Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Intendentes y legisladores del PJ reabrirán la negociación por el presupuesto con Vidal

6 de enero de 2016 04:42
27 0
Intendentes y legisladores del PJ reabrirán la negociación por el presupuesto con Vidal

Los jefes comunales intervinieron para destrabar el conflicto y así conseguir más fondos; crearon una comisión para discutir con la gobernadora

"Agradezco la iniciativa de los intendentes de generar esta reunión." Así de amable y formal arrancó el camporista José Ottavis, jefe del bloque de diputados del Frente para la Victoria, el encuentro convocado por el pelotón de caciques del PJ con la meta precisa de reabrir la negociación para aprobar el presupuesto bonaerense. Había llegado un rato antes al salón de la cita en la Legislatura, de traje gris, corbata lila y un sobre con información del proyecto bajo el brazo.

Sin un liderazgo excluyente en el peronismo y con diferencias internas, quedó ayer plasmado un nuevo esquema que los intendentes -sin soldados legislativos propios- pretenden continuar. Se decidió la creación de una comisión de trabajo integrada por jefes comunales, diputados y senadores para discutir la letra chica de los temas y la estrategia parlamentaria. Al menos fue eso lo que se arregló para volver a debatir la "ley de leyes" y darle esa herramienta a María Eugenia Vidal después del cortocircuito de la semana pasada.

La primera reunión de esta mesa se planificó para mañana al mediodía con el fin de armar una contrapropuesta. Estiman que el lunes retomarían el contacto con Federico Salvai y Hernán Lacunza, ministros bonaerenses de Gobierno y Economía, respectivamente. Y el miércoles, con viento a favor, podrían llegar al recinto.

Será una vuelta al diálogo después de la comedia de enredos que derivó en el fracaso de la sesión de hace una semana. El punto de discordia es el nivel de endeudamiento, que requiere para su autorización dos tercios de los votos. Mientras Vidal requirió que le avalaran $ 110.000 millones, desde el kirchnerismo planteaban un techo de $ 35.000 y solicitaban más precisión sobre el reparto de recursos.

"Pedimos que nos digan cuánto del endeudamiento se va a invertir en patrulleros, en arreglo de hospitales, en escuelas, etc. Ésa es la mayor discusión, que haya claridad", sostuvo a LA NACION Mariano Cascallares, intendente de Almirante Brown y anfitrión de la reunión de anteayer, en la que comenzó a definirse la táctica de unidad.

Aunque no lo dirán en esos términos, los alcaldes apostaron a "intervenir" la bancada para fijar una postura conjunta que sirva a sus municipios y evitar lo que consideran un desempeño desordenado que fue terreno fértil para que Sergio Massa, con menos peso en la Legislatura y en el territorio, sacara ventaja en la distribución de cuotas de poder y fondos.

La jugada, en los hechos, corrió del lugar de único interlocutor a Ottavis, aún al frente del bloque de 36 legisladores, de los cuales hay 12, liderados por Walter Abarca, que manifiestan discrepancias con la conducción. En el Senado bonaerense, la situación es menos caótica, quizá porque la ruptura entre el PJ y el cristinismo se produjo y funcionan en bloques separados. De hecho, los senadores más K participaron ayer de la primera reunión, en Diputados, y no en la segunda que se realizó a unos pocos pasos, en el edificio de la Cámara alta bonaerense.

"El bloque no se sintió invadido. Los intendentes ratificaron lo actuado y pidieron negociar en un marco de racionalidad. Esta comisión le va a dar un volumen superior", explicó Fernando "Chino" Navarro a LA NACION, para describir en tono equilibrista la situación puertas adentro.

El chisporroteo, que incluía una supuesta orden de Cristina Kirchner a Ottavis de dejar sin quórum la sesión, de la que tanto intendentes como legisladores K descreen, terminó sirviendo para abroquelar al peronismo y empezar a mover las fichas en un mapa que aún está en plena configuración.

La máxima de los alcaldes es simple: "Gobernabilidad recíproca". Entre ellos y Vidal. Así quieren que se apruebe el presupuesto lo antes posible y salir beneficiados por una suma extra de fondos coparticipables por unos $ 15.000 millones destinados a infraestructura, seguridad y salud, como ejes prioritarios.

La comisión quedó integrada por seis intendentes. De la primera sección están Gabriel Katopodis y Alberto Descalzo; por la tercera, Cascallares y Fernando Gray, y por el interior, Eduardo Bucca, Hugo Corvatta y Juan Pablo de Jesús. El cuerpo se completa con tres diputados y tres senadores. Serán los encargados de sintetizar una posición común y negociar con los funcionarios provinciales. Ahora sí, todos dicen que hay vocación de avanzar.

El camporista encarna el ala más K. A él reportan 24 de los 36 diputados y es influyente en uno de los bloques peronistas en el Senado bonaerense.

Sin hegemonía en el territorio, el cristinismo tiene poder parlamentario. Incluso intendentes propios, como Walter Festa, y de Los Oktubres apoyaron la movida del PJ. Aunque fue cuestionado como interlocutor, Ottavis sigue en pie.

Insaurralde es uno de los rostros del grupo de alcaldes que aspiran a ganar influencia y garantizar una "gobernabilidad recíproca" con Vidal. Allí se anotan los intendentes nuevos.

También conforman la tribu los históricos, algunos a regañadientes por quedar en segundo plano.

Scioli está en el sector de las figuras políticas de peso que se muestran prescindentes en las negociaciones y la coyuntura política de la provincia.

Quizá porque esperan hasta que baje la espuma para volver a escena y porque no tienen función ejecutiva, también están fuera del ring dirigentes como Julián Domínguez y Florencio Randazzo. Ausentes, por ahora, están Cristina y Máximo Kirchner.

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0