Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Más polémica por la muerte del cura Viroche en Tucumán

13 de octubre de 2016 00:09
20 0
Más polémica por la muerte del cura Viroche en Tucumán

Un representante del nuncio apostólico señaló que lo mataron. Pero la Justicia insiste con que fue suicidio.

La muerte del cura Juan Viroche sigue generando polémica. Luego de reunirse con el fiscal de la causa, ayer el representante del nuncio apostólico, Mario Raúl Baudry, y el legislador Gustavo Vera señalaron su convencimiento que fue un homicidio. Sin embargo, desde la Justicia se mantiene la carátula de “muerte dudosa” y se informa que las pruebas y elementos recogidos apuntan a un suicidio.

Baudry, un abogado que representa al nuncio Emil Paul Tscherrig, expresó: “No está claro lo que se transmite en los medios (de comunicación) y en la investigación se guardan elementos que no salen a la luz que nos puede llevar a entender mejor lo que pasó y saber la verdad”. En esta dirección el letrado señaló que “nosotros podemos colaborar desde la institución y aportar abogados y peritos a los efectos de encontrar la verdad”.

Sin embargo, dejó en claro que el rol de querellante lo debe asumir la familia del sacerdote para poder acceder a más información. “Vamos a iniciar una investigación para colaborar con la Justicia. El Papa está al tanto de todo, recuerden que es argentino y lee los diarios (del país) todos los días”, agregó.

Su presencia generó molestia en el arzobispado tucumano, que no sabía de su llegada. El arzobispo, Alfredo Zecca, señaló en un comunicado: “El Señor Arzobispo tomó contacto telefónico inmediatamente con el Señor Nuncio Apostólico quien, a su vez, habló al Vaticano y se comunicó directamente con Su Santidad el Papa Francisco, el cual, en dicha comunicación, ha desmentido categóricamente que él haya enviado a éstas o a cualquier otra persona para presentarse en su nombre”. Y agregó que “dada esta realidad, el Señor Arzobispo advierte que las personas mencionadas no cuentan con el aval ni del Santo Padre, ni del Nuncio Apostólico, ni del suyo propio”.

El párroco Viroche fue encontrado colgado de una linga atada a las vigas del techo de su capilla de la localidad tucumana de La Florida el miércoles de la semana pasada. El padre era conocido por haber denunciado a los vendedores locales de droga y también la violencia en varias localidades del interior tucumano. La investigación de su muerte apunta a un suicidio, pero la comunidad se resiste a creerlo y hasta la familia se mantiene firme en que al cura lo asesinaron debido a sus denuncias en contra del narcotráfico. De hecho, estaba amenazado de muerte.

En tanto, un grupo de legisladores encabezados por el radical Eudoro Aráoz solicitó ayer la intervención de la comuna de La Florida, al señalar: “Muerto el protector de los habitantes, fue el pueblo el que se manifestó y denunció los ilícitos que se cometen en esa localidad”.

Fuente: clarin.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0