Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Gualeguaychú superaría en 10 puntos el promedio nacional de muerte por cáncer

13 de marzo de 2016 11:13
71 0

¿De qué se muere la gente en Gualeguaychú?, fue la pregunta motivadora. Y el periodista salió a buscar durante un año. En la ciudad muere más gente que la que tendría que morir, y además hay más fallecidos por cáncer. Inquietantes resultados de una muestra no oficial, de un relevamiento periodístico.

¿De qué se muere la gente en Gualeguaychú? Esa fue la pregunta original que motivó la investigación de este periodista, basada en la falta de publicidad de estadísticas o en la dificultad para conseguirlas, y también en la “sensación” de que la presencia del cáncer resulta preocupante.

¿Por qué no el intento de contar con elementos propios para un análisis, o al menos un diagnóstico periodístico, frente a la sensación de que vienen creciendo algunas enfermedades, especialmente los tumores?

Aquí vamos a presentar en un informe periodístico –en forma simultánea en Maximaonline y en el Diario El Argentino-, los datos que fueron conseguidos diariamente en 365 días. Un año de búsqueda para determinar las razones por las cuales muere la gente en Gualeguaychú Ciudad. Esto no abarca ni el departamento Gualeguaychú, ni a las ciudades vecinas. No se contabilizan los casos de personas que fallecen en Gualeguaychú (por ejemplo, el accidente de un viajero en la ruta), si ellas no vivían en la localidad. Como dicen los encargados de las estadísticas, se habla sobre la residencia y no siempre sobre la ocurrencia.

Además, los datos provinciales a cargo del departamento de Bioestadística del Ministerio de Salud de la provincia se dividen por departamentos, y no por ciudades. Y queríamos conocer Gualeguaychú ciudad.

Así, cada día se anotó el nombre de la persona, el sexo, la edad, la dirección donde vivía, y se buscaba la causa. Así, además, se fue elaborando un mapa de Gualeguaychú para ver si alguna zona llama la atención.

Quienes manejan las estadísticas oficiales suelen ser celosos, entre otras razones porque hay datos secretos y privados. Aquí, nosotros no difundiremos nombres de personas, pero la lista completa con todos los datos en una planilla de excel está a disposición de quien lo requiera con una finalidad de bien público.

Es sólo un trabajo de investigación obtenido con métodos de búsqueda de información propios de un periodista. Pero realizado con esfuerzo durante un año, y con honestidad conceptual.

La metodología de trabajo forma parte de lo novedoso de la tarea, ya que el periodista autor no encontró un protocolo, sino que lo fue elaborando sobre la claridad del objetivo: saber de qué se muere la gente. En los diarios aparecen personas fallecidas, pero no todas. Y obviamente, no está la razón del deceso.

Así que la tarea fue rastrear los datos en forma diaria en los diversos lugares donde quedan registrados los decesos, y también recurrir a testimonios de familiares o amigos de las personas fallecidas que conocían las razones de la muerte.

Para este informe también se utilizaron las redes sociales. Agradezco las colaboraciones por esa vía.

Es un trabajo agotador, que incluye el desánimo de comprobar que varias veces nadie parece tener la información acerca de la causa del deceso. Así como se lee.

En el lapso de un año investigado –desde el 10 de diciembre de 2014 al 10 de diciembre de 2015-, fallecieron 720 personas que vivían en Gualeguaychú ciudad. Casi dos personas por día.

Así planteadas las cosas, este informe consiguió establecer las causas de más del 80 por ciento de los fallecimientos. Sobre un total de 720 personas en un año, están las causas de 660, aunque hay 83 fallecidos en cuyas causas se indica “PCR” (paro cardio-respiratorio), sin precisarse la razón anterior y real que originó el final.

El resto, según dice la ciencia de las estadísticas, podría seguir una línea proporcional. Pero aún sin los datos que faltan pueden obtenerse conclusiones de peso. Hay datos duros, realmente, precisos, concretos, nombres, causas de muerte y direcciones, sobre una mayoría exponencial del mapa de Gualeguaychú.

Hay, en realidad, tendencias que se observan Debe contemplarse asimismo que los censos se realizan cada diez años y estamos transitando la mitad de la década, lo que hace pensar en un lógico crecimiento de la población y ello de alguna forma le puede quitar precisión matemática al trabajo. Pero aquí se busca establecer una tendencia o un panorama, no perfecto pero sí realista.

En ese esquema: en 2010 vivían unas 83 mil personas en la ciudad. Si vemos el promedio de crecimiento (la población aumentó en 7 mil personas desde 2001 hasta 2010), suponemos con fundamento que en 2016 habitan unos 85-86 mil habitantes.

