Autos caros: consultas y dudas en las concesionarias por el impuesto

24 de noviembre de 2013 11:24

17 0

Autos caros: consultas y dudas en las concesionarias por el impuesto

Todavía no se sabe si la suba del 10% al 50% afectará también a los vehículos ya comprados pero sin entregar.

“¿Venís por lo del aumento del impuesto, no? Ves ese hombre, que está saliendo de la concesionaria, recién lo tuve 20 minutos sentado preguntándome por este tema.

Hoy recibimos muchas consultas y llamados ”, dijo a Clarín uno de los empleados de la concesionaria Toyota ubicada en Montes de Oca al 600. Es que, por ahora, hay pocas certezas respecto al proyecto de ley que el Gobierno envió al Congreso y que eleva de 10 a 50% la tasa a pagar sobre autos de más de $ 170.000 sin impuestos. Justamente cuál es el valor al consumidor de esos autos (hay que sumar IVA, Ingresos Brutos y el margen de las concesionarias) es una de las grandes dudas. En el sector calculan que entre $ 220.000 y $ 240.000, y en esos $ 20.000 podría jugarse el futuro de varios modelos, muchos de ellos de producción nacional (ver aparte).

La lógica indica que a quien estaba buscando comprar un importado o un auto de alta gama –que cotizaba al dólar oficial y funcionaba como reserva de valor– le conviene apurar la operación. Sin embargo, justamente muchas transacciones se estaban demorando para poder patentar los autos como modelo 2014. Ahora, la orden de los clientes se dio vuelta y buscan cerrar la compra antes de que salga el nuevo gravamen. En general, si lo aprueba el Congreso, este impuesto empieza a regir desde el 1º de enero.

“Se genera mucha confusión y tenemos pocas respuestas para los clientes. La gente leyó los diarios, escuchó las noticias y empezó a llamar desde temprano”, sumó el hombre, que prefirió el anonimato. “También están los que ya compraron pero todavía no les entregamos el auto y consultan si a ellos los va a alcanzar. Hoy, por todo lo que se generó, si viene un tipo y me pone la plata arriba de la mesa, le digo que no le tomo la seña. Que venga recién el martes, para ver si la situación se aclara un poco”, agregó.

En una concesionaria Honda, la situación era similar. “Está el que se asustó y no sabe qué hacer y el que con esta posibilidad de que suba un 50 % el auto, está desesperado. Tenés al que especula y al que quiere comprar ya porque piensa que esto puede llegar a ser una bomba de tiempo”, indicaron.

Algunas concesionarias de alta gama estaban cerradas ayer y hasta circuló en Internet la versión de un freno de 72 horas a las ventas hasta esperar que se aclarara el panorama. Pero lo cierto es que ni en las automotrices tienen en claro cómo impactará el impuesto sobre operaciones en curso. En una de ellas, incluso, aventuraron que ya casi no existiría la posibilidad de comprar autos sin el aumento porque la marca tiene prácticamente vendido todo el stock hasta fin de año y, quien dé una seña hoy, recién se haría del auto en marzo, con el nuevo impuesto vigente. Por eso descartaban un boom de ventas.

Sí se espera una baja, sobre todo en el segmento premium donde juegan Audi, BMW, Mercedes-Benz y que ronda las 20.000 unidades anuales. En estas firmas ya reestiman presupuestos. Creen que saldrán golpeados sus autos de menor precio y mayor volumen.

Fuente: clarin.com

A la página de categoría

Loading...