Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Tiempo de diabluras

9 de febrero de 2014 12:57
90 0
Tiempo de diabluras

Bailes, plumas, disfraces, tambores. Cada uno con su impronta, su identidad, desde los más tradicionales, donde lo ancestral está muy presente, como los norteños, hasta los más multitudinarios, como el de Gualeguaychú, con su despliegue de carrozas y mujeres de físicos esculturales. A continuación, una reseña de los principales carnavales del país. Eso sí, a no guiarse sólo por el calendario oficial, que indica que los feriados de esta fiesta irán del 28 de este mes al 4 de marzo, porque la fiesta ya está en marcha.

Una inversión de cada comparsa que supera los 4,5 millones de pesos, más de 70.000 plumas, trajes de fantasía con 50.000 lentejuelas bordados a mano, doce carrozas y centenares de bailarines. Sin duda, el Carnaval de Gualeguaychú es el más convocante y costoso del país, con un corsódromo, el primero de la Argentina, construido en 1997, con capacidad para 30.000 personas sentadas. Kamarr, O'Bahía y Papelitos, con unos 300 integrantes cada una, son las comparsas que desfilan este año para ser evaluadas por un jurado de prestigiosas figuras de la plástica, la danza y el arte nacional.

Este año, El Carnaval del País se renueva: la primera fila de sillas se convirtieron en áreas de mesas con cuatro asientos, similares a las del sector VIP; nueva señalética dentro del corsódromo, donde además se realizaron mejoras en los sanitarios, y se inauguró una red de iluminación en la avenida Maestra Piccini, entrada principal al Parque de la Estación, donde está el corsódromo. Un desfile de cuatro horas, con música original en cada comparsa y cuidados trabajos coreográficos.

Dirección: dentro del Parque de la Estación, en un predio de 7,5 hectáreas, entre las avenidas Parque y Maestra Piccini, y las calles Aguado y España.

Lo mejor: excelentes condiciones de visibilidad desde cualquier sector del corsódromo; tamaño, diseño y fastuosidad de las 12 carrozas (cuatro por comparsa), que llegan a tener 15 metros de largo y 12 de alto, y para los que gustan de la farándula, los invitados especiales.

Ojo con: el alojamiento durante el feriado de Carnaval, ya que la capacidad hotelera puede colmarse.

La quebrada de Humahuaca es el lugar ideal para vivir en Jujuy el Carnaval, el más antiguo del país, con más de cinco siglos. "Se celebra en todos y cada uno de los pueblos y parajes de esta región, desde Bárcena hasta Hornaditas, inicio y final de la Quebrada, respectivamente. Una fiesta que enlaza costumbres traídas por los españoles con rituales autóctonos", explica Rubén Monerris, del área de Comunicación y RRPP del gobierno jujeño.

Como aperitivo, el jueves anterior al primer día de Carnaval se celebra el Jueves de Comadres, con peñas desde el mediodía y una alta participación de mujeres copleras. Claro que lo más esperado es el desentierro del diablo, que este año se realizará el 1° de marzo y, como siempre, comenzará al mediodía y culminará cerca de las 18. Los más importantes, por antigüedad y convocatoria, los de Volcán, Tumbaya, Purmamarca, Maimará, Tilcara, Huacalera, Uquía y Humahuaca.

El desentierro del Pujllay (el muñeco que representa al diablo) se realiza en un mojón, en las afueras de los pueblos, al que se lo adorna con serpentinas, talco, papel picado y bañado en alcohol. Desde allí, la caravana se dirige al poblado con los participantes entalcados, enflorados (adornados con serpentinas y papel picado, y algún ramito de albahaca), al ritmo de sikus, erquenchos y otros instrumentos autóctonos. Una fiesta que sigue hasta la noche en peñas y casas de familia, en muchas de las cuales también se ofrece alojamiento.

Días: del 1° al 4 de marzo (Carnaval Grande); 8 y 9 de marzo (Carnaval Chico).

Horarios: las peñas suelen empezar a las 21. En las casas de familia, sin horario.