La tasa de mortalidad promedio en Argentina es de 7,34 personas por cada mil habitantes, por año.

Así, según la media nacional, en Gualeguaychú ciudad tendrían que fallecer por año unas 630 personas. Pero murieron 720. Noventa más.

Quiere decir que habría una tasa de mortalidad de 8.2 puntos, casi un punto más que el promedio nacional.

La expectativa de vida en Gualeguaychú sería levemente menor a la que indica el promedio nacional.

En América, la media es de 73 años. En Argentina, es de 73 años para los hombres y de 79, casi 80, para las mujeres.

En Gualeguaychú, en el período medido en este informe, el promedio indica 72 años para los hombres y 77 para las mujeres.

Significa que podríamos estar levemente por debajo de la media nacional sobre expectativa de vida, aunque el número no es significativo.

Además, como dato alentador, alrededor del 4 por ciento de los habitantes de Gualeguaychú muere después de los 80 años.

El promedio de muertos por cáncer en la Argentina, oscila entre el 18 y el 20 por ciento del total de fallecimientos.

Según el estudio periodístico realizado, en la ciudad de Gualeguaychú hay 183 casos de cáncer constatados con nombre, sexo, edad, dirección y causa de muerte.

Pero para obtenerse un promedio, del total de 720 deben restarse 60 cuyas causas de la muerte se ignora, y otros 83 que se informan como PCR (Paro Cardio Respiratorio), por causas no precisadas. Y muchas veces se registra una muerte en el acta de defunción como PCR cuando el origen es el cáncer,

Así, tendríamos 577 casos con causas de muerte confirmadas, y 183 casos de cáncer mortales.

En ese esquema, en Gualeguaychú el 30 por ciento de las muertes serían por cáncer. Ello significa que el promedio en la ciudad superaría al menos en unos 10 puntos al promedio nacional de muertes por cáncer, que es del 18-20.

Quiere decir que no sólo que mueren más personas, sino que también mueren más por cáncer. Aquí, día por medio hay alguien que está muriendo de cáncer. Por lo menos.

Entre los principales tipos de cáncer mortales en Gualeguaychú, el listado es el siguiente: Pulmón, Colon, Hígado, Páncreas, Próstata, Mamas, Útero, Estómago y Huesos.

Hay 34 casos de fallecidos de cáncer sin especificar el tipo de tumor, lo que quizás pueda proyectarse en forma proporcional.

El 81% de las personas que fallecieron de cáncer en Gualeguaychú, tenían menos de 80 años. Y hay 100 muertes de personas que tenían menos de 70 años. Y de ellos, 38 personas con menos de 60 años. Es decir, cada mes al menos mueren de cáncer 3 personas que son menores de 60 años.

Allí registramos los casos de cáncer de pulmón, digestivos y sin especificación, como también los infartos o fallecimientos por enfermedades del corazón.

*Han sido importantes los casos de cáncer de pulmón y cáncer en general en el barrio de Pueblo Nuevo y detrás del corsódromo.

*También sobresalen casos de cáncer digestivo y cáncer en general en la franja de Avenida Rocamora hacia el corsódromo.

*En la zona de Avenida Del Valle, 3 de Caballería, Perón y zona del puerto, hubo varios fallecidos por cáncer en un radio de pocas cuadras.

*En zona de la Nueva Terminal se registran varios casos de cáncer en general y pulmón.

*Curiosamente, la zona del barrio del Cementerio Norte es quizás la que menor cantidad de muertos registra, en general.

*En la zona Noreste llaman la atención más los casos de cáncer digestivos. En la zona Sureste, los casos de cáncer de pulmón.

Se aclara que todos esos conceptos son sólo fruto de una observación del “mapa” de fallecimientos ocurridos. Seguramente otras miradas sumarán otras conclusiones.

De los casos de cáncer que pudieron constatarse, surgen los siguientes datos.

*Más de la mitad de los casos de cáncer en la ciudad son del aparato digestivo y de pulmón.

-Un tercio de los casos de cáncer que terminaron en muerte, son del aparato digestivo (intestino, hígado, páncreas, estómago, esófago, linfomas, abdomen). Cada mes, al menos cinco personas murieron en Gualeguaychú por algún cáncer digestivo.

-Individualmente (por órgano), el cáncer con más muertes es el de pulmón: más de 3 casos por mes.

-En casos propios de las mujeres (mamas y útero), fallecieron 14 en un año. Podría haber más casos no registrados.

*Por otra parte, al menos cinco personas por mes fallecen por causas de problemas de corazón.

