Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

El kirchnerismo cree que el clima social lo beneficia

14 de marzo de 2017 00:58
27 0
El kirchnerismo cree que el clima social lo beneficia

Dice que la polarización creciente le facilita el camino, más allá de los problemas judiciales de Cristina

Aunque no pisó Olavarría, Cristina Kirchner estuvo presente anoche en el recital del Indio Solari. Antes y después del espectáculo, los fanáticos vieron paredones empapelados de afiches con frases del cantante y la firma de La Cámpora . "Yo sé que vos vas a regresar", decía uno de ellos, con letras blancas sobre una franja roja, justo encima de una imagen de la ex presidenta.

La campaña callejera le sirvió al kirchnerismo para celebrar una semana en la que, según los dirigentes del núcleo duro, los planetas se alinearon a favor de Cristina. No toman en cuenta, o relativizan, que quedó al borde de un nuevo procesamiento por corrupción y que por primera vez también quedaron comprometidos sus dos hijos. Tampoco el rechazo que genera en la mayor parte de la dirigencia. Sostienen, pese a todo, que la seguidilla de movilizaciones contra el Gobierno profundizó la polarización, confirmó a la ex presidenta como jefa de la oposición y marcó el "fin de la avenida del medio".

"No hay lugar para medias tintas. Cada día queda más claro que la política en la Argentina es una discusión entre Macri y Cristina", dijo a LA NACION uno de los dirigentes más cercanos a la ex presidenta, sin mencionar a Sergio Massa. "Hay dos líderes y la ancha avenida del medio termina siendo un callejón", coincidió Víctor Santamaría, presidente del PJ Capital. Para los referentes del cristinismo el hecho que terminó de delinear el tablero fue el acto multitudinario de la CGT. "Fue un símbolo de lo que está pasando. La gente está cansada de los titubeos de la dirigencia", agregó otro dirigente, en referencia a los incidentes surgidos sobre el final.

Las organizaciones kirchneristas niegan cualquier responsabilidad en los disturbios: las columnas de La Cámpora y de Nuevo Encuentro quedaron a más de tres cuadras del escenario. Pero no descartan que algunos de los manifestantes que presionaron a la cúpula sindical para que pusiera fecha fueran simpatizantes de la ex presidenta. "Hay más kirchnerismo en la calle que en la dirigencia", dijo Diana Conti. "Cuando la sociedad está movilizada, Cristina crece", evaluó el diputado Edgardo Depetri.

Ese interrogante no se va a develar hasta el cierre de listas. Pero el operativo clamor va cobrando fuerza: es la primera vez que La Cámpora juega abiertamente con la idea de que ella va a "regresar". El uso de la frase de "Flyght 956", una de las canciones del Indio Solari, cuenta con el consentimiento del artista, aseguran en la agrupación. La serie de afiches con que La Cámpora copó Olavarría incluye otro con la cara de Mauricio Macri, que dice: "Le hacen precio a los buenos amigos".

El Indio ratificó su fe kirchnerista esta semana al firmar, junto con numerosos dirigentes políticos y artistas, una solicitada en la que se denunció una "persecución judicial" a Cristina y se instó a la unidad del peronismo. La buena sintonía es mutua. Mariano Recalde y Mayra Mendoza, integrantes de la conducción nacional de La Cámpora, disfrutaron del pogo más grande del mundo y de la "misa compañera", un encuentro entre los militantes kirchneristas que fueron a Olavarría. También estuvo la diputada Teresa García. También fanático, el hijo de la ex presidenta no fue. "Tiene a su familia en Santa Cruz", explicaron sus allegados.

Máximo Kirchner rompió el silencio el miércoles para celebrar los cuestionamientos que habían sufrido el día anterior los jefes de la CGT. Cerca del líder de La Cámpora destacaron que dos de los tres jefes de la central son del massismo y que uno de ellos, Héctor Daer, se había esforzado por rechazar el respaldo que la ex presidenta le había dado a la protesta. "La foto de los disturbios no favorece a nadie, pero de a poco el peronismo va a tener que alinearse detrás del diagnóstico que hicimos apenas asumió Macri", dijo un dirigente de Santa Cruz. "La CGT no quería llamar al paro porque sabe que el descontento social lo capitaliza Cristina", sostuvo Depetri.

La profundización de la polarización tuvo, según los kirchneristas, tres episodios durante los últimos diez días: el discurso de Macri ante la Asamblea Legislativa, la movilización de la CGT y el interrogatorio que enfrentó en Diputados el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, marcado por fuertes cruces con legisladores del Frente para la Victoria (FPV), con el massismo como actor de reparto.

En busca de que se consolide un escenario partido en dos, el kirchnerismo mira de reojo los movimientos de Florencio Randazzo. Su reaparición, con un supuesto plan para enfrentar a la ex presidenta, agitó los ánimos de los que juran lealtad a Cristina. Pero por ahora no va a haber críticas de los dirigentes del núcleo duro. Así lo ordenaron desde arriba. El objetivo es reconstruir la fuerza que enfrentó a Macri en 2015, con Randazzo adentro. Eso sí, en las filas de Cristina dejaron trascender que prefieren evitar un enfrentamiento en las PASO.

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0