Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Despedido Bauza, la AFA ahora está dispuesta a cumplirle el sueño a Sampaoli

11 de abril de 2017 11:37
29 0

Tapia y Tinelli viajarán a España para ofrecerle el cargo al actual técnico del Sevilla.

Dijo alguna vez Jorge Sampaoli: "Por ahí, la imaginación, como definición de la misma palabra, tiene que ver con los sueños. Porque cuando imaginás te ponés en un escenario que todavía no pasó y para generar que eso suceda te trasladás a lugares impensados. El tipo que imagina es el que va atrapando una ilusión para que pase". En eso anda el entrenador de 57 años desde que la nueva dirigencia de la AFA le confirmó que era el elegido para suceder al despedido Edgardo Bauza, craneando cómo será su Selección, alimentando su sueño con la imaginación para acercarlo cada vez más a la realidad. Eso sí, la ansiedad no le impidió apoyar la pelada en la almohada anoche en Sevilla sin esperar las novedades de la reunión entre el representante del Patón y Claudio Tapia, en Viamonte. Se fue a dormir Sampa esperando recibir al despertar las noticias de ayer.

Tiene una certeza. El presidente de la AFA ya le avisó por mensaje de Whatsapp que este fin de semana lo irá a visitar junto a Marcelo Tinelli (encargado del Comité de Selecciones) para cerrar cara a cara el acuerdo. ¿Por qué Samapoli? Porque era el hombre a traer antes que Bauza, pero a mitad de 2016 recién había firmado su vínculo con Sevilla. Y porque su manera de hacer jugar le cae mejor a Lionel Messi. La realidad es que el primer nombre era el de Marcelo Bielsa, pero el Loco dijo que no. El segundo en la lista era Diego Simeone. El Cholo ya anunció públicamente que no es su momento para dirigir a la Argentina y también se lo dirá a Chiqui Tapia y a Tinelli en la visita de rigor que le harían en su viaje por España.

A pesar de que Monchi, el director deportivo de Sevilla, dijo ayer que para él seguirá en la institución andaluz, Sampaoli dirá que sí. A pesar del tentador llamado de Van Gaal para ofrecerle el buzo anaranjado de Holanda con un proyecto a largo plazo con la mira puesta en el Mundial de Qatar 2022. Y de los millones que le pusieron sobre la mesa para dirigir a la selección de Qatar, un destino exótico e interesante desde su óptica de "seguir colonizando lugares". Más allá que desde su cuerpo técnico le pidieron analizar fríamente todas las propuestas, al nacido en Casilda el 13 de marzo de 1960 lo desvela el desafío celeste y blanco por sobre todas las cosas.

Como entrenador, Sampaoli alcanzó lo que no pudo como jugador. Una lesión de tibia y peroné lo sacó para siempre de las canchas de la Liga Casildense a los 19 años. Sin embargo, nunca se alejó del fútbol. Comenzó a dirigir a equipos de su pueblo hasta que decidió irse al exterior. Comandó a Juan Aurich, Sport Boys, Coronel Bolognesi y Sporting Cristal en Perú. Con Emelec de Ecuador salió campeón de la Copa del Pacífico en 2010. En Chile dirigió a O'Higgins y Universidad de Chile, club con el cual ganó los torneos Apertura y el Clausura 2011, la Copa Sudamericana de ese mismo año y el Apertura 2012. En 2015 obtuvo su mayor título como DT al darle a la selección trasandina la primera Copa América de su historia derrotando a la Argentina de Lionel Messi por penales en la final de Santiago. Sevilla es su primer experiencia europea. Tuvo un primer semestre grandioso peleando la liga local palmo a palmo con Real Madrid y Barcelona, aunque en 2017 el rendimiento no fue el mismo.

El perfil de técnico ofensivo que apuesta a la posesión de la pelota como premisa es lo que convence a la mayoría de los dirigentes argentinos. Ese amor por el juego nació mirando a equipos del Flaco Menotti. Se lamenta Sampaoli porque el fútbol criollo se haya alejado en los últimos años de la escuela menottista. Su esquema predilecto es el 3-3-1-3, aunque puede variarlo de un partido a otro o dentro de un mismo encuentro si lo considera necesario. Dice que el ganar como sea implica una cuota excesiva de estrés y que eso atenta contra la felicidad. Para el hombre padre de Coco y Sabrina que también ya es abuelo, la felicidad en el fútbol está relacionada con el sentirse representado con el juego. Para alcanzar eso, sostiene, hay que convencer a sus jugadores de una idea y sostenerla en el tiempo. Esa es la virtud que más le destaca a Simeone.

Admirador de Bielsa, a quien escuchaba en walkman cuando salía a correr, y de Pep Guardiola, con quien habla seguido por teléfono, Jorge Sampaoli es otro loco personaje del mundo de la pelota. Sus brazos están decorados con tatuajes que homenajean a sus bandas de rock nacional favoritas: Patricio Rey y sus Rendonditos de Ricota, La Renga y Callejeros, entre otras. Se inspira en letras del Indio Solari para dar las charlas motivacionales en el vestuario y cada vez que viene al país se hace un tiempo para visitar a su amigo Pato Fontanet en la cárcel de Ezeiza. Muchas veces prefiere ver una película antes de ver un partido de fútbol y cada tanto se cuelga leyendo discursos de Perón.

"Quiero dirigir a Messi para verlo todos los días desde la raya. Es un sueño único ver al mejor del mundo, de cerca, siempre. Si le das la oportunidad de ser feliz a un jugador tan determinante tenés el 95 por ciento del partido resuelto", le dijo el pelado de Casilda al sitio Goal a principio de este año. De tanto imaginarlo es posible que atrape esa ilusión para que pase.

Fuente: clarin.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0