Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

El gobierno admite que no hay plazos para capturar a los prófugos de General Alvear

2 de enero de 2016 05:02
24 0

Pese a que el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, había dicho que estaban "acorralados", el paradero de los Lanatta y Schillaci sigue siendo desconocido.

Después de seis días de la fuga de la cárcel de General Alvear, los tres acusados del triple crimen de General Rodríguez seguían siendo buscados por la policía al cierre de esta edición, a pesar de que, el jueves, el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, dijo que estaban "acorralados". El Ministerio de Seguridad bonaerense advirtió anochee que "sería imprudente determinar plazos" para la captura. Los tres prófugos, los hermanos Cristian y Martín Lanatta y Víctor Schilaci, continuaban siendo buscados en la zona sur del conurbano bonaerense en un fuerte operativo policial.

Las fuerzas cuentan con la información de que Cristian Lanatta fue el jueves a la tarde a la casa de su ex suegra en Berazategui y le robó una camioneta Renault Kangoo de color gris oscuro, tras amenazarla con un arma.

Luego de ese episodio, un vecino de la localidad de Bosques, en Quilmes, denunció que vio a los tres prófugos a bordo de una camioneta Renault Kangoo blanca haciendo compras en una verdulería de la zona.

"Los tenemos localizados", dijo el jueves el ministro Ritondo, y sostuvo que estaban en un lugar poblado y a bordo de un vehículo y con un despliegue policial para dar con ellos.

Mientras ese operativo estaba en marcha, Cristian Lanatta fue, el jueves a las 17, a la casa de su ex suegra, en Berazategui, la amenazó con un arma y se llevó una camioneta Kangoo. "Cristian se presentó en la casa y mediante intimidaciones le robó las llaves de la camioneta y se la llevó. Estaba armado y la amenazó con un arma para sacarle las llaves. Fue a las 5 de la tarde y no le pidió nada más. Todo pasó en la puerta de la casa y en principio estaba solo. La mujer hizo la denuncia y a las 22 se presentó la policía para tomar huellas y hacer las tareas de rigor", contó Némesis Da Silva, abogada de Ana Laura, la ex esposa de Lanatta.

La letrada dijo que no fue la primera vez que Lanatta fue a la casa de su ex suegra ya que el domingo pasado, horas después de fugarse de la cárcel de General Alvear, también se presentó en el mismo domicilio.

"El domingo a las 6 de la mañana se presentó Cristian en la casa. Le dijo que necesitaba dinero y se lo pidió, pero no sé en qué forma, y ella se lo dio. Estaba solo y la señora desconoce cómo llegó al lugar, porque fue todo muy rápido", contó el hecho que ocurrió apenas tres horas después de la fuga de la cárcel.

La ex pareja de Cristian Lanatta contó que desde la fuga de los tres condenados por el Triple crimen, no tuvo contacto con el prófugo aunque reconoció que su madre lo vio cuando Lanatta fue a buscar una camioneta. La mujer aseguró no ver a su ex pareja desde "agosto o septiembre" pasado aunque admitió que Lanatta se comunicaba tres veces por semana para dialogar con sus hijos. "Hace bastante que no lo voy a ver, llevo a los nenes por lo general. Con él hablo tres veces por semana, habla con mis hijos y un día antes (de la fuga) él habló conmigo de lo más normal", indicó.

La policía logró ubicar a los prófugos, condenados a prisión perpetua por el triple crimen de General Rodríguez, el jueves a las 3.40 en la ruta provincial 20, a la altura de Ranchos, cuando se bajaron de una camioneta Ford Ranger y balearon a dos oficiales que les pidieron que se detuviesen en un control vehicular.

El Centro Médico Fitz Roy, donde los policías baleados se encuentran internados, informó que Fernando Pengsawath, de 22 años, herido en el abdomen, tenía "fallos multiorgánicos" con "pronóstico reservado", mientras que Lucrecia Yudati, de 33 años, que recibió un perdigón de bala en su pie izquierdo, se encontraba "estable".

Por su parte, un familiar de los prófugos que tenía contacto con ellos dijo que "se los tragó la tierra". Así lo graficó Hugo Icazati, abogado de la familia Schilaci, quien fue el interlocutor entre los prófugos y el ministro Ritondo supuestamente para entregarse.

"Se los tragó la tierra, me dijo un familiar directo que estaba hablando con ellos. Hablé hace una hora y me dijo que perdió contacto", dijo Icazati y reiteró que los prófugos pedían ir a una cárcel federal y no volver a una del Servicio Penitenciario Bonaerense. Ya garantizaron cupo en una cárcel federal para alojar allí a los Lanatta y Schilaci cuando sean detenidos.

Respecto de la fuga de la cárcel, el ministro de Justicia bonaerense, Carlos Mahiques, acusó al jefe de Seguridad de la unidad de General Alvear de haber facilitado la evasión de los tres reclusos (ver aparte).

Hugo Icazati, abogado del hermano de Víctor Schillaci, uno de los tres prófugos del triple crimen de la efedrina, reveló que los prófugos “son peligrosos y tienen contactos políticos y policiales con el bajo mundo”, sostuvo. Detalló que un familiar directo se comunica con ellos a través de mensajes escritos. “por messenger o Skype”, agregó, sin dar mayores detalles.

Fuente: lacapital.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0