Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Divide al Gobierno la estrategia post electoral a seguir con Cristina Kirchner y el peronismo

12 de octubre de 2017 16:08
3 0

Se definirá de acuerdo al resultado de la elección, pero hay funcionarios que pretenden aislar a la ex presidenta y negociar exclusivamente con "un peronismo republicano"

Las discusiones dentro del gobierno de Mauricio Macri se refieren ahora al día después de las elecciones del 22 de octubre. El Presidente convocará casi de inmediato a los gobernadores para negociar la agenda futura. Pero aún hay un debate no saldado en la Casa Rosada sobre la estrategia frente a la ex presidenta Cristina Kirchner : algunos opinan que seguirá siendo la principal opositora y ello seguirá dividiendo al peronismo, mientras que otros consideran que debe ser asilada y negociar aquella agenda con un "peronismo republicano".

Según pudo saber LA NACION de varias fuentes oficiales, un ala representada por el jefe del Gabinete, Marcos Peña , y el asesor ecuatoriano Jaime Durán Barba sostiene que el candidato a senador de Cambiemos, Esteban Bullrich , le ganará en la provincia de Buenos Aires a la candidata de Unidad Ciudadana, pero sólo por dos o tres puntos. Ese resultado mantendría la vigencia de Cristina Kirchner en el peronismo. No es un deseo, sino una lectura.

Pero eso no les preocupa, porque ello servirá para que el peronismo siga dividido. Cristina sería un obstáculo para la reorganización del PJ. Incluso, mejoraría las chances de Cambiemos en las presidenciales de 2019. Sería el aspecto positivo del caudal de Cristina.

Otro sector del oficialismo, encabezado por el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó , la mayoría de los radicales y la jefa de la Coalición Cívica, la diputada Elisa Carrió , consideran que la mejor alternativa sería que la ex Presidenta pierda claramente y quede reducida a una mínima expresión política dentro o fuera del peronismo.

Sin influencia de Cristina, el Gobierno podría negociar así grandes acuerdos en reformas tributarias, laborales, previsionales y fiscales con el "peronismo republicano", que reconocen en algunos gobernadores del PJ y en el presidente del Senado, Miguel Angel Pichetto, que ya dijo que Cristina Kirchner se fue del PJ y debe formar otro bloque.

Todavía no está saldada esa discusión en el Gobierno. Cerca de Marcos Peña aseguraron que el jefe del Gabinete "no debe tener opinión sobre esto, porque es demasiada especulación y falta mucho". Sin embargo, otras fuentes aseguran que Peña y Durán Barba creen que Cristina aún tendrá muchos votos.

Un allegado del Presidente aseguró a LA NACION que la posibilidad de que Cristina Kirchner siga manteniendo algún caudal es conveniente desde el punto de vista pragmático. "Coincidimos con Marcos y Jaime", señaló.

Otro funcionario del primer piso de la Casa Rosada desestimó esas especulaciones: "No está siquiera planteada esa cuestión, nos preocupa cómo seguir gobernando, si lo hacemos bien es lo mismo quien sea la oposición, porque la gente nos va a evaluar por lo que hagamos y no por los opositores".

En la Casa Rosada también confirmaron que "Monzó abraza la segunda hipótesis", la de jubilar políticamente a la ex presidenta, aunque aclararon que "no le consta la primera postura".

"No hay que tener miedo a que se arme un peronismo republicano. Cristina debe perder claramente", especularon.

Cerca de un ministro aseguraron que "eso es falso para generar internismo" y que "tenemos que ganar por lo máximo posible en esta elección y hay que ver la discusión del PJ desde el 23 de octubre. El resto es pura especulación y futurismo de café".

Por otra parte, en Balcarce 50 admitieron que el jefe del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, considera que "puede pasar que Esteban Bullrich gane por 5 puntos y estemos más cerca de la primera hipótesis". Sería la información que manejan Peña y Durán Barba.

"No creo que ganemos por 10 puntos en provincia. El hecho de que Cristina Kirchner siga con vida política le complica la reorganización al PJ, lo cual no está mal de cara al 2019. El peronismo ya tendrá tiempo para reordenarse en el futuro", agregaron en ese despacho larretista de la Casa Rosada.

Algo parecido opinan cerca de la gobernadora, María Eugenia Vidal . "Es imposible que ganemos por más de 2 o 3 puntos. Es difícil de saber si Cristina seguirá vigente. Pero personas como ella no dejan nunca la política".

En la Coalición Civica aseguraron a LA NACION, en tanto, que Carrió "da por terminado el ciclo de Cristina" y que por lo tanto "el peronismo inexorablemente se va a unir, hay que tener una estrategia para fortalecer la estructura de Cambiemos en Buenos Aires y en el interior, y Cristina va a quedar en una facción política" sin mayor relevancia.

"No se puede manipular el futuro. Cristina ya fue. Pero Carrió está en desacuerdo con sumar peronistas desencantados, intendentes y gobernadores, como plantea Monzó, porque desvirtúa el mensaje de Cambiemos original", dicen cerca de la jefa de la CC. La diputada considera que Cristina "no se sostiene hasta 2019, porque va a perder y el peronismo se va a encargar de ella".

Lea también: Los cinco dilemas que enfrenta el peronismo

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0