Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Una familia argentina sufre el cepo migratorio: arrestan a una dreamer

2 de marzo de 2017 04:35
29 0
Una familia argentina sufre el cepo migratorio: arrestan a una dreamer

WASHINGTON.- Una familia argentina ha sufrido en carne propia el giro draconiano que dio el gobierno de Donald Trump en la política migratoria de Estados Unidos, al quedar detenida por el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, según sus siglas en inglés) por carecer de una residencia legal en Estados Unidos.

Daniela Vargas, una dreamer cordobesa de 22 años que estaba protegida por el decreto de Barack Obama que blindó a millones de jóvenes indocumentados de la deportación, fue detenida ayer, según su abogada, Abby Peterson.

Su padre, Daniel (55), y su hermano, Alan (26), habían sido detenidos a mediados del mes anterior fuera de su casa en Jackson, Mississippi, cuando iban a trabajar. Daniela se ocultó durante horas en un armario, hasta que los agentes la encontraron y la esposaron. Luego, fue liberada.

Un vocero del ICE, Thomas Byrd, dijo a The Clarion-Ledger, un diario de Mississippi que pertenece al USA Today, que la detención de Daniel y Alan formó parte de las "operaciones de aplicación de la ley" de la agencia migratoria.

Daniela tenía sólo 7 años cuando su familia dejó Córdoba en medio de la fuerte crisis económica que estalló en 2001. Los Vargas llegaron a Estados Unidos con visas de turistas. Esos visados expiraron, pero los Vargas se quedaron. Sus padres se divorciaron y su madre se mudó fuera de Mississippi.

Al haber llegado cuando era una chica, Daniela calificó para el programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), que el gobierno de Obama implementó por decreto para los jóvenes indocumentados conocidos como dreamers y que Trump prometió mantener. Vargas se anotó en el programa, que otorga un permiso de residencia y de trabajo temporal. Ese permiso ya expiró, y ella espera la aprobación de la renovación. Aún así, fue detenida.

"Creo que todos, hasta el ICE, están confundidos", dijo Peterson a LA NACION. "Hasta hoy, hubiera dicho que esto no pasaría nunca, pero ahora ya no sé a dónde va esto", agregó. La abogada no pudo hablar aún con Daniela. El ICE sólo le dijo que no puede ser liberada bajo fianza y que será trasladada a un centro de detención. Byrd confirmó a LA NACION la detención de Vargas y que un juez federal de migración decidirá sobre el caso.

Trump se mostró dubitativo respecto de qué hacer con los dreamers. Amplió el universo de extranjeros indocumentados sujetos a deportación al ordenar a las agencias de seguridad que expulsen no sólo a criminales condenados por un delito serio, sino también a personas condenadas por delitos menores, aun si están sospechadas o acusadas de haber cometido un delito sin haber sido condenadas.

Además, la Casa Blanca ordenó la contratación de 15.000 agentes adicionales para ICE y la agencia a cargo de la protección de las fronteras. Trump llegó a decir incluso que las deportaciones serían una "operación militar", un término que causó malestar y forzó al secretario de Seguridad Doméstica, John Kelly, a desmentir al presidente desde México.

Pero, más allá de la semántica y los términos, la realidad es que Trump comenzó a aplicar mano dura en la política migratoria, un giro que sembró pánico entre las comunidades de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos.

Como otros dreamers, Daniela Vargas decidió hablar en una conferencia de prensa en Jackson para defender a su familia. "Hoy, mi padre y hermano esperan la deportación, mientras yo continúo dando esta pelea como una dreamer para contribuir a este país, que siento mi país", dijo Vargas, según consignó The Clarion-Ledger. Luego de la conferencia, fue arrestada.

El caso de los Vargas refleja la complejidad del debate migratorio de Estados Unidos. Para los defensores a ultranza del imperio de la ley, cualquier persona que haya violado las normas migratorias debe ser deportada sin excusas. Pero millones de indocumentados que hicieron sus vidas en Estados Unidos -argumentan sus defensores- merecen una oportunidad.

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0