Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Irán a juicio por diagnosticarle cansancio y darle el alta un hombre que luego murió de una crisis cardíaca

16 de enero de 2015 19:02
6 0

Los médicos que lo atendieron le dieron una inyección de  Reliverán e Ibuprofeno y lo mandaron a la casa, pero a los tres  días volvió para consulta, y uno de los médicos acusados, fue  quien le diagnosticó decaimiento y reposo por 48 horas.

Los médicos que lo atendieron le dieron una inyección de Reliverán e Ibuprofeno y lo mandaron a la casa, pero a los tres días volvió para consulta, y uno de los médicos acusados, fue quien le diagnosticó decaimiento y reposo por 48 horas.

Dos médicos deberán afrontar un juicio oral y público acusados de un caso de mala praxis a raíz del cual un paciente que falleció a raíz de un infarto pero que ambos le habían diagnosticado cansancio y una descompostura.

La Cámara de Casación revocó la resolución del Tribunal Oral Criminal 11 que había concedido una probation a los dos médicos acusados, la cual consistía en realizar trabajaos comunitarios y aportar una suma económica y así habían logrado evitar el juicio oral y público.

Ahora, la Sala III con la firma de los jueces Eduardo Riggi, Liliana Catucci y Ana María Figueroa, hicieron lugar a la apelación de la familia y dispusieron que los dos médicos imputados por el caso de mala praxis vayan a juicio.

El hecho tuvo lugar el primero de octubre de 2007 cuando el paciente Daniel Juan Aprile, de 60 años recurrió a los médicos porque sufría "dolores retroesternal, náuseas, vómitos". Los médicos que lo atendieron le dieron una inyección de Reliverán e Ibuprofeno y lo mandaron a la casa, pero a los tres días volvió para consulta, y uno de los médicos acusados, fue quien le diagnosticó decaimiento y reposo por 48 horas.

Al día siguiente le dieron el alta, hasta tanto se conozca el resultado de estudios, pero el paciente sufrió un agravamiento de dolencias en la zona del tórax y volvió a la clínica. Unas 15 horas después, Aprile era ingresado en terapia intensiva y falleció como consecuencia de una crisis cardíaca.

El Tribunal Oral en lo Criminal 11 le otorgó a los dos médicos acusados una probation, para evitar el juicio, y la misma consistía en que aportaran una suma de 150 mil pesos y 100 mil al otro, y en realizar tareas comunitarias en Cáritas Argentina durante ocho horas semanales por dos años.

Pero la familia pidió que vayan a juicio oral y público a lo que Casación terminó haciendo lugar y ahora los dos profesionales afrontarán un debate.

Fuente: diariouno.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0