Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

La frase de Tevez, Messi, Bauza y el prestigio de la Selección

30 de marzo de 2017 14:12
26 0

¿Dio con las palabras justas el Apache cuando en 2011 dijo que la Selección le quita prestigio a los jugadores? ¿Y si es al revés?

"Uno es ídolo adonde vaya y venir a la Selección y sufrir, y que te critiquen, y aguantar a los periodistas, y aguantar a la gente. y aguantar un montón de cosas… Por ahí antes la Selección te daba prestigio. Hoy te lo quita". Hace seis años Carlos Tevez lanzaba una frase que impactó fuerte en el escudo del equipo nacional. Fue después de la Copa América 2011 en la que falló el penal que significó la eliminación en cuartos de final y de que por eso quedara marcado como el responsable de la frustración.

Cronológicamente la frase es vieja, sí, pero cobra vigencia la mayoría de las veces que la Argentina hace rodar la pelota.

Nos jactamos los argentinos, con argumentos, de tener a los mejores. De tener y de haber tenido. Ahora y siempre. El único que, sin embargo, pudo consagrar su talento como el hincha quiere fue el Diego Armando Maradona futbolista, el más emblemático (que no es lo mismo que el mejor) de la historia nacional. Su versión como técnico se despersonalizó absolutamente del ídolo, del que corría con el pecho inflado, del del ceño fruncido, de la mano de Dios… Al Diego Armando Maradona entrenador, cabe recordar, lo terminaron echando de la AFA.

Aquella frase le costó caro a Carlos Tevez. A Julio Grondona le había dolido escucharlo y estuvo ausente de las convocatorias los siguientes tres años. Fue Gerardo Martino quien le permitió redimirse cuando lo citó primero para un par de amistosos y luego lo incluyó en el plantel que disputó la Copa América 2015 que llegó a la final y perdió con Chile. Era la segunda final en un año para la Selección, tras la del Mundial Brasil 2014, luego de 24 años de eliminaciones anticipadas. El equipo del Tata alternaba buenas y malas pero llegó a la final, y al DT también le indicaron la puerta de salida. Había llegado al cargo por el clamor popular, se fue en medio de un manoseo inolvidable de la AFA.

Llegó Edgardo Bauza. El Patón encabezaba las encuestas. Venía de ganar la Copa Libertadores con Liga de Quito y con San Lorenzo. Sus equipos nunca jugaron como le gusta a la gente, pero los pergaminos brillaban. No hubo evaluación por parte de la AFA respecto de si era el DT que mejor se adaptaba a la necesidad de la Selección, pero si la gente lo pide….

Y las pruebas están ahí. Argentina juega mal pese a que él declare que en su análisis el equipo supera la perfección. El repechaje es el fantasma que persigue a sus dirigidos, que hoy se ven más afuera que adentro de Rusia 2018 pese a la sentencia de poco tiempo atrás del DT. "Vamos a ser campeones del mundo", dijo sin ponerse colorado.

El Bauza del 5 de agosto de 2016 cuando asumió en la Selección era lindo, casi un Armani. Hoy le piden por favor que se vaya. Sólo es el mismo en el documento.

Fuente: infobae.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0