Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Francisco reveló que rechazó una audiencia con un jefe de Estado en Cuba

22 de septiembre de 2015 23:10
18 0
Francisco reveló que rechazó una audiencia con un jefe de Estado en Cuba

El Pontífice dijo que le habían solicitado un encuentro pero se negó a conceder todo tipo de audiencias. En la isla estaba la presidenta Cristina Kirchner, pero el Papa no aclaró si se trataba de una petición anterior a la gira.

Francisco se presentó, como siempre, sonriente. La primera pregunta, en la rueda de prensa que ofreció en el vuelo de Cuba a Estados Unidos, fue sobre el embargo. El Papa, sin embargo, no usó ese término, sino la denominación que prefieren los cubanos: bloqueo. Y dijo que este “es parte de una negociación, como es de dominio público, ya que ambos presidentes están hablado de eso”. Señaló que su deseo es obviamente que las tratativas “lleguen a buen término, que se alcance un acuerdo que satisfaga a las partes”.

Luego, aunque no la explicitó, fundamentó su posición contraria al embargo en la posición tradicional de la Iglesia sobre “los bloqueos”. Dijo que “los papas anteriores han hablando no sólo de este, sino de otros bloqueos; hay una doctrina social de la Iglesia sobre esto bien precisa. Y anticipó, ante una pregunta, que en su discurso ante el Congreso de los Estados Unidos no se va a referir específicamente al embargo, sino “más bien a los acuerdos binacionales y multinacionales como signos de progreso”.

Con relación a su visita a Estados Unidos y a quienes lo tachan de comunista, Francisco contestó con una humorada: dijo que un cardenal amigo le contó que una señora muy católica, pero un poco rígida, le preguntó sobre el Anticristo, el Apocalipsis y si también podría haber un antipapa. Entonces, el purpurado le preguntó por qué le hacía esa consulta y ella le respondió: porque estaba segura de que Francisco es el antipapa porque no usa zapatos rojos.

En cuanto a la calificación de comunista, Francisco afirmó estar seguro de que no dijo otra cosa en materia política y económica que “no esté en la doctrina social de la Iglesia”. Agregó que en el viaje anterior un periodista le preguntó si, tras el acercamiento que tuvo a los movimientos populares de América Latina, la Iglesia lo iba a seguir, y que le contestó: “Yo soy el que sigue a la Iglesia”.

Añadió que “quizá alguna idea que expresó se deslizó hacia la izquierda”, pero señaló que, en tal caso, habría incurrido en un error en su exposición. De tomas formas, señaló que sus consideraciones sociales desde la doctrina de la Iglesia están expuestas en su exhortación apostólica La Alegría del Evangelio y en su encíclica Alabado Seas.

No obstante, dijo que para aquellos que seguían pensando que no era católico estaba dispuesto “rezar el credo”, suscitando la sonrisa de los periodistas. Además, Francisco reveló que la Nunciatura Apostólica invitó a algunos disidentes cubanos a que lo saludaran durante la celebración que presidió el domingo en la catedral de La Habana, pero dijo no saber si alguno de ellos concurrió porque, al momento de saludar a todos los invitados, ninguno se identificó. No obstante, el pontífice precisó que no les concedió una reunión porque el criterio general fue no conceder audiencias a nadie durante la visita a Cuba.

Al destacar la convicción con la que se había tomado esa decisión, Francisco contó que se le negó un pedido de audiencia a un mandatario extranjero, cuya identidad no reveló. Con ocasión de la visita del Papa, en la isla estaba la presidenta argentina Cristina Kirchner, pero el pedido podría haber sido hecho antes por otro jefe de Estado. Con todo, Francisco dijo que le gusta “hablar con todos” y que a los disidentes les desea “lo mejor como a todos”.

Fuente: clarin.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0