Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

La garrafa social cuesta hasta 30% más cara

4 de abril de 2015 02:50
17 0
La garrafa social cuesta hasta 30% más cara

Pese a que el Gobierno nacional prorrogó la asistencia económica para que se pueda comprar gas envasado a precio subsidiado, lectores de LA GACETA reportaron, mediante mensajes de WhatsApp, sobreprecios en los cilindros de 10, de 15 y de 45 kilogramos. El lunes comenzará el pago de subvenciones para usuarios de gas envasado que se hayan registrado en la Anses

Parece no tener solución el viejo problema para conseguir gas en garrafa a precio subsidiado, tal como lo establece un programa del Gobierno nacional. Lectores de LA GACETA informaron, mediante mensajes enviados al servicio de Whatsapp, que en comercios de la capital provincial y de localidades del interior se venden envases de Gas Licuado de Petróleo (GLP) a precios muy superiores a los que establece el programa “Hogares con Garrafa”. Según este plan oficial, el valor máximo de referencia para los comercios y para las distribuidoras es de $ 97. En tanto, para las fraccionadoras, el valor máximo permitido es de $ 54.

Los sobreprecios reportados luego de que el Gobierno nacional anunciara nuevos precios para la denominada “garrafa social” que, hasta el año pasado era de $ 16 para el envase de 10 kilos. Además, el Poder Ejecutivo anunció cambios en el sistema para subsidiar la venta de garrafas, con el objetivo de evitar abusos.

Según los mensajes enviados por los lectores al Whatsapp de LA GACETA, en Cruz Alta, por ejemplo, el envase de gas de 10 kilo gramos se comercializa a $ 130. “Es increíble el precio de la garrafa social. Somos muchísimas las familias de bajos recursos que la compramos”, se quejó uno de los lectores. Otros, oriundos de Lules, señalaron que en negocios de esa localidad el cilindro de 10 kilos cuesta $ 53; el de 12 kilos se vende a $ 63; el de 15 kilos a entre $ 80 y $ 120; y el de 45 kilos a $ 400. De igual modo, usuarios de Villa Mariano Moreno informaron que en comercios de esta ciudad, la garrafa de 10 kilos cuesta $ 100.

Por otro lado, los mensajes de los lectores dieron cuenta de que hay comerciantes que especulan con la provisión de las garrafas a precios subsidiados por Estado. “En Villa Mariano Moreno, los comerciantes alegan que no tienen (garrafas), cuando en realidad las guardan para especular con los precios, que rondan entre $ 95 y l$ 120, para la garrafa de 10 kilos”, reclamó otro lector.

La denominada “garrafa social” forma parte del Programa Nacional de Consumo Residencial de Gas Licuado de Petróleo (GLP), que impulsó la Secretaría de Energía de la Nación. Desde 2008, cuando el plan se puso en marcha, se suscribieron para recibir los subsidios empresas productoras, fraccionadoras y distribuidoras de gas licuado de todo el país.

Hasta el año pasado, el plan establecía que el valor para la garrafa de 10 kilos era de $ 16; la de 12 kilos debía venderse a $ 20 y la 15 kilos, a $ 25. Este año, el Gobierno prorrogó la vigencia del programa, pero incrementó los precios referenciales. Además, modificó el mecanismo para otorgar los subsidios, que ya no se entregarán en su totalidad a los empresarios, sino a los usuarios de gas envasado.

La semana pasada, el Poder Ejecutivo anunció que el plan de gas envasado alcanzará a 2,5 millones de hogares de todos el país, y que destinará un monto global aproximado de $ 3.000 millones anuales, con el objetivo de evitar la venta con sobreprecios, según consignó la agencia Télam.

El programa establece también subsidios para los productores, al igual que una serie de mecanismos de control para que se respeten los precios de referencia. Precisamente estos valores máximos se revisarán cada tres meses, y se tomará en cuenta la variación de los costos que puedan registrar las plantas de fraccionamiento y de distribución de gas envasado.

Por otro lado, el Gobierno informó que esta semana se registraron, mediante operativos de control, comercios que no respetaron los precios referenciales. Seis medidas, que se llevaron a cabo en varias provincias, finalizaron con la clausura de centros de distribución de garrafas. Uno de ellos estaba en la localidad de Banda del Río Salí. Además, en los operativos se detectaron irregularidades en comercios de San Miguel de Tucumán, donde la situación se normalizó.

Fuente: lagaceta.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0