Lo mejor: un carnaval con identidad propia y raíces profundas. Si se organiza con los horarios, puede ir del desentierro de Purmamarca al de Tilcara, y desde allí llegar hasta Humahuaca, de noche, para terminar a puro baile en algunas de sus peñas.

Ojo con: la ingesta de alcohol, que puede causar problemas, sobre todo a los que no están acostumbrados a la altura. Tilcara, por ejemplo, está a unos 3100 metros.

La novedad este año es la participación de comparsas que representan las principales ciudades del interior de esa provincia, como Goya, Esquina y Paso de los Libres, entre otras. Una fiesta que se vive en toda la capital y que este año tendrá en competencia a las comparsas Ara Berá, Sapucay, Arandú Beleza y Copacabana, y a las agrupaciones musicales Samba Total, Imperio Bahiano, Samba Show, Sambanda y Kamandukahia, con más de 300 integrantes cada una.

"El corsódromo Nolo Alías, estrenado durante el carnaval pasado, con capacidad para 14.000 personas, es el escenario del encuentro. Como siempre, algo que sólo ofrece el Carnaval de Corrientes: el Show Teatral de Comparsas", explica Marcelo Dionisio, gerente general de Fenix Entertainment Group, a cargo de la organización del Carnaval.

Sí, el Show Teatral de Comparsas, sin desfile ni carrozas, ofrece una interesante puesta que mucho tiene del teatro de revistas.

Dónde: corsódromo Nolo Alías, en la ruta provincial N° 12, al lado del aeropuerto y a 20 minutos en auto del centro. Las comparsas teatrales, en el Anfiteatro Mario del Tránsito Cocomarola, San Juan 546, con capacidad para 9000 personas.

Lo mejor: una fiesta de todo el pueblo, con una original propuesta teatral.

Ojo con: el fin de semana largo de Carnaval la hotelería de la capital se colma. Reservar con anticipación.

Más allá de las tradicionales comparsas, que este año serán 18, si algo caracteriza al Carnaval de Lincoln, en la provincia de Buenos Aires, es la originalidad y lo artesanal.

"Desfilan carrozas, mascarones y cabezudos (tres cabezas gigantes armadas con telas). También carros con grupos musicales en vivo y 19 reinas en competencia", comenta Guillermo Cordero, presidente de la Comisión Organizadora del Carnaval de Lincoln.

Pero uno de los platos fuertes será, como siempre, las llamadas atracciones mecánicas. Se trata de autos que se parten al medio, otros que hacen willis y luego se dan un beso, y algunos que se transforman en robots, entre otros curiosidades. El cierre de cada noche está a cargo de un grupo musical. El último fin de semana, Divididos (sábado) y Los Caligaris (domingo). Convocatoria: unas 35.000 personas por noche.

Horario: el desfile, cerca de las 22. Luego, el show musical, que puede extenderse hasta las 4.

Entrada: desde $ 20 (tribunas generales); también hay mesas en las que se puede cenar o tomar algo; $ 150, sin consumición. Sectores gratuitos. Estacionamiento, $ 30.

Precursora del carnaval entrerriano (1890), en Concordia la fiesta comenzó el 18 de enero en el corsódromo Atanasio Bonfiglio, para 15.000 personas. Cinco comparsas, Bella Samba, Emperatriz, Imperio, Ráfaga y Unisur, con dos carrozas cada una, y grupos de baile y música, que van desde los 180 integrantes hasta los 400, forman parte de este carnaval, una fusión del de Corrientes, más artesanal, con el de Gualeguaychú, por el despliegue importante de carrozas.

Entrada: generales, $ 60 (anticipadas, 50); menores de 4 años, un seguro de $ 6, y de 5 a 12 años, $ 30. Tribunas centrales, $ 75 (anticipadas, $ 65). Zona VIP, mesa para 4 personas, desde $ 300.

Dirección: ex estación Norte del ferrocarril, Av. San Lorenzo y Gobernador Crespo, a unas 15 cuadras del centro comercial.

Lo mejor: el show no sólo se da en la manga. Las hinchadas de las comparsas compiten en las tribunas con sus banderas, globos y sombrillas. Además está prohibido el uso de aerosoles lanza espuma.

