Macri y el gobierno socialista de Santa Fe bajaron de tono con el correr de las horas, luego de la reunión que mantuvieron Bullrich y Pullaro. El gobierno de Miguel Lifschitz ofreció que el nuevo comando unificado se instale en la sede de la Unidad Regional VII de la Policía de Helvecia y que Bullrich monitoree las operaciones desde la ciudad de Santa Fe.

Durante las últimas horas arribaron más de un centenar de efectivos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) a la zona de Helvecia para participar con mayor protagonismo en la búsqueda de los prófugos. Ese rol lo tenía hasta ahora Gendarmería, desde el momento en que, el jueves pasado, efectivos de esa fuerza realizaron un fallido allanamiento en San Carlos Sud, que terminó por gestar una nueva fuga de los prófugos y dos gendarmes resultaron heridos.

Bullrich le tomará hoy juramento al nuevo director nacional de la PSA, Alejandro Itzcovich Griot, en un acto que se realizará a la tarde en el Aeropuerto Ministro Pistarini de Ezeiza. Itzcovich Griot es abogado y se desempeñó como coordinador de Incorporaciones en la Policía Metropolitana. Además, fue miembro del Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires.

El núcleo de la búsqueda de los dos prófugos se centró ayer en la zona de Helvecia y algunas áreas rurales cercanas, como también el río San Javier, donde Prefectura Naval patrulló por aire y por agua la región de islas cercanas al límite entrerriano. Los investigadores sospechaban que los prófugos podrían intentar cruzar hacia Entre Ríos robando alguna embarcación. Pero sólo son hipótesis.

Se intensificaron también los rastrillajes en caminos de tierra, secundarios a las rutas N° 1 y N°62. Pero no surgieron rastros concretos sobre la presencia de Cristian Lanatta y de Schillaci.

Desde el mediodía hasta la caída de la noche la comunidad quedó atrapada en una sugestión creciente ante la posibilidad de que los prófugos se escondieran allí, en ese pueblo de 8000 habitantes.

Cientos de efectivos de fuerzas de seguridad nacionales y de Santa Fe recorrieron armados la zona, seguidos de un enjambre de periodistas y camarógrafos de canales de televisión que transmitían en directo la búsqueda, que resultó infructuosa.

La alerta se disparó por la denuncia de una mujer que dijo haber visto a los convictos en un complejo de cabañas, pero nadie pudo corroborar si esa versión fue cierta. Un operativo frenético terminó con más de cien efectivos rodeando una manzana e irrumpiendo armados en un aserradero donde se sospechaba que podrían estar Lanatta y Schillaci. Hubo disparos, corridas y pánico.

Fuentes policiales consideraron que Lanatta y Schillaci están rodeados, cansados, quizá heridos por el vuelco de la camioneta en la que se desplazaban anteayer a la madrugada, sin comida ni agua, y que tendrán que intentar "la heroica" salida: por agua o por tierra. Pullaro aseguró que los efectivos dispuestos en la zona "no van a descansar" hasta encontrar a los dos prófugos y destacó que están "todos los recursos puestos" para atraparlos.

La mujer, suegra de Martín Lanatta, había denunciado que los prófugos le habían robado la camioneta Renault Kangoo. Fue aprehendida en su casa de Berazategui, sospechada de "encubrimiento agravado"

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0