Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Otro desafío para Macri: ser afuera lo que construya adentro

6 de enero de 2016 05:12
15 0

En abril del año pasado un grupo de diplomáticos y referentes políticos opositores al kirchnerismo presentó un documento sobre política exterior que se tituló: "Seremos afuera lo que seamos adentro". El gran desafío de Mauricio Macri por estas horas en su agenda internacional es, precisamente, poner en práctica este emblema que debe ir más allá de los gestos o las simples expresiones de deseo.

A punto de cumplir un mes de mandato, el Presidente desplegó una amplia agenda internacional signada por políticas que Macri quiere extender en el largo plazo: buscó marcar la agenda del Mercosur, cuestionó al eje bolivariano empezando por Venezuela, anuló el polémico memorándun con Irán, extendió lazos con Brasil, Uruguay y Chile, relanzó los vínculos con la Unión Europea y Estados Unidos, aceptó el fallo de la OMC sobre las importaciones y tendió un puente con el Papa Francisco. En paralelo, Macri gestionó hacia adentro con una agenda desapegada del Congreso y atada a los decretos de necesidad y urgencia, se mostró distante de la oposición, buscó dar señales de control de la economía y está en pie de guerra con el kirchnerismo residual.

La decisión de Macri de sumar a Sergio Massa en la comitiva que irá al Foro Económico de Davos apunta a mostrar aquello que planteaba el Grupo Consenso en el Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI) de "seremos afuera lo que seamos adentro". Aquel documento fue suscripto, entre otros, por referentes del Pro como Fulvio Pompeo, Rogelio Pfirter y Diego Guelar. Estos tres hoy ocupan cargos relevantes en el Gobierno.

¿Podrá concretar Macri aquel anhelo del Grupo Consenso con el simple gesto de pasearse en Davos con Massa?

La apuesta inicial del Presidente también contemplaba una invitación a Daniel Scioli a Suiza. Pero los chisporroteos de la política interna coronados por el escándalo de la fuga de los tres homicidas del triple crimen de General Rodríguez anuló toda posibilidad de invitar al ex gobernador bonaerense.

Más allá de los gestos y las rencillas de la política doméstica, la apuesta mayor de Macri es construir hacia adentro una Argentina acorde a algunos de los valores que pregonó en su campaña: respeto por las instituciones, mayor diálogo y tolertancia, combate contra el narcotráfico, lucha contra la corrupción y pobreza cero.

Sorteados esos mandatos internos, Macri podrá exponer en el exterior algunos de los puntos expuestos en el documento del Grupo Consenso como aquel que planteaba que "la Argentina debe ser un activo y responsable actor global". El texto presentado en el CARI planteaba también que el próximo presidente debía tener presente que la agenda global del siglo XXI privilegiará seis factores estratégicos: seguridad, alimentos, energía, innovación científica, recursos naturales y medio ambiente.

Macri empezó a trabajar en línea con la idea del Grupo Consenso para "fortalecer nuestras tradicionales relaciones con Europa y los Estados Unidos". Así, estableció una agenda común con Barack Obama y se dispone a darle celeridad a las negociaciones por el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y el Mercosur. Pero ninguno de estos gestos será útil para la política exterior si hacia adentro no se profundizan las propuestas de cambio.

El mandato de un país predecible, confiable y serio hacia afuera sólo será posible de edificar si hacia adentro se trabaja para que existan esos mismos parámetros. En caso contrario, se cosechará un kirchnerismo aggiornado y el mandato del Grupo Consenso seguirá pendiente o sin cumplimiento.

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0