Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

El Gobierno no espera una rápida decisión de la Corte por las tarifas

7 de agosto de 2016 04:03
5 0
El Gobierno no espera una rápida decisión de la Corte por las tarifas

No habría definición antes de fin de mes, según las señales que envía el Tribunal; resignación en la Casa Rosada

Incómodo, el Gobierno quedó atrapado en un laberinto en el que no encuentra la salida. La suspensión de los aumentos de gas y de luz, ahora en manos de la Justicia, sumados a las quejas dentro del frente Cambiemos en el Congreso, provocaron un terremoto interno cuya onda expansiva aún intentan contener.

Mientras estudia soluciones a la cuestión de fondo, la esperanza de que la Corte Suprema resuelva el conflicto rápidamente es cada vez menor. Por los plazos que podría tomarse el máximo tribunal ayer se suspendió una reunión del "gabinete de tarifas", que integran el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro de Energía, Juan José Aranguren , el vicejefe de Gabinete, Gustavo Lopetegui, entre otros, que se iba a reunir para estudiar alternativas.

"No será algo inminente", confió a LA NACION un integrante del Gabinete macrista que conoce detalles de lo que sucede en el máximo tribunal. En el Gobierno no tienen dudas de que no se resolverá antes de fin de mes.

Los mensajes que llegaron a la Casa Rosada desde el Palacio de Justicia no han sido esperanzadores. "No fueron muy positivos. Incluso, la decisión que podrían tomar no está del todo clara", dijo, preocupado, un funcionario con acceso al despacho presidencial.

Para acelerar los tiempos, el Gobierno presentó dos recursos de queja a la Corte. "Estos tienen efectos suspensivos", advirtió uno de los encargados de las presentaciones. En caso de que el máximo tribunal los acepte, el recurso le daría vigencia a los aumentos del gas -con el topa del 400 por ciento- y la luz que dispuso el gobierno nacional.

Además, cerca del presidente Mauricio Macri se lamentan por lo que consideran un poder creciente del máximo tribunal, y en particular de su presidente, Ricardo Lorenzetti . "No podemos depender siempre de la Corte", sostuvieron fuentes oficiales.

La figura de Lorenzetti también genera discusiones ente los habitantes de Balcarse 50. Si bien el Presidente y el ministro de Justicia, Germán Garavano, se esfuerzan por mostrar una buena relación, lo cierto es que el recelo crece.

Esto, además, se da en tiempos de un nuevo escenario de poder interno en el tribunal más importante del país entre Lorenzetti y el recién llegado Horacio Rosatti.

"[Juan Carlos] Maqueda y [Elena] Highton de Nolasco están viendo cómo pararse", relató uno de los interlocutores del Gobierno con la Corte. Nadie duda de que una vez que asuma como ministro de la Corte Suprema -está previsto que lo haga este mes y a partir de ese momento la Corte quedará completa-, Carlos Rosenkrantz acompañará a Rosatti.

Pese a que la cuestión está en plena discusión política, en el Gobierno aseguraron que esto no impacta en la sociedad. Según explicaron a LA NACION fuentes cercanas a Macri, no hay costo político por el incremento de las tarifas de los servicios públicos. De acuerdo a los números que manejan en la Casa Rosada, el 87% de los argentinos "sabía" que había que aumentarlas.

Anteayer, en declaraciones a los medios en una recorrida por Lanús, Peña ratificó el camino que eligió el Gobierno. "Reacomodar las tarifas era un tema complejo porque había mucho desajuste, pero no había alternativa", sostuvo el ministro coordinador. Y agregó: "Sabíamos que tarde o temprano iba a terminar en la Corte. Esperamos que se pueda entender lo que estamos haciendo. No había alternativa".

Aunque no lo hacen a viva voz, no son pocos en el Gobierno los que se muestran en desacuerdo con este diagnóstico. "Son llamados de atención. Esto sirve para entender que no se soluciona todo con gestión y que no se puede hacer todo junto. Siempre pagás el costo; esto nos desgasta", evaluaron cerca del jefe del Estado.

Lo cierto es que el Gobierno volvió a quedar atado a la voluntad de la Justicia, algo que genera malestar. "Al 70% de los jueces los nombró el kirchnerismo", aseguró uno de los principales escuderos de Mauricio Macri en temas de Justicia.

Para el macrismo, independientemente de lo que resuelva la Corte, el tema de fondo aún está lejos de encontrar una solución definitiva. Están convencidos de que falta avanzar con "un cambio cultural" para depurar a la Justicia, en particular a los jueces que habitan Comodoro Py, quienes le imprimieron una dinámica frenética a las principales causas en las que se investigan hechos de corrupción durante el kirchnerismo.

Pero, al mismo tiempo, también hay autocrítica por cómo se manejaron hasta el momento. "Si vas a hacer estas cosas [por el aumento de las tarifas] tenés que tener en cuenta todas las variables; hace falta más visión política", dijo a LA NACION una alta fuente del Gobierno. La queja tiene dos destinatarios: Aranguren y el secretario de Legal y Técnica, Pablo Clusellas, que también fue criticado por la diputada Elisa Carrió los últimos días.

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0