Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Europa autoriza la etiqueta de ''asentamiento'' para los productos israelíes

11 de noviembre de 2015 12:46
26 0
Europa autoriza la etiqueta de ''asentamiento'' para los productos israelíes

La Unión Europea alega que “las reglas de etiquetado pretenden distinguir entre los productos fabricados dentro de las fronteras de Israel internacionalmente aceptadas y los fabricados en zonas bajo ocupación desde 1967”.

Las autoridades israelíes repudiaron la medida y argumentaron, entre otras cosas, que el mismo criterio no se aplica a otros territorios ocupados.

Israel exporta a la UE unos 30.000 millones anuales en bienes y servicios. Se estima que las fábricas israelíes en dichas zonas bajo control de 1967 producen por valor de entre 100 y 300 millones de euros al año. Las fábricas palestinas exportan el equivalente de unos 500 millones anuales.

Mientras que los diplomáticos europeos tratan de minimizar la medida, en la que los tecnócratas de la UE han estado trabajando desde hace más de un año; el gobierno de Jerusalem la percibe como un boicot contra sus productos.

El Ministerio de Exteriores respondió convocando al embajador de la Unión Europea Lars Faaborg-Anderson para una reprimenda.

La ministra de Justicia, Ayelet Shaked, manifestó que la medida es injusta y otorga a Israel un trato especial. Shaked añadió que el gobierno va a luchar contra la decisión.

Altos políticos israelíes, inclusive de la oposición, calificaron la iniciativa de antisemita, comparándolo con las estrellas amarillas que los judíos fueron obligados a llevar durante el Holocausto.

"Es intolerable que Israel sea el único país que ha sido señalado por la UE para una política de este tipo, a pesar de que hay más de 200 territorios en disputa en todo el mundo", destacó la cancillería.

Netanyahu se reunió con un grupo bipartidista de senadores estadounidenses en Washington y los instó a ayudar a Israel a defenderse de la decisión de la UE de etiquetar los productos de Cisjordania. Un grupo de 36 senadores, de ambos lados de la divisoria política, envió una carta a la jefa de la política exterior de la UE, Federica Mogherini, en protesta por lo que calificaron como un "boicot de facto" contra Israel. "Creemos firmemente que estos esfuerzos son injustificados, peligrosos y perjudiciales para las perspectivas de una solución negociada al conflicto [palestino-israelí]", escribieron.

Funcionarios europeos rechazan tajantemente las acusaciones de antisemitismo. "Ese es un argumento emocional sin ninguna relevancia con respecto al asunto. No se basa en motivos políticos. Se basa en la lógica de que cualquier producto etiquetado hecho en Israel necesita provenir realmente de Israel y no de las áreas que no se consideran internacionalmente como Israel", argumentó un alto funcionario europeo. "Esto está diciendo lo que la Unión Europea siempre ha dicho: Los territorios ocupados no son parte del Estado de Israel".

En abril pasado, los ministros de Exteriores de 16 de los 28 estados miembros de la Unión Europea enviaron una carta a la jefa de política exterior de la UE, Federica Mogherini, pidiéndole que promueva el etiquetado de los productos de los asentamientos en las cadenas de supermercados y tiendas de toda Europa. Alemania no figuró entre los firmantes.

El entonces ministro de Exteriores, Avigdor Liberman, condenó enérgicamente la propuesta, sugiriendo a las naciones europeas que podrían etiquetarlos "con una estrella amarilla", como la utilizada por la Alemania nazi para identificar a los judíos durante el Holocausto.

Las instrucciones para los países miembros de la Unión Europea es que el etiquetado de las mercancías mencionadas deben expresar la frase “Hecho en Cisjordania” o “Hecho en el Golán”, seguidas de las palabras “(asentamiento israelí)”, según el Canal 10 de la televisión.

A partir del jueves, cuando el breve documento de menos de cinco páginas (12 párrafos) se publique que el Diario Oficial de la UE, los Estados miembros deberán garantizar un "etiquetado preciso" aunque la denominación específica será competencia de cada Estado miembro. "Lo que es seguro es que si viene de un asentamiento, hay que indicarlo", explican fuentes del Ejecutivo comunitario que añaden que no es necesario especificar cuál.

Bruselas quiere dejar claro, sin embargo, que la política de comercio entre el bloque comunitario e Israel "no cambia" y que sus productos seguirán gozando de una preferencia en cuanto a la entrada en la UE.

Fuente: radiojai.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0