Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Antes del paro, Gobierno ratica que "el mínimo de Ganancias está bien donde está"

29 de marzo de 2015 13:12
27 0
Antes del paro, Gobierno ratica que "el mínimo de Ganancias está bien donde está"

En la antesala de lo que será un nuevo paro de los sindicatos enfrentados a la Casa Rosada, a la que se plegarán otros que hasta ahora estaban alineados, el ministro de Economía, Axel Kicillof, aseguró que el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias "está muy bien en el nivel en el que está", aunque reconoció que "lo de las alícuotas se puede discutir".

"Creo que sobre la cuestión del Mínimo no Imponible de Ganancias ha habido un avance en el debate de cara a los gremios. No hablo de los gremios que se han posicionado políticamente en otros partidos, apoyando otras fuerzas políticas sino del movimiento obrero en su conjunto. En la Argentina existe desde hace mucho tiempo, y uno de los principales impulsores es el presidente Perón, un impuesto a las Ganancias 4ª Categoría que comprende a un sector del asalariado. Pero es un impuesto a los ingresos altos", afirmó Kicillof en una entrevista con Tiempo Argentino.

Ante la consulta de si en el Gobierno se barajan cambio al impuesto, el funcionario respondió: "Creo que el Mínimo no Imponible está muy bien en el nivel en el que está porque se ajustó muy fuerte hace dos años y después lo de las alícuotas se puede discutir pero hay muchas formas de discutirlo porque creo que se basa en un engaño fomentado por un sector de la prensa que dice: 'Todos los trabajadores están mal porque se les cobra impuesto a las Ganancias'. Es más ahora reconocen que bajó mucho la inflación y entonces el problema para las Paritarias es el impuesto a las Ganancias".

"Se llama así pero grava el ingreso. Se llama 4ª Categoría porque se monta sobre el impuesto a las Ganancias pero es por técnica tributaria. No es un invento argentino, existe en muchos países, no es que lo inventó Perón, los países más avanzados del mundo, los escandinavos, Estados Unidos, la gente tiene un impuesto a los ingresos altísimo, grava el 50% de los ingresos. Vos ganás U$S100.000 y te quedan U$S50.000 y el resto va a parar al Estado. Y te movés una coma de eso y te hacen un agujero si no cumplís. Pero cuál es la lógica de este impuesto que, incluso los asalariados, los que más ganan, hagan su contribución a las políticas públicas que va a alimentar los planes sociales y las políticas. Son recursos que el Estado utiliza para alimentar su política económica, social y productiva. Entonces, una parte de los trabajadores tributa una parte de sus salarios que sirve para alimentar las arcas del Estado. Hasta ahí creo que hay una discusión previa en la que algunos decían: 'El salario no puede pagar ningún impuesto'. Para mí eso ya está saldado. Pasa en todos los lugares del mundo, donde el peso del impuesto a las Ganancias en la 4º categoría es mucho más importante. Y es progresivo: se cobra más a los que más tiene. Además, los que pagan impuesto a las Ganancias son el 10% de todos los trabajadores argentinos, o sea son 850.000 personas de una fuerza de trabajo de 11 millones. Afecta a la minoría que más gana, lo sé porque a mí me afecta el impuesto a las Ganancias, y yo debo ganar lo mismo que el gerente de una sucursal de un supermercado", agregó.

El paro lanzado para este martes promete alcanzar una importante adhesión por el apoyo decisivo de gremios del transporte que impulsan la medida, la nula actividad financiera y el hecho de que hasta el jefe de la CGT oficialista y líder de la UOM, Antonio Caló, haya dejado "en libertad de acción" a los afiliados.

Es que el impuesto a las Ganancias, defendido por el Gobierno y cuyo alcance fue minimizado por el ministro de Economía, Axel Kicillof, impacta en los salarios de más de un millón de empleados en relación de dependencia, ya que la suba del mínimo no imponible aplicada por el gobierno en 2013 se quedó corta, según la posición de los sindicatos.

Los gremios convocantes de la medida de fuerza sostienen que "el salario no es ganancia" y por ello no debería estar gravado.

La adhesión del sindicato de camioneros paralizará grandes sectores de servicios como la intermediación comercial y el abastecimiento de los negocios, el transporte de caudales y mercadería, y la recolección de residuos.

En el transporte automotor la adhesión de un gremio clave como el de los colectiveros de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), paralizará por completo ese servicio desde unas horas antes de la medianoche del martes.