Ojo con: para evitar largas esperas se recomienda comprar la entrada con anticipación, hasta las 18 del mismo día, en la Casa del Carnaval (Urquiza 686).

El carnaval salteño tiene novedades: por primera vez, las comparsas de la capital desfilarán en forma unificada. ¿Dónde?, en el flamante corsódromo que se estrena este año, con capacidad, en esta primera etapa, para 10.000 personas. Las comparsas de los Gorros Chicos y Mayores, con figuras que pueden llegar a los cinco metros, y la de los Brujos, todo un clásico, conforman una fiesta inmortalizada por muchas canciones, como Vino Nochero , de Los Nocheros ("sale la comparsa de Villa Cristina y hasta Valderrama no quiere parar y en un vaso alegre de vino nochero el duende peñero al alba se irá...").

Uno de los momentos típicos del desfile, el más tribal, lo ofrece la comparsa de los Indios, con vestimentas que más bien se acercan a las que usaban los sioux, cuando la música se detiene para que sólo comiencen a sonar las tumbadoras. También están los grupos de tinkus y de caporales (con marcada influencia boliviana).

Claro que en el interior provincial, la fiesta adopta otras características, como en el Valle de Lerma y en algunos lugares de los Valles Calchaquíes, con el desentierro del diablo, que vuelve a ser enterrado o quemado el martes previo al miércoles de Ceniza, o el de San Antonio de los Cobres y Tolar Grande, con las topadas de comadres y los concursos de copleros en caja.

Algo que sí le da un toque único al carnaval salteño son las tradicionales carpas. "En muchos lugares siguen siendo carpas, literalmente, que se acondicionan para recibir grupos folklóricos. Allí se baila en pisos de tierra, se sirven comidas regionales, empanadas, tamales, y para amenizar también se toca y baila cumbia y cuarteto. Una verdadera fiesta", asegura Fernando García Soria, secretario de Turismo de la provincia de Salta.

Para los que quieren vivenciar el Carnaval de las comunidades guaraníes, Aguaray es una de las opciones. Allí se realiza el Arete Guazú, organizado por la comunidad La Salamanca. "La fiesta central es el Arete Guazú, con el baile del Pim Pim. Es una danza en pareja, en una especie de ronda, con gritos festivos y flautas, que tiene una interpretación antropológica: la lucha entre el torito, que simboliza al conquistador español, y el tigre, vinculado con lo indígena y autóctono", explica García Soria.

Días: la actividad central en el corsódromo irá del 28 de este mes al 4 de marzo. En esta provincia todo concluirá en Rosario de Lerma, con el entierro del diablo y el encuentro de brujos.

Dirección: calle Parque Nacional Campo de los Alisos, en las adyacencias del Centro de Convenciones de Limache, ciudad de Salta.

Lo mejor: las carpas salteñas, distintivas del carnaval salteño. Las más próximas están en un radio de 50 km de la capital, como las de las localidades de Severo Báez, San Lorenzo y Vaquero, entre otras.

Comparsas, murgas y un ambiente de fiesta y competencia, casi como en un Mundial, invaden la capital uruguaya durante el verano. El Carnaval está en marcha. El jueves y viernes próximos se realizará el famoso desfile de Llamadas por las calles de los barrios Sur y Palermo (estaba programado para el jueves y viernes pasados pero se postergó por cuestiones meteorológicas).Además, todavía queda mucho tiempo para recorrer los tablados a escuchar a las murgas uruguayas.En el Teatro de Verano en el Parque Rodó se realizan las presentaciones del Concurso Oficial de Carnaval hasta marzo. Las entradas cuestan entre 10 y 15 dólares.Como siempre, en los tablados desparramados por la ciudad hay presentaciones diarias de murgas, parodistas y demás agrupaciones representativas del carnaval uruguayo.También habrá carnaval en la playa, con espectáculos de murga joven y uno de los primeros premios del Concurso Oficial 2013.Las presentaciones comienzan a las 20.30 y se extienden hasta el 7 de marzo. Se pueden consultar las fechas y las playas en www.montevideo.gub.uy.

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0