Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Intentó defender a una vecina de un robo, le dispararon y balearon a su nieto de 14 años

26 de diciembre de 2016 04:09
47 0

Fue en Flores, horas antes de Nochebuena. Motochorros asaltaron a una joven y un hombre de 69 años los cruzó con su coche. Los tiros de los ladrones hirieron al adolescente, que anoche luchaba por su vida. Vecinos protestaron frente a la comisaría.

"Vecinos de duelo”. Así se bautizó al grupo de WhatsApp creado en Flores tras el crimen de Pascual Mollo, un empresario de 69 años asesinado por ladrones mientras festejaba el cumpleaños de una de sus hijas. Dos semanas después, la tragedia volvió a impactar de lleno en el barrio: un chico de 14 años recibió un balazo en la cabeza cuando motochorros dispararon contra el auto de su abuelo. Esta noche continuaba internado, en grave estado.

El violento episodio ocurrió el sábado, cerca de las 14, en Asamblea y Rivera Indarte. El barrio, conocido como “las casitas municipales”, tiene varios pasajes. Según relataron vecinos a Clarín, fue en una de esas calles donde dos motochorros asaltaron a una joven de nacionalidad coreana. “La chica empezó a gritar, mientras le pegaban y la insultaban. Le pusieron un arma en el pecho y le sacaron la cartera”, contó un testigo.

Mientras escapaban, los motochorros se cruzaron con el auto gris en el que viajaba el adolescente, identificado como Brian, y su abuelo, de 69 años. Las versiones sobre qué pasó en ese momento son confusas. Fuentes policiales consultadas por Clarín indicaron que el conductor intentó defender a la vecina y encerró a la moto en la que iban los ladrones. Sin embargo, desde en entorno de la víctima desmintieron que haya existido una persecución. “Simplemente pasaban por ahí”, explicaron.

Pablo, un vecino entrevistado por TN, relató el momento del ataque. “Estaba en mi casa y escuché gritos afuera. Cuando miré por la ventana vi una moto estacionada sobre la vereda. Los ladrones esperaron a que pasara el auto y uno de ellos, sin bajarse, le disparó”, contó el testigo. Habrían sido al menos dos balazos. Uno de los proyectiles impactó en la pera de Brian, que fue trasladado de urgencia al Hospital Piñeiro. Luego lo derivaron al Hospital de Niños Pedro Elizalde. Allí continuaba internado, en estado delicado. “Hijo no me bajes los brazos ahora, por favor papi. Sé que la estás luchando y que vas a salir adelante, porque sos un pibe muy fuerte y tenés toda la vida por delante para disfrutar. Te amo con vida”, escribió ayer su papá en su muro de Facebook, junto a una foto de ambos.

Los peritos que trabajaron en el lugar del ataque recolectaron una vaina calibre 9 milímetros, que será analizada en las próximas horas. Además, los investigadores buscan imágenes en cámaras de seguridad de la zona, en especial en aquellas que registran los ingresos a los barrios Rivadavia I y II y la villa 1-11-14, donde podrían haberse ocultado los ladrones. También trabajan sobre el teléfono de la joven asaltada, para determinar si fue activado tras el robo.

El trágico asalto conmocionó a los vecinos de Flores, en la previa de la Nochebuena. “Los chicos quedaron con mucho miedo. Mi hija no quiso salir a la calle para festejar después de la medianoche. Prefirió quedarse en el patio”, contó Celeste, una de las vecinas que se reunió esta tarde, a partir de las 18, en la esquina de Asamblea y Rivera Indarte. Una hora más tarde se movilizaron hacia la comisaría 38°, en Bonorino y Alberdi. Allí se vivieron algunos momento de tensión cuando, tras la promesa de un encuentro con jefes policiales, varias personas intentaron ingresar por la fuerza a la seccional. Luego esperaron la reunión en la puerta, bajo el grito de “que se vayan todos”.

El objetivo de la marcha vecinal fue, una vez más, reclamar seguridad. Los testimonios coinciden en que nadie se salva de los robos. Denuncian que grandes y chicos son asaltados a cualquier hora, y que las motos en la que se movilizan los ladrones son “siempre son las mismas”.

La inseguridad había centralizado la agenda del barrio tras el crimen de Pascual Mollo (ver Polémica por...), cometido a siete cuadras del lugar en el que balearon a Brian. “Después de ese hecho reforzaron la presencia policial. Parecía el lugar más custodiado del país. Pero eso se fue diluyendo con el correr de los días. El jueves dejamos de ver a los policías. Dos días después pasó esto”, contó a Clarín Roberto D’ Anna, uno de los vecinos que participó del reclamo.

La preocupación por los hechos violentos no es nueva y se refleja en los números oficiales. El último informe de la Unidad de Derechos Humanos, Género, Trata de personas y Narcotráfico del Consejo de la Magistratura de la Nación posicionó a Flores como el barrio con más homicidios de la Capital Federal, con 40 de los 175 crímenes registrados durante 2015. La mayoría de los casos ocurrieron en la villa 1-11-14, donde hubo 28 homicidios.

Fuente: clarin.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0