Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Un escenario nuevo y Delpo como bandera

7 de marzo de 2015 05:48
18 0

Como todo lo nuevo, la primera impresión vale mucho. El equipo nacional de Copa Davis se acostumbró a competir en Parque Roca, en Villa Soldati, que por encontrarse en remodelaciones con miras a los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018, no pudo estar disponible para la serie con Brasil. Tecnópolis, con la subvención del gobierno nacional -lo que le aseguró a la Asociación Argentina de Tenis tener una serie superavitaria-, fue la opción que prosperó, pese a que allí no había antecedentes de competencias de tenis, ni tampoco canchas armadas. Y en la primera de las tres jornadas, además de estar la lupa puesta en las instalaciones, la presencia de Juan Martín del Potro, en el equipo y en las tribunas, fue uno de los asuntos de conversación.

"Me verás volver!", fue el mensaje que se leyó en una bandera con la imagen del tandilense, colgada en uno de los codos del estadio montado sobre estructuras metálicas, con capacidad para 8290 espectadores, aunque en el momento de mayor concurrencia no se superaron los 3500 hinchas. Del Potro, involucrado con la renovada gestión de la AAT, vivió activamente los partidos. Participó de la arenga en el vestuario, siguió con seriedad el himno argentino cantado por Sandra Mihanovich y disfrutó del aliento que impulsó un puñado de sus amigos de Tandil, allí presentes con bombo. Incluso, hasta recibió el pedido de disculpas de un reconocido hincha que en su momento -frente a la República Checa en 2012 y ante Italia en Mar del Plata 2014- habría encabezado cánticos hostiles en su contra. Este personaje, que arrancó el día alentando desde un sector alto de la tribuna opuesto al de los amigos de Juan Martín, finalizó la jornada gritando al lado de ellos.

El escenario, salvo algunas imperfecciones, logró un aprobado. La visión del court fue buena desde casi todas las butacas, aunque resultó desprolijo que algunos operarios estuvieran haciendo reparaciones en los sectores altos de una de las tribunas laterales mientras se jugaba el primer partido de la serie, entre Carlos Berlocq y Joao Souza. Estacionamiento gratuito, bebederos, puestos sanitarios y baños químicos, sectores arbolados, tres patios de comida (gaseosa y agua a 30 pesos) y buena distribución de cestos de basura fueron algunas de las características que presentó Tecnópolis a un público acostumbrado a ver tenis en otros sitios.

Durante muchos momentos se vivió un clima futbolero, como era lógico. Unos 250 brasileños, vestidos de color amarillo, se hicieron sentir, especialmente cuando Feijao Souza logró el primer punto de la serie. Claro que la respuesta argentina no se demoró y el 1-7 sufrido por el seleccionado brasileño ante Alemania durante la última Copa del Mundo fue el disparador. También Guillermo Coria, el Mago, se sumó a los cánticos, a los aplausos. "¡Brasilero, brasilero, que amargado se te ve, Maradona es más grande, es más grande que Pelé", se oyó en Villa Martelli, obviamente. Hoy, durante el doble, se espera más público para seguir un desafío que, sin dudas, tiene diversos condimentos tenísticos y periféricos..

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0