Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

El doble juego de Urtubey para no quedar pegado al Gobierno

16 de abril de 2016 23:01
11 0

Juan Manuel Urtubey parece tener sólo una cosa clara: en esta nueva etapa estará siempre lejos del kirchnerismo.

Entendido eso, en su entorno ya saben que podrá sentarse en una liga de gobernadores, ser el nexo entre ese grupo y Macri o, como esta tarde, caminar junto a Sergio Massa y criticar al presidente.

"Pasamos del populismo a la ortodoxia neoliberal", se despachó, durante el acto de los 434 años. Urtubey no se quiso perder la foto. No bien supo que Massa acompañaría al intendente Gustavo Sáenz, junto al presidente del PJ de Jujuy Carlos Haquim, y los diputados Graciela Camaño y Marco Lavagna.

El gobernador no tardó en criticar a Macri, una costumbre de Massa durante las últimas semanas, que continuó vía twitter. "¿Reducir la inflación a costa del salario y la caída del consumo? Este no era el momento para quitar los subsidios y aumentar las tarifas", publicó el tigrense por la red social.

Cada uno a su manera, ambos piensan como pocos en la foto del día y tuvieron una juntos el 8 de enero, con un asado en la costa que parecía iniciar un acuerdo a largo plazo. No ocurrió nada de eso y pronto comenzaron a caminar cada uno por su lado.

Cerca de Urtubey creen que hay que esperar para definiciones concretas. "Nosotros tenemos claro que la discusión presidencial empieza después de las primarias y nos estamos preparando para ese momento. Y no hay muchos que hayan dicho que quieren ser presidente", se diferencian.

Saénz y Massa son una de las amenazas de Urtubey para esa elección y tal vez sea por esto que no quiera perderles el rastro.

Lo cierto es que seguirle la estrategia no parece nada fácil. Esta semana rompió para siempre con cualquier resabio kirchnerista al mostrarse con Macri en el mismo instante que Cristina le hablaba a su militancia en Retiro.

En el Senado no se sorprendieron: su hermano Rodolfo es el más conciliador con el Gobierno con el oficializó en el FPV-PJ, ya virtualmente divididos entre peronistas ortodoxos y cristinistas.

Desde la presidencia de la Comisión de Acuerdos, el senador Urtubey apuró los dictámenes de los candidatos a jueces de la Corte y negoció con su bloque para aprobarlos. Por ahora no lo consigue pero insiste.

En diputados, los salteños fueron los líderes de la ruptura del FpV y la creación del bloque peronista, tal vez el mayor éxito político de Cambiemos desde el 10 de diciembre, porque le quitó al kirchnerismo el control del quórum.

Los kirchneristas dicen que todo es más simple: "Su provincia está quebrada y se pasa la mitad del tiempo en Buenos Aires. Necesita que Macri le habilite fondos para que no le estalle todo”, lo acusan.

Su foto con Macri el miércoles fue además un éxito de la gestión de Rogelio Frigerio y Emilio Monzó, quienes en enero se propusieron dividir la liga de gobernadores y negociar de a uno, atendiendo las necesidades de cada distrito. Urtubey fue una de sus presas preferidas. Aunque a veces se les escapa.

Fuente: lapoliticaonline.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0