El transporte por ferrocarril también quedará totalmente paralizado por la adhesión del gremio clave de conductores agrupados en La Fraternidad, a la que se suma la de otro gremio estratégico para su funcionamiento, como el de señaleros.

El líder La Fraternidad, Omar Maturano, ratificó la confianza en que el paro tenga amplio alcance, garantizó que los trenes "no funcionarán" y ante la posibilidad de que se realicen piquetes sostuvo que "no hay necesidad de ese tipo de protestas porque existe amplio consenso entre los trabajadores contra el impuesto a las Ganancias", en declaraciones a Asteriscos, por Concepto FM.

En los subterráneos la adhesión de la UTA al paro impedirá la apertura de puertas y habilitación de molinetes, por lo que no habrá o será nula la actividad, señalaron fuentes de los metrodelegados consultadas por NA.

En las asambleas del gremio que representa al cuerpo de delegados, algunas decidieron adherir, otras no se plegaron o dejaron en libertad de acción a los trabajadores, pero en concreto la actividad será nula.

La Unión Ferroviaria que agrupa a guardas y personal administrativo no adhirió al paro, aunque dijo estar de acuerdo con los reclamos, y no sería suficiente para garantizar el funcionamiento de los trenes.

En el servicio de taxis -recientemente beneficiado por anuncios de créditos por parte del gobierno- habría prestación limitada, ya que los propietarios de vehículos sacan menos unidades a la circulación para evitar atentados, mientras que el gremio de peones de taxis, enrolado en la CGT de Caló, no adherirá al paro.

Los vuelos aerocomerciales seguramente se verán afectados y muchos sufrirán cancelaciones y demoras, por la adhesión a la huelga de la Asociación Argentina de Aeronavegantes (Comisarios y personal auxiliar de a bordo), la Asociación de Pilotos de Lineas Aéreas, y la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico.

Anticipándose a este escenario, Aerolíneas Argentinas ya anunció que compensará los pasajes de quienes tenían previsto viajar el 31 de marzo.

El paro decidido inicialmente por 22 gremios del sector transporte terminó ampliando su alcance luego de que la CGT de Hugo Moyano lanzara un paro nacional para la misma fecha.

En el sector bancario no habrá atención al público por la adhesión al paro de la Asociación Bancaria y tampoco atención de cajeros automáticos, porque el transporte de caudales es una rama del sindicato de Camioneros que lidera Moyano que adherirá a la medida de fuerza.

En los hospitales de la provincia de Buenos tampoco habrá asistencia en consultorios externos y solamente se atenderán a través de guardias las emergencias, tanto en hospitales provinciales, nacionales y los de la Ciudad de Buenos Aires.

Apoyaron la medida de fuerza la CICOP, la coordinadora que aglutina al personal médico de hospitales bonaerenses y la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (Fesprosa) que agremia a profesionales en casi todas las provincias y las agremiaciones de la Capital Federal.

Ambas entidades integran la CTA opositora conducida por Pablo Micheli, que adhirió a la medida de fuerza y afectará en especial a la administración pública nacional.

Si bien no hay certezas, anticiparon que no pararán los docentes de CTERA y estatales enrolados en la CTA que conduce Hugo Yasky y en UPCN, que integran la CGT oficialista, pero se espera en las provincias una importante adhesión de las seccionales provinciales, aunque no estén alcanzados por el descuento de ganancias.

La actividad será muy parcial en las universidades nacionales, donde no adhirió al paro el gremio del personal no docente, pero al depender del sistema de transporte la actividad será posiblemente nula.

La Unión Docentes Argentinos y el Sindicato de Docentes Privados no adhieren a la medida mientras que si lo hizo la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica, que paralizará las escuelas técnicas del país.

La actividad en el sector educativo será mínima o nula, porque su prestación dependerá del transporte.

Los doce gremios enrolados en la Federación Marítima y Portuaria (FENPIMRA), liderados por Juan Carlos Schmid, uno de los aliados de Moyano, adherirán al paro, por lo que la actividad también se verá afectada en el sector.

También anunciaron que adhieren al paro los empleados de las estaciones de servicio (Federación de Obreros de Estaciones de Servicio, GNC, Playas de Estacionamiento y Lavaderos de Autos) que afectará la comercialización de combustibles.

El servicio de Justicia también se verá afectado por la adhesión a la medida de la Unión del Personal Judicial de la Nación liderada por Julio Piumato.

Fuente: ambito.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0