Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

"La dictadura dejó una matriz legal en el sistema financiero que llega hasta nuestros días"

14 de enero de 2015 15:25
19 0

"Mas allá de documentar algunos casos delictivos emblemáticos, lo que comprobamos es que la dictadura dejó una matriz legal en el sistema financiero que llega hasta nuestros días", señaló Nápoli en diálogo con Télam.

Junto con el sociólogo Walter Bosiso y la antropóloga Celeste Perosino, Nápoli se puso al frente de la Oficina de Derechos Humanos de la CNV con el objetivo de recolectar información que pudiera utilizarse para sustentar acusaciones en los procesos de lesa humanidad.

"Lo que notamos es que los gerentes de las grandes empresas y los bancos eran quienes les dictaban a los militares las leyes que debían sancionarse. Por eso, decimos que la dictadura estuvo al servicio de las corporaciones que le dieron directivas", sostuvo.

El trabajo de recopilación comenzó "a principios de 2011 por decisión de Alejandro Vanoli, que entonces encabezaba" la CNV y en un primer momento se trató de analizar la participación de la Comisión como organismo estatal en la comisión de delitos de lesa humanidad durante la última dictadura y sumar los datos a las investigaciones judiciales que se encontraban en curso".

"Se crea esta Oficina de Derechos Humanos con un equipo interdisciplinario que desclasificara el archivo de la Comisión. Al año y medio de trabajo publicamos un primer informe titulado "Economía, Política y Sistema Financiero, la última dictadura cívico militar en el CNV", recordó Nápoli.

En este primer informe "repasamos las causas más resonates y del rol que jugó Juan Alfredo Etchebarne, presidente de este organismo en tiempos de la dictadura, en esos episodios delictivos" y en esta recopilación la situación del Banco de Hurlingham "es una suerte de caso testigo con respecto al proceder que tenía la CNV en aquellos años".

"Se trataba de una entidad financiera que pertenecía a la familia Graiver y que adquirió en 1977 el grupo Chavanne con dinero de otros dos grupos. La operación resulta sospechosa, y la CNV la denuncia. El Ejército interviene y secuestra a 30 personas, entre empresarios, financistas y banqueros, quienes son trasladados a Campo de Mayo. Allí, los peritos de la Comisión instruyen a los torturadores y les indican qué es lo que deben preguntarles. Todos eso está documentado", reseñó el historiador.

Este primer informó tuvo consecuencias judiciales ya que "varias víctimas aseguraron que Etchebarne, un ex directivo de Acindar que era amigo del ex ministro José Alfredo Martínez de Hoz, participó en los interrogatorios y presenció las torturas, lo cual constituye un delito de lesa humanidad. En base a este primer informe, el juez Daniel Rafecas decidió detenerlo junto a otros cuatro secuestradores".

Respecto del trabajo de recopilación, Nápoli explicó que "lo primero que hicimos fue pedir las actas de las reuniones del directorio de la CNV, pero esa documentación correspondiente al período de la dictadura no estaba, no figuraba, entonces empezamos a consultar a los empleados del archivo, y ellos nos contaron que había una caja fuerte que no se abría desde hacía mucho tiempo".

"Allí estaba toda la información correspondiente a una etapa que empezaba en 1975 y concluía en 1983. Todo estaba registrado en esas carpetas: la participación de Etchebarne en la persecución y secuestro de 150 empresarios y banqueros", recordó.

Una vez encontrada la información "descubrimos que uno de los grupos de tareas que mayor intervención tuvo en estos casos fue uno que operaba bajo las órdenes de la policía bancaria que tenía su base de operaciones en el Banco Nación, donde en el sótano funcionaba un centro clandestino de detención. Incluso hay efectivos de esa época que siguen en actividad".

Agregó que "nunca se habló de esto antes, pero lo concreto que enfrente de la Casa Rosada funcionó un centro clandestino de detención donde estuvieron cautivos financistas y empresarios".

Consultado si existió una acción sistemática de parte de la dictadura para apropiarse de empresas, Napoli evaluó que "no hubo algo sistemático, pero sí una mecánica típica de las redes mafiosas. Muchos de los empresarios que cayeron en desgracia eran amigos de Martínez de Hoz y Etchebarne e incluso de los jerarcas de la dictadura".

"Al principio, a los empresarios los secuestraban, los torturaban y luego les armaban una causa donde se consumaba el despojo. Pero en los años finales de la dictadura comienzan los secuestros extorsivos. Ahí tenemos el caso del empresario Fernando Combal, a quien secuestraron dos veces y le sacaron un millón de dólares. Eran actos delictivos que armaban agentes del 601 e integrantes de los grupos de tareas. Es una etapa de rapiña pura", ejemplificó.

Respecto del caso de apropiación de bienes más vil que se investigó, Napoli dijo que "sin dudas, el de los hermanos (Alejandro y Carlos) Iaccarino. El Banco Nación se apropió de sus bienes cuando estaban en un centro clandestino de detención y es una muestra de la impunidad con la que operó la dictadura cuando apuntaba hacia un grupo empresarial".

Señaló que en el libro "se detalla cómo se gestaron las leyes económicas que se aprobaron en esos años" y para ello "accedimos a las actas de las discusiones que los funcionarios de Martínez de Hoz tuvieron con los militares que integraban la Comisión Asesora Legislativa (CAL)".

"Allí, sujetos como Guillermo Walter Klein, entonces secretario de Programación Económica, jugó un rol fundamental en la sanción de leyes como la de Entidades Financieras que aún está vigente. Le otorgaron el 100 por ciento de garantías a los depósitos bancarios, entre otras cosas. Con esa normativa, 20 o 30 prestamistas podían juntarse y armar un banco. Era un negocio redondo con tasas liberadas. La dictadura dejó una herencia que perduró en los años de la democracia", detalló.

Napoli señaló que esta herencia se verifica en "el directorio de la CNV que nombró Reynaldo Bignone, el último presidente de la dictadura, estuvo en funciones hasta 1988. Lo mismo sucede con la Ley de Privatizaciones, que recién se modificó en 2009".

Fuente: telam.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0