La quita de subsidios comenzará por el gas y a mitad de año

10 marzo 2014, 10:41
7
image

El ajuste que impulsa el Gobierno para normalizar la economía llegará a la energía y comenzará por una quita de subsidios al gas a partir de mitad de año. Luego se avanzaría sobre el ahorro estatal en la luz.

La medida persigue dos objetivos. Por un lado, pretende achicar el peso de los subsidios sobre el gasto público. Por el otro, recomponer las finanzas y las ganancias de las compañías distribuidoras.

La Casa Rosada ya tenía en estudio reducir la ayuda estatal a los usuarios de gas y electricidad para liberar los fondos del presupuesto destinados al área de energía y "sincerar" los precios, pero se aplazó por el fuerte impacto que tuvo la devaluación en en el bolsillo de los argentinos, que vieron reducir sensiblemente su poder adquisitivo. Con una inflación probablemente menor y más estable a mitad de año, la quita de la ayuda sería menos dolorosa para los trabajadores.

Así es que la quita del subsidio -y su consecuente aumento en las facturas de gas del usuario- empezará a correr al menos en mitad de año, informaron fuentes oficiales al diario BAE.

Se trata del ahorro de suculentas partidas multimillonarias: en 2013, los subsidios se llevaron más de $80.000 millones de las arcas públicas.

El postergamiento de la corrección tarifaria responde también a que el fisco recaudará más pesos a raíz de la depreciación del peso argentino y ya no tiene la misma urgencia que antes por recortar esas partidas.

La decisión de priorizar el aumento del gas responde sobre todo a que de las nueve distribuidoras de gas natural del país, sólo las dos más chicas tienen ganancias operativas con las tarifas actuales.

Metrogas, que brinda el servicio a más de 2 millones de hogares y empresas en el área metropolitana, anotó resultados positivos en su último balance pero sólo gracias a que logró aplazar sus pagos de deuda hasta el año próximo. Gas Natural Fenosa, que provee a un millón y medio de usuarios en 30 partidos de las zonas norte y oeste del Conurbano, también se mantiene hace años con números rojos. La misma situación atraviesan Camuzzi, LitoralGas, GasNea y GasNoa.

Salvo Metrogas, que desechó cualquier acuerdo con el Gobierno y optó por el juicio en los Estados Unidos, que la semana pasada ganaron sus ex controlantes de British Petroleum, todas las distribuidoras subieron sus tarifas por última vez en 2007.

Fueron incrementos "a cuenta" de la revisión tarifaria integral (RTI) que las empresas esperan para este año y que confirmaron a este diario las fuentes oficiales. A fines de 2012, el Ministerio de Planificación creó un fideicomiso para obras de gas que se alimenta con un cargo fijo por factura de entre $6 y $60 en proporción al consumo.

Antes de ese fideicomiso (el FOCEGAS), también se cobraba una "penalidad" entre mayo y agosto a quienes superaran su consumo del año previo, pero el Gobierno la suspendió cuando empezó a importar gas para las centrales eléctricas. Las únicas boletas que aumentaron en los últimos años fueron las de los habitantes de countries, barrios privados, Puerto Madero, Barrio Parque y otros reductos de altísimos ingresos.

Bajo el esquema actual, los usuarios R1 (que consumen hasta 500 metros cúbicos anuales) pagan $0,05 por metro cúbico, mientras que los R34 (el otro extremo, con más de 1.500 metros cúbicos al año) abonan $0,15. Casi la mitad de los usuarios del sistema son R1 y su factura promedio es de $50 bimestrales. Pero el desfasaje es inédito: los sectores más pobres pagan entre $40 y $50 por una garrafa que sólo le alcanza a una familia tipo para una semana.

La luz, para más adelante Aunque insumen la mayor parte de los $7.000 millones mensuales en subsidios que destina el Estado a la energía, las facturas eléctricas subirán en menor proporción y en un plazo más largo que las de gas. En Economía y Planificación buscan un acuerdo con las distribuidoras provinciales para que el recorte de los subsidios que financian la compra de gas y fueloil importados para las centrales térmicas no impacte en las facturas de los usuarios del interior, que pagan hasta cinco veces más por sus consumos que los del área metropolitana.

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0

Увійдіть, щоб залишити коментар.

INICIE SESIÓN

Haga un post sobre Newshub en el Facebook