Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Luis Barrionuevo dijo que Macri lo llamó "enojado" antes de la marcha de la CGT: "Es un chico caprichoso"

11 de marzo de 2017 15:30
27 0
Luis Barrionuevo dijo que Macri lo llamó "enojado" antes de la marcha de la CGT: "Es un chico caprichoso"

El secretario general de los gastronómicos aseguró que "las cosas no están bien" y advirtió: "Tomen nota, no nos ninguneen"

Luis Barrionuevo, jefe del gremio de los gastronómicos y uno de los gestores de la reunificación de la CGT que se concretó en agosto pasado, aseguró hoy que el presidente Mauricio Macri lo llamó antes de la masiva marcha de la central obrera del martes último, "enojado", y que tuvieron "una discusión muy dura". También tildó al mandatario de "chico caprichoso" que "está rodeado de alcahuetes e inútiles" y describió al jefe de Gabinete, Marcos Peña, como "un chico, que no tiene noción del peligro".

El secretario general de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (Uthgra) reveló que Macri le dijo hacia el final de esa comunicación telefónica: "Bueno, cuidate". Barrionuevo dijo que después allanaron "en distintos lugares [del gremio que lidera] por facturas truchas, por coimas". Y agregó: "Yo no tengo ningún problema".

"Me llamó para reprenderme, enojado, porque es un chico caprichoso", sentenció el gremialista, quien trató de "alcahuetes" a algunos dirigentes de la CGT que "le fueron a decir al Gobierno que [el ex intendente de Quilmes Francisco] «Barba» Gutiérrez, [Carlos] Acuña" y él eran "los más duros".

"Las cosas están mal. Hemos pasado más de un año ayudando, bancando, aguantando, pero todo vino sobre los trabajadores, sobre los que menos tienen. Estos escuchan pero no hacen absolutamente nada", sostuvo. "Estos chicos del Gobierno no entienden nada porque se van de sus ministerios o de la Casa de Gobierno a las 7 para el gimnasio y los viernes se van para Punta del Este", lanzó.

El líder de los gastronómicos dio como ejemplo números de su rubro. "Cerraron más de 5000 establecimientos y hay 25.000 compañeros que están en la calle. [En las asambleas] por unanimidad te dicen que están peor, que están mal", aseguró.

Además, Barrionuevo criticó a Marcos Peña. "Es como los chicos, no tiene noción del peligro". Y aclaró: "El peligro es lo que se está viendo en la calle, [donde] hay problemas serios".

"Hay problemas serios, tomen nota, no nos ninguneen", planteó el dirigente. "No queremos el paro, pero escuchen los reclamos. No le eches la culpa a los docentes, no le eches la culpa a los médicos, no le eches la culpa a los policías", concluyó.

El martes último, la CGT unificada lideró una masiva movilización en la ciudad de Buenos Aires, pero padeció una lluvia de insultos de manifestantes que exigían una huelga general. El acto exhibió fuertes diferencias internas, mientras siguen abiertas las negociaciones con el Gobierno.

Sin acuerdo interno para romper el vínculo con el Gobierno, la CGT postergó ese día la definición de la fecha de un paro nacional para mantener abierta bajo presión una negociación con la Casa Rosada. Esa indefinición fue lo que encendió el fastidio de la multitud que se arrinconó en Julio Roca y Chacabuco para rechazar la política económica del oficialismo.

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0