También es importante el número de muertes por diabetes (57 constatados). Ello indica que casi hay 5 muertos por mes de diabetes.

También hay unos 5 fallecimientos por mes por neumonía (total 59 en el año). En la neumonía la gran mayoría de los casos se da en edades avanzadas.

Las muertes por ACV son prácticamente dos por mes. La mayoría de los casos son de gente mayor, aunque hay excepciones.

En el lapso de un año observado en Gualeguaychú, la muerte de mujeres superó levemente a la de hombres. Fallecieron 370 mujeres y 350 hombres.

Los meses de mayor cantidad de fallecimientos fueron los dos extremos en temperaturas: julio (75) y enero (66). Luego se ubicó septiembre (64).

En el período registrado de un año, siempre por la media nacional de mortalidad, tendrían que haberse producido 7-8 suicidios. Y fueron 12.

Un dato llamativo: en el período observado hubo 12 suicidios, es decir promedio de uno por mes. Pero, el relevamiento pudo constatar que al menos 3 fueron relacionados directamente con el cáncer: se suicidaron quienes no soportaron el dolor. En los tres casos fueron hombres los que tomaron la decisión. Fueron en enero, marzo y octubre de 2015, y casualmente los tres hombres tenían 69 años. El cáncer originó el suicidio. La estadística diría Suicidio, pero la causa real fue un tumor maligno.

Y además, hay datos ocultos. Hay 83 casos en donde se registra la muerte por PCR (paro cardio respiratorio), sin abundar en el origen de ese desenlace. Quiere decir que Una proyección entre los casos no conocidos de muerte, más los paros por causas no registradas, obviamente aumentará el número de casos de cáncer. Los datos ocultos no dicen nada, o quizás dicen algo en su silencio.

De cualquier modo, alcanza para empezar a trabajar con los datos que sí pudieron conseguirse.

Puede hablarse sobre datos ocultos y no de casos ocultados, pero sí está claro que hay datos no difundidos. La población no conoce estos números que estamos difundiendo.

El objetivo principal de este trabajo, es contribuir a la elaboración de un diagnóstico conceptual con el ánimo de ver si puede reducirse el número de fallecimientos. Es tratar de conocer las “preferencias” de la muerte para prolongar y mejorar la vida. Quizás algunas causas se puedan investigar y trabajar. La muerte “sale a buscar”, y donde encuentra, lleva.

Cabe aclarar además que este informe no es contra los médicos, la mayoría de los cuales recibe y trata los casos, ni necesariamente contra los gobernantes. La mayoría de los funcionarios locales, provinciales y nacionales son nuevos y ojalá sepan aprovecharlos. Tampoco el investigador arriesgaría acerca de las causas de los problemas de salud, eso le corresponde a los especialistas, más allá de que se sospeche de alteraciones en el medio ambiente que tampoco son nuevas.

Este trabajo periodístico procura ser una foto, una mirada periodística que guarda la esperanza de que se evalúe lo que está pasando y se busquen algunas soluciones.

Agradezco especialmente a la consultora Fernanda Mundel por su colaboración y a otra gente muy valiosa. Uno de ellos se tomó el trabajo de llamar a 60 familias de personas fallecidas para conocer la causa del deceso. Eso habla de una responsabilidad social destacable, de un compromiso para subrayar. También a la Asociación Mutual Frigorífico Gualeguaychú, Previsora Gualeguaychú y a la funeraria SIS, y al Registro Civil de Gualeguaychú.

Este trabajo está dedicado a Esther Paas, que luchó tanto contra el cáncer. A los ambientalistas. A los que creen que la calidad de vida es bastante más que cambiar el televisor. A quienes se les fue un hijo, un hermano, los padres, los abuelos, la pareja o un amigo antes de tiempo. A los médicos que trabajan con vocación y a conciencia y a los trabajadores de la salud. A los que luchan.

La muerte es una oportunista y está muy atenta y tiene libertad para caminar. Sólo busquemos que no nos lleve antes de tiempo.

Este es un informe sobre la muerte…para la vida. Para prolongar la cantidad y la calidad de nuestros años sobre esta maravilla llamada tierra.

Nunca más oportuno Paco Urondo: “Sin jactancias puedo decir que la vida es lo mejor que conozco”.

* Fabián Magnotta es periodista, integró la redacción de EL ARGENTINO y actualmente es director periodístico de radio Máxima.

** El Próximo informe, referido al cáncer en el departamento Gualeguaychú, será publicado en la edición del domingo 20 de marzo.

Fuente: diarioelargentino.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0