Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Hillary Clinton se descompensó en el acto del 11-S

11 de septiembre de 2016 18:21
23 0
Hillary Clinton se descompensó en el acto del 11-S

Oficialmente se informó que la candidata presidencial demócrata sufrió "un golpe de calor". En redes sociales se desató una ola de rumores.

Por primera vez en varios meses ayer se suspendió formalmente la campaña electoral. Ni Hillary Clinton ni Donald Trump agendaron actos proselitistas hoy y ambos asistieron al homenaje a las víctimas del atentado del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York. Pero, en medio de la ceremonia, la ex secretaria de Estado se sintió mal y tuvo que abandonar subrepticiamente el acto porque, según se dijo oficialmente, sufrió “un golpe de calor”. Una ola de rumores sobre su estado de salud invadió las redes sociales.

Con una temperatura cercana a los 30 grados, con anteojos de sol, Hillary estuvo una hora y media en el Ground Zero, mientras se nombraban a las casi 3.000 víctimas de los atentados. Pero luego se sintió mal y se retiró del lugar. Según se supo luego a través de un comunicado, la candidata se fue a reponerse del calor al departamento neoyorquino de su hija Chelsea. Luego de aproximadamente una hora en el interior de la vivienda , y mientras en los programas de televisión y las redes sociales ardían de rumores sobre su salud, ella dejó el hogar de su hija rumbo a su casa de Chappaqua, al norte de Nueva York.

Un video difundido pasado el mediodía agregó enorme preocupación. Se la ve a la candadata mientras espera a su camioneta para salir de la ceremonia. Hillary está de pie, sostenida del brazo por una asistente, pero se la ve que luego tambalea y prácticamente se desmorona antes de subir, en medio de los esfuerzos de su personal de seguridad que intentaban ocultar la escena. El video es verdaderamente un misil para su campaña electoral.

Para despejar dudas, antes de subir a su camioneta blindada, Hillary, de 68 años, saludó en la vereda a varios de sus seguidores e incluso se dejó fotografiar por varios por unos momentos. “Me siento bien”, dijo. Lo que menos le conviene en este momento es que se reactive el debate sobre su salud, algo que Trump viene insistiendo desde hace algunos meses.

A fines de 2012, Hillary sufrió una infección estomacal, se cayó y se golpeó la cabeza por lo que estuvo internada tres días por un coágulo cerebral que se le había originado. Desde entonces varios republicanos –incluso el estratega electoral conservador Karl Rove-- habían llegado a sugerir que tenía “daños cerebrales” derivados del golpe. La ex funcionaria, que a los pocos días de salir del hospital declaró por más de 11 horas seguidas en el congreso por el atentado en Bengazi, nunca demostró tener problemas.

Pero Trump ha deslizado varias veces las dudas en sus discursos de campaña y dice que los médicos de la candidata mienten. En realidad, ninguno de los dos han difundido informes detallados sobre su salud. El propio Trump, de 70 años, mostró un certificado de un médico de fama dudosa en el que dice que el candidato está "perfecto", sin mencionar ningún valor. Pero la salud de Hillary será un tema a partir de ahora. Hace dos días, ella sufrió un ataque de tos en medio de un discurso y apenas pudo terminarlo con voz muy ronca. Dijo que sufría de alergia. Es probable que Trump redoble estos días la ofensiva sobre la salud de su rival.

Fuente: clarin.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0