Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Del Potro, entre la ilusión y las dudas

16 de enero de 2015 06:18
26 0

MELBOURNE.- Cada día más inmenso, con generosas novedades -este año se estrena la cobertura del Margaret Court Arena, con lo cual habrá tres estadios cerrados-, el Abierto de Australia se dispone a abrir sus puertas con el honor de ser el primer Grand Slam del año, apenas un par de semanas después de comenzar la temporada. Una cita de máxima trascendencia que, para el tenis argentino, marcará también parte del reencuentro de Juan Martín del Potro con el circuito mayor luego de 321 días de ausencia. Un regreso que tuvo su primer capítulo esta semana, con el avance hasta los cuartos de final del ATP 250 de Sydney, donde el kazajo Mikhail Kukushkin le cerró el paso al ganarle por 7-6 (5) y 7-6 (3).

Más allá del traspié, acaso Delpo se haya ido de su primer certamen del año con sensaciones encontradas: por un lado, si bien los resultados no eran lo más importante en su reaparición, volver con dos triunfos -uno ante un Top 20, como el italiano Fabio Fognini- le dieron un plus de confianza para enfrentar todo lo que se viene; por el otro, los dolores en la muñeca izquierda, la misma que debió operarse en marzo pasado en una clínica de Rochester, no terminan de abandonarlo. "Aún no puedo pegar más fuerte, y en el último partido me dolió un poco más", aceptó. A sabiendas del punto débil de su rival, Kukushkin volcó el juego cuantas veces pudo sobre el revés del tandilense, que pocas veces pudo golpear a dos manos y empleó mucho el slice, por lo que en varios pasajes quedó a la defensiva; una situación incómoda para un jugador acostumbrado a dominar a partir de su saque (no sufrió break-points frente a Kukushkin, ni tampoco en el debut contra Sergiy Stakhovsky) y la potencia de su derecha. Delpo deberá aceptar que muchos adversarios buscarán "taladrar" su talón de Aquiles.

En este contexto, Australia representará una exigencia mayúscula para la Torre de Tandil. En primer término, una de las incógnitas por resolver será ver cómo se desenvuelve en partidos de largo alcance y bajo el intenso calor de Melbourne; en Sydney, y a modo de anticipo, le tocó jugar durante tres días consecutivos y a horas de sol a pleno. Y, luego, la incertidumbre sobre cómo rendirá su muñeca ante este tipo de compromisos. Juan Martín, que entró con ranking protegido (7°), debutará en el Australian Open ante el polaco Jerzy Janowicz (42°), con quien nunca se cruzó en el circuito. En caso de avanzar a este potente sacador, podría medirse con el francés Gael Monfils (17° favorito).

Si bien es razonable que los resultados son un tema secundario por el momento, también es válido observar que Del Potro necesita sumar partidos para recuperar ritmo de juego. Por allí, la intención del tandilense y de su cuerpo técnico es ir con pasos cortos y concretos, más allá de las urgencias que impone el tour, y en ese sentido, habría que esperar varios meses hasta que se pueda ver la mejor versión. "He jugado tres partidos seguidos y contra buenos jugadores; todo eso, para mí, es un buen regreso. Voy a progresar más de esta manera que si me quedo entrenándome en mi casa", trazó en el balance de Sydney. Y luego, dejó bien claros sus objetivos: "Vamos día a día. Sería peligroso pensar en los próximos torneos o en el próximo mes. Tengo que ser paciente, estar calmado y dar lo mejor de mí. Ese es el mayor reto".

Aunque llegó en dos ocasiones hasta los cuartos de final en ocho participaciones, históricamente el Abierto de Australia le dejó también varios recuerdos dolorosos a Del Potro. Hay antecedentes de duras batallas aquí -contra Bautista Agut, el año pasado; contra James Blake y Marin Cilic, en 2010; debió abandonar contra Ferrer en 2008 y Fernando González en 2007- que incidieron en su físico. Por todo ello, es entendible que apele a la cautela y a la necesidad de no forzar situaciones para acelerar los tiempos. Al mismo tiempo, el propio Delpo se mostró sorprendido por los resultados en su primer certamen ("No esperaba jugar tres partidos, sólo quería jugar el primero y ver qué pasaba"); un torneo al que recién se decidió a ir pocos días antes, todavía cargado de dudas por esa maldita muñeca. Su capacidad de lucha y su tenacidad ya quedaron expuestas plenamente, pero el camino hasta la recuperación completa será largo. "Todo el mundo tiene que saber que hoy soy el número 338 del mundo. No hay una poción mágica. Sólo tengo que mantenerme tranquilo y hacer lo mejor posible, y entrenarme duro cada día, es la única forma de estar preparado", remarcó, con un freno puesto en las expectativas generadas por su regreso, y ampliadas a partir de la repercusión que generaron sus dos victorias en Sydney. Del Potro se apresta a desembarcar en Melbourne, con los bolsos cargados de incógnitas, pero también con la seguridad de quien ya dio, con firmeza, el primer paso en una carrera renovada.

Estos serán los cruces de los jugadores argentinos en Melbourne: Leo Mayer vs. John Millman (Australia), Juan Mónaco vs. Simone Bolelli (Italia), Federico Delbonis vs. Nick Kyrgios (Australia), Diego Schwartzman vs. Kevin Anderson (Sudáfrica), Carlos Berlocq vs. Richard Gasquet (Francia) y Máximo González vs. Lukas Lacko (Eslovenia). Paula Ormaechea jugaba en la madrugada la 2a rueda de la qualy.

SYDNEY.- "Quiero consolidarme y seguir creciendo". Ese fue uno de los deseos de Leonardo Mayer (28° del ranking) para esta temporada, luego de un año de ensueño en el circuito. Y en el ATP 250 de Sydney, en la antesala del Abierto de Australia, el Yacaré pisó sobre tierra firme. En la madrugada de hoy en la Argentina, ante el kazako Mikhail Kukushkin, buscaba alcanzar su primera final sobre superficie dura. El correntino llegó a esa posibilidad tras lograr un valioso triunfo ante el francés Julien Benneteau (27°) por 6-3 y 7-6 (4). "Contra Benneteau saqué realmente bien. Pude mantener la calma todo el partido. Lo estoy disfrutando. Hice una muy buena pretemporada", dijo la primera raqueta nacional..

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0