Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Los Jaguares cayeron sobre el final ante Chiefs en el Super Rugby

19 de marzo de 2016 23:35
15 0

Un grupito de seguidores del rugby de muchos años se animó con el "¡hop, hop, hop!" de un scrum, en la platea norte de Vélez. Como en los viejos tiempos de los Pumas. Un atento observador acotó: "Pero esto es otra cosa, estos chicos cuando tienen la pelota quieren volar como aviones", estableciendo las diferencias con el histórico juego argentino.

Ahora hay porristas, mascostas, música, explosiones y llamas acompañando la salida del equipo. No son los viejos y queridos Pumas, son los Jaguares. Y aunque el ambiente puede ser el mismo en la Argentina, la evolución del deporte llevó este juego a otra dimensión. Que no es del todo desconocida. Son profesionales, son los Pumas que llegaron a la semifinal del último Mundial, pero están en un lugar en el que todo es diferente. Por allí transitará esta experiencia de argentina en el poderoso Super Rugby . Aprendizaje. Esos chicos que "quieren volar como aviones", necesitan adaptarse, encontrar el tiempo para despegar y el momento para ser más cuidadosos. Saber manejar los ritmos.

Necesitábamos ganar, tenemos que aprender a cerrar los partidos en los últimos minutos. Nos vamos tristes porque la gente vino desde temprano, alentó hasta el final y no pudimos darle la victoria; tenemos una semana para preparar el partido ante Stormers (Nicolás Sánchez)

Enfocarse, lograr solidez es lo que le permitirá a este equipo canalizar todo ese potencial que hoy se presenta por momentos descontrolado y lleno de interrupciones por los errores de manejo y malas decisiones. Es cuestión de tiempo. Si, otra vez se pide tiempo. Así como se lo pidió para llegar al primer triunfo en el Rugby Championship. Es otro torneo, otra frecuencia de juego y un torneo mucho más largo. Esa experiencia es la que algún día permitirá que esta derrota de hoy ante los poderosos Chiefs de Nueva Zelanda (26-30) se convierta en un triunfo para sentirse, como tantas veces, orgullosos del rugby nacional.

Dominante en los primeros minutos del partido con el scrum, los Jaguares llegaron al try por un maul con Creevy como portador de la pelota en el ingoal. Esa confianza, como la que mostró el pack, es la que hace pensar que los Jaguares están a la altura de este desafío.

Es la misma que muestran los tres cuartos cuando toman la pelota intentando disparar. Tratan de aprovechar cada espacio libre, cada descuido rival. Ganan metros con una facilidad asombrosa. Pero ese desparpajo no tuvo esta noche la retribución con el poder de gol de otros partidos.

"Una lástima porque se hizo un último esfuerzo, con ese try, y después, el típico equipo neocelandés que no se rinde y que sigue jugando hasta los 80 u 81 minutos. Lo peor es dejar agrandarlos porque te pasan por arriba, pero ahora debemos dar vuelta de página. Vamos a analizar los errores que hicimos, sobre esos tackles altos (Juan Manuel Leguizamón)

La inconstancia fue lo que debilitó a los Jaguares. Lo mismo que se vio en los dos primeros partidos en Sudáfrica, tanto en el triunfo ante los Cheetahs como en la ajustada derrota ante los Sharks.

Cuando Corderito desplega las alas y cruza la cancha como un velocista en una pista de atletismo hace pensar que todo es posible. Que los Jaguares pueden ganarles a los Chiefs y a cualquiera.

Pero después se cometen errores, como perder una salida o un line en cinco yardas propias, y eso hace notar las diferencias entre un equipo con aplomo y otro que está en período de gestación.

Los Jaguares son una explosión de ímpetu en cada juego. Van ganando una identidad más por sus deseos incontrolables que por su dominio de las acciones. Son capaces de tomar el control de un resultado cuando ni siquiera estaba claro si podían llegar a tener el control del juego. Así como en cinco minutos pasaron a ganar 25-23 un partido que estaban perdiendo 14-23 (tries de Landajo y Moroni), también puede ver como esa alegría se les escapa en un instante. El rugby argentino está disfrutando de un gran momento. Para que lleguen los resultados, habrá que seguir teniendo paciencia.

Fuente: canchallena.lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0