Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Fracasaron las negociaciones y Córdoba inició su noveno día de paro de transporte

13 de junio de 2017 11:42
29 0

La Municipalidad y la empresa se niegan a incorporar a los 85 despedidos y los delegados anunciaron la continuidad de la medida de fuerza. Circulan buses custodiados por Gendarmería.

El principio de acuerdo que había anoche entre los trabajadores en huelga, la Municipalidad de Córdoba y las empresas de colectivos se cayó a último momento, y la capital de la provincia mediterránea amaneció con su noveno día de paro de transporte.

Como ayer, la Municipalidad y las empresas sacaron a la calle unos 150 colectivos que realizan los recorridos habituales, pero con una frecuencia de emergencia y custodiados por la policía provincial y la Gendarmería.

El "Plan de emergencia" consiste en servicios gratuitos que se llevan adelante entre las 7 y las 21. Circula el 25 por ciento de las unidades.

Anoche, cerca de las 21, los delegados -enfrentados con la conducción de la Unión Tranviarios Automotor (UTA)- anunciaron que habían llegado a un entendimiento y que hoy volverían al trabajo. Ese acuerdo, indicaron, incluía la reincorporación de los 85 choferes despedidos y el pago de los días de huelga. Pero tanto el municipio -concesionario del servicio- como las empresas desconocieron ese entendimiento.

"No nos vamos a sentar en ninguna mesa si hay despedidos", dijo el delegado de los choferes de la empresa Aucor, Marcelo Marín, a Cadena 3.

El intendente de Córdoba, Ramón Mestre, afirmó a la misma emisora que "los trabajadores despedidos perdieron su empleo y las horas de paro no trabajadas no van a ser abonadas".

El conflicto escaló la semana pasada, luego de que la conducción nacional de la UTA cerrara una paritaria del 21 por ciento en tres cuotas. Los choferes cordobeses se opusieron y pidieron cobrar todo el aumento de una vez y retroactivo a enero. Además, reclaman el cese de la intervención del sindicato local. Ante el paro, la provincia dictó la conciliación obligatoria y las empresas y la UTA acataron, pero los trabajadores en huelga la rechazaron y quedaron sin paraguas legal. Eso motivó que, con el aval del municipio, las empresas enviaran 85 telegramas de despido y contrataran nuevos choferes para poner en marcha las unidades.

Esta mañana, el ministro de Trabajo de la provincia, Omar Sereno, dijo que anoche los choferes se presentaron de forma espontánea en su despacho y pidieron retrotraer el conflicto a la fecha de la conciliación obligatoria, lo que implicaría dar marcha atrás con los despidos. Pero ni las empresas ni el municipio aceptaron.

"Los despedidos están firmemente despedidos. Hubo un marco de ilegalidad en las medidas de fuerza aplicadas, que no tuvieron el respaldo gremial" de la conducción nacional de la UTA ni de la intervenida delegación provincial, afirmó el titular de la empresa Coniferal y vicepresidente de la Federación de Empresarios del Transporte Automotor de Pasajeros (Fetap), Gustavo Mira.

El paro del transporte paralizó a la capital cordobesa. Escuelas y hospitales virtualmente cerrados, comercios trabajando al 50 por ciento de un día habitual y distintos operativos de vecinos para compartir autos, prestarse bicicletas o caminar kilómetros para llegar al trabajo pintaron la escena entre el lunes y el viernes últimos.

El lunes, la Municipalidad sacó colectivos a la calle, custodiados por patrulleros y con gendarmes dentro de las unidades. No hubo incidentes.

Fuente: tn.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0