Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Las localidades de la zona festejaron el Bicentenario de la Independencia

9 de julio de 2016 19:14
31 0

Las localidades de la zona tuvieron hoy diversas celebraciones en el marco del Bicentenario de la declaración de independencia nacional.

En el SUM del Centro de Jubilados de Juan A. Pradere, el intendente de Patagones, José Luis Zara, y la delegada de la localidad, Roxana Teruel, encabezaron el acto oficial.

Desde temprano la comunidad se vio movilizada acompañando la celebración; mientras algunos participan en la organización del acto, otros se ocupaban de embanderar la localidad.

Luego del ingreso de las banderas de ceremonias y la entonación del himno, Teruel señaló que “la independencia es libertad en todos los aspectos de la vida, pero también es responsabilidad, es respeto, es luchar por nuestros derechos, por eso es importante que tengamos bien en cuenta eso y miremos hacia adelante”.

Centenares de vecinos participaron en Coronel Dorrego de los festejos, que incluyeron un colorido desfile por las principales cuadras de la Avenida Fuertes.

Durante casi 90 minutos, la mayoría de las instituciones más representativas de la ciudad cabecera y del resto de las localidades del distrito, participó del histórico hecho.

Con un acto que congregó a funcionarios, concejales, consejeros escolares y comunidad en general, en Coronel Suárez el Bicentenario se festejó frente al Palacio Municipal. También participó el Regimiento de Infantería Mecanizado 3 de Pigüé, que aportó el toque castrense y cerró el acto con un desfile en donde movilizó también dos tanques M-113.

El festejo comenzó con el izamiento del pabellón nacional en el Mástil de la Bandera, ubicado en la intersección de las avenidas Alsina y Sixto Rodríguez. Luego se realizó el tedéum en la parroquia Nuestra Señora del Carmen.

Allí, el presidente del Instituto Cultural, Alberto Guede, manifestó que “el 9 de julio de 1816 marcó una huella en el camino de los argentinos. Procuremos ser dignos de aquellos que juraron la independencia”.

En Arroyo Corto y en Pigüé se concentraron los festejos en el distrito de Saavedra, con desfiles en ambas localidades y una serie de actividades programadas a tal fin.

En la plaza San Martín de la cabecera se procedió a inaugurar el Monumento del Bicentenario, por iniciativa de la Escuela de Educación Especial Nº 501, concretada por alumnos de la Escuela Técnica nº 1.

Allí, la docente Mariel Ganeau manifestó que "con este monumento, dejamos a las generaciones venideras una muestra de lo fuimos, de lo que somos y de lo que como ciudadanos queremos ser".

Luego, en Arroyo Corto se celebró el tedéum en la parroquia Nuestra Señora del Carmen; posteriormente, en la plaza 9 de Julio se entonaron las estrofas del himno nacional bajo los acordes de la banda militar Cura Malal; se develó una placa alusiva a cargo de Graciela Rodríguez Araujo (de la Comisión de Festejos) y de Javier Favre (Sociedad de fomento); y se entregaron los reconocimiento de la Trivia del Bicentenario a 21 participantes que respondieron correctamente el 80 % de las 50 preguntas formuladas.

La principal oradora fue la directora de la Escuela Secundaria Nº 4, Laura Spitale; y la alumna de 6º año, Jacqueline Birgy, leyó algunas reflexiones de los alumnos de este establecimiento educativo.

Los festejos del distrito de Tornquist se centraron en la plaza de Saldungaray donde, a pesar de una mañana gris y fría, los vecinos se volcaron a las calles a celebrar el día de la Patria con diferentes espectáculos artísticos.

Durante el acto, las autoridades comunales y ediles -encabezados por el intendente Sergio Bordoni-, junto a vecinos de la localidad, portaron una extensa bandera argentina desde la delegación municipal hasta el mástil de la plaza, donde luego fue izada.

“Los funcionarios debemos estar al servicio de la Patria, y no servirnos de la Patria. Hay muchas cosas que tenemos que mejorar como país y cada uno debe hacerlo desde el lugar que le toca”, manifestó el jefe comunal.

En Coronel Pringles, el acto oficial fue en la plaza Juan Pascual Pringles, frente al palacio municipal. Allí, tras el izamiento de la bandera, la banda Ceferino Namuncurá entonó las estrofas del himno nacional, y se realizó la suelta de palomas.

Por la tarde, en tanto, se desarrolló la Feria de la Producción y una peña en Casa de Cultura.

Además, el intendente Carlos Berterret rescató personajes y hechos importantes de la Independencia, para luego expresar que “muchas veces se piensan mil veces las condiciones para tomar una decisión; y otras veces se toma la decisión y a partir de ahí se empiezan a construir las condiciones, como ocurrió el 9 de julio de 1816”.

“Hoy es importante conocer nuestra tierra, la historia de la Patria y de la patria chica que es Pringles. Los desafíos son distintos; los construimos acá, desde lo cotidiano y en cuestiones de la vida diaria, con educación, cultura, conocimiento y propagación de valores”, dijo.

En Jacinto Aráuz, los festejos se habían llevado a cabo durante la semana, organizados por la Escuela Manuel Belgrano, la EPET N° 9, el Instituto José Ingenieros y la municipalidad.

Todo el acto fue una muestra de trabajo en conjunto de las instituciones: los niños de la escuela primaria realizaron varias actuaciones; docentes y alumnos de los tres establecimientos educativos interpretaron canciones; y un coro formado para la oportunidad -dirigido por Mabel Gonnet- interpretó el himno nacional a cuatro voces, acompañado por músicos locales. Por último, hubo una suelta de palomas.

En Carhué las actividades se llevaron a cabo en horas de la tarde, con un desfile cívico por las calles, seguido de varios espectáculos artísticos y la celebración de una misa en acción de gracias, en la parroquia Nuestra Señora de los Desamparados.

Asimismo, en cada una de las localidades del distrito se dejó inaugurado un monolito en homenaje a la fecha.

Allí, durante el acto, el intendente de Adolfo Alsina, David Hirtz, manifestó que el 9 de julio de 1816 fue la fecha que se comunicó al mundo “de que en el sur del continente nacía una nueva nación”.

Como parte de los festejos del Bicentenario, el Colegio San Antonio, en Darregueira, descubrió una escultura en el boulevard Hipólito Irigoyen. La obra fue realizada por el prestigioso artista plástico local Raúl Espínola y construida con chapa negra moldeada, calada y pintada.

El descubrimiento estuvo a cargo del delegado municipal Mauro Rollhauser y de José Calinger, alumno de 6º año de Nivel Primario del Colegio San Antonio.

En Tres Arroyos, los actos por el Bicentenario de la Independencia se celebrarán mañana a las 15.30, en la flamante sede del Centro Cultural y la dirección de Cultura, que quedará inaugurada en el marco de los festejos.

El lugar viene siendo remodelado hace meses. Está ubicado en la exestación de trenes, donde también funcionaron sedes policiales de Caballería y Científica.

En la localidad de Villa Iris volvió a realizarse un desfile después de 16 años.

El evento estuvo encabezado por el el delgado municipal Aníbal Haritchabalet y la subdelegada Liliana Díaz, junto a autoridades, civiles, políticas y policiales.

Del desfile participaron los niños de todas las escuelas, clubes de la localidad e instituciones en general.

Con muy buena asistencia de público, junto a autoridades municipales, eclesiásticas y policiales de Puan, Azopardo y Erize, se festejaron en el espacio cultural El Mercado, de la ciudad cabecera.

En esta oportunidad, para comenzar los actos se realizó la suelta de palomas como símbolo de libertad de la Patria.

Durante el acto protocolar, encabezado por el jefe comunal Facundo Castelli quien, estudiantes y representantes de instituciones locales, presentaron la bandera de ceremonia de 5 metros de largo; el grupo coral Puan entonó el himno nacional; y alumnos del instituto María Susana bailaron el pericón en la avenida San Martín.

Además, durante el acto se recordó que el 9 de julio de 1936, los vecinos de todo el distrito se convocaban para inaugurar el nuevo edificio del Mercado Municipal, que en aquellas épocas funcionaba como un mercado de frutos y carnes, y que en la actualidad se conoce como el centro cultural El Mercado.

Fuente: lanueva.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0