Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Para los empresarios, llega el tiempo de un mayor ajuste fiscal

27 de diciembre de 2016 03:41
129 0
Para los empresarios, llega el tiempo de un mayor ajuste fiscal

Señalan que Prat-Gay generó tensiones con parte del gabinete; creen que con Dujovne el Gobierno prestará más atención a las cuentas públicas

"¿Por qué lo echaron a Prat-Gay ? ¿Por roces con el equipo de trabajo y veleidades personales o por objetivos incumplidos?", le preguntó LA NACION a un hombre clave del gabinete. "Por ambos", contestó el funcionario, que aseguró que la decisión vino, sin peajes, de la cúpula del poder.

Empresarios y economistas ven el mismo panorama. Destacan el trabajo de Prat-Gay para normalizar la economía y las relaciones financieras con el mundo. Por eso, ven con buenos ojos la entronización de Luis Caputo como ministro de Finanzas. A pesar de la salida del cepo, el arreglo con los holdouts y el éxito del blanqueo, los hombres de negocios creen que Prat-Gay generó rispideces en el gabinete con el objetivo de acumular más poder.

Al ministro lo despidieron los impuestos, creen los empresarios. La exclusión de Prat-Gay de la discusión sobre Ganancias fue una señal de que había generado enojos. Pero ese debate evidenció también otro problema que desvela a Macri y a "sus ojos", como el Presidente definió a Peña, a Gustavo Lopetegui y Mario Quintana. Se trata del déficit fiscal. Sin un ajuste en las cuentas públicas, la Argentina dejará de ser creíble para los inversores y subirá el costo de financiamiento. Para Lopetegui, allí está la clave del largo plazo. Es éste, en sintonía, el primer objetivo del Plan Productivo Nacional ideado por Quintana.

Nicolás Dujovne viene a trabajar este tema. El economista estaba a cargo del modelo de equilibrio macro en la Fundación Pensar. Los hombres de negocios ven un patrón en el debate sobre Ganancias con la salida de Isela Costantini de Aerolíneas y el conflicto en el Conicet. Lo que preocupa es que no hubo avances en la reducción del déficit. Pero a diferencia de Caputo, Dujovne genera sentimientos encontrados. La mayoría de los sectores empresarios sólo ve matices en el cambio. Pero hay algunos más preocupados. Los industriales aparencen primeros en esa lista. "Dujovne logró juntar a los textilescon los exportadores de la industria alimenticia contra sus ideas", cuentan cerca de una entidad fabril. Allí creen que, por el alto déficit fiscal, a Prat-Gay no le dejaron impulsar la reforma impositiva para "equilibrar la cancha" y poder competir con el exterior. Los industriales creen que Dujovne es más proclive a abrir más las importaciones.

"Lamento que Prat-Gay se vaya y espero que podamos tener contacto rápidamente con los nuevos funcionarios", afirmó a LA NACION Adrián Kaufmann Brea, presidente de la UIA. "Está claro que Alfonso y el Gobierno no se llevaban bien", analizó Cristiano Rattazzi, presidente de la automotriz FCA. "Prat-Gay trabajó muy bien, pero creo que acá había cosas personales", agregó. "Caputo es una continuidad. Con Dujovne se empezará a ver cuánto y cómo gastamos. Hay que poner las cuentas en orden", afirmó.

"Desde que asumió, el nuevo gobierno formó un equipo más que un grupo de personalidades", describió Luis Miguel Etchevehere, presidente de la Sociedad Rural. "La economía va a tener una continuidad, porque lo que importa son las políticas y el equipo", agregó.

En el mundo financiero observan con buenos ojos la continuidad de Caputo. "Ha trabajado muy bien", afirmó Adelmo Gabbi, presidente de la Bolsa de Comercio. La llegada de Dujovne es apoyada por aquellos empresarios que creen que el déficit fiscal fue casi ignorado. "La salida de Prat-Gay va en el mismo sentido que la de Isela Costantini. Hay que bajar el gasto y los subsidios, esto era lo que reclamaba Macri, y el corazón del gasto no se ha tocado", explicó Miguel Blanco, coordinador del Foro de Convergencia Empresaria. "Con lo de Ganancias se habló de reimplantar impuestos que ya se habían sacado. El mensaje fue muy malo", agregó.

"Su salida era previsible", afirmó Osvaldo Cornide, presidente de CAME, que definió al ex ministro como "alguien que no acepta la opinión de los demás".

"Dujovne es más técnico. Prat-Gay era más keynesiano, pero no dio señales de cómo iba a reducir el déficit. Y a Macri y a muchos otros esto les preocupa"

"Se dice que los sacaron por blandos, pero este Gobierno es el rey de los blandos, del gradualismo, me sorprende que los hayan sacado por ese único motivo"

"Lo que sucedió fue un portazo de Prat-Gay, por razones que en algún momento conoceremos, y que el Gobierno trata de disimular como algo planeado"

"En la actualidad, son muchas las áreas que tienen repartida la gestión, circunstancia que redundará en una ardua y compleja coordinación del equipo económico"

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0