Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Dybala, el crack que hace brillar a la Juventus

12 de abril de 2017 09:55
41 0

Con dos goles del cordobés, el equipo de Turín venció al Barcelona por 3-0 en los cuartos de final.

Al partido le quedan todavía diez minutos. Juventus le gana con comodidad al Barcelona, en Turín. Paulo Dybala -protagonista central de la cita- escucha una ovación unánime de un estadio repleto. El Juventus Stadium, ahí en la calle Gaetano Scirea, se rinde a los pies y al juego del cordobés de Laguna Larga. Y él, con sus 23 años que se cuentan en la cara de pibe, sonríe y agradece con su brazo derecho en alto. Es la escena para un idilio que no para de sumar capítulos. Dybala es hoy uno de los futbolistas preferidos de esta Juventus que parece dispuesta a acaparar toda la gloria de la temporada: va por su sexto Scudetto consecutivo; está en la final de la Copa de Italia frente a la Lazio; y ahora encaminó la serie de cuartos de final de la Champions League frente al Barcelona, con un 3-0 que obliga al gigante catalán a otro milagro, casi tan grande como el que construyó frente al Paris Saint Germain en la ronda pasada. Queda claro: la Juve va por la Triple Corona. Y lo demostró: tiene con qué.

Dybala tuvo una actuación decisiva. En 22 minutos, en el recorrido de un desarrollo parejo e incómodo para los visitantes, convirtió dos golazos que condicionaron el desarrollo y abrieron las puertas de la clasificación en esta eliminatoria de candidatos. En el primero, a los seis, recibió de espaldas al arco un pase de Juan Cruzado, hizo una media vuelta y definió de zurda, justo al lado del palo derecho de Ter Stegen. El arquero no llegó ni estirando los 188 centímetros que mide. En el segundo, hizo un gol a lo Messi: un zurdazo desde el borde del área, preciso, precioso, inatajable. Dos a cero para la Vecchia Signora.

Antes y después de esos dos goles aconteció un partido en el que la Juventus tuvo dos grandes virtudes: supo neutralizar el juego creativo del Barcelona (incluso a pesar de tener una posesión de pelota de 34% contra 66% del visitante) y fue contundente. Lastimó en momentos fundamentales. Cuando parecía que el equipo de Luis Enrique iba a conseguir su gol, la Juventus golpeaba con un grito. Como a los nueve del complemento, con ese cabezazo de Giorgio Chiellini, que estableció el tercero, que selló la goleada.

Hubo otro partido también, sobre todo visto con ojos argentinos: el de los futbolistas de la Selección. Ese poker de ases. Dybala fue el gran ganador; el superhéroe de la cita. "¡Qué noche! Pero no está todo dicho", escribió la figura de la cancha en su cuenta de Twitter.

Messi resultó el mejor futbolista de un equipo que lo acompañó poco. Aislado y todo, el crack rosarino se las ingenió para generar las tres llegadas más claras del Barcelona. Incluso le anularon un gol por un presunto off side de Luis Suárez, a los 29 del primer tiempo.

Gonzalo Higuaín tuvo participación activa, pero nula eficacia en las cuatro situaciones que se le presentaron. Ter Stegen fue su verdugo particular. Sirve un dato para contar su dificultad en los encuentros decisivos: en partidos eliminatorios de la Champions League convirtió apenas dos tantos en 23 encuentros (uno frente al CSKA Moscú y ante el Galatasaray). Dybala, en cambio, asoma como su contracara: suma tres en cuatro partidos.

El más flojo del cuarteto, de todos modos, fue Javier Mascharano. Arrancó como mediocampista central y en el segundo tiempo actuó como lateral derecho en defensa de tres. No rindió en ninguno de los dos lugares; no logró hacer olvidar la ausencia de Sergio Busquets. Además, perdió la marca de Chiellini en el tercer gol.

"Noche de locura. Dybala desmorona al Barça", dice el título principal de la Gazzetta dello Sport desde el lugar de los hechos. En la imagen, aparece el equipo entero abrazando a Dybala. Es el retrato de esta Juventus implacable, que lleva 22 partidos de Champions sin perder en su casa y que el miércoles 19 irá a Barcelona a completar la faena.

"Es sólo el primer paso. Falta el otro", dijo el técnico Massimiliano Allegri. No quiere sorpresas. Sabe que enfrente, en el Camp Nou, estará el Barcelona, ese amigo de las hazañas. De todos modos, se sabe: Juventus no es el PSG.

Fuente: clarin